Denunciable: Nackis Bicentury

Tortitas Nackis Bicentury sabor Jamón Ibérico

Tortitas Nackis Bicentury sabor Jamón Ibérico

El otro día me quedé con las ganas de escribir un artículo de la serie denunciable porque cuando fui a escribirlo pude comprobar que alguien lo había hecho antes que yo. De todos modos, el sábado fui a la compra y en unos minutos tenía suficientes productos en mis manos como para escribir otros tres o cuatro artículos de este tipo. Voy a empezar hoy por hablar de los snacks de la marca Bicentury llamados Nackis de Jamón Ibérico. Ocurre que, una de las preguntas que más veces recibo es “¿qué puedo comer entre horas?” y en este sentido, la búsqueda de un snack adecuado es continua. Vaya por delante que este no es adecuado para mí, y supongo que cuando entremos en detalle todo el mundo coincidirá en que no lo es para nadie.

Los Nackis de Jamón Ibérico de Bicentury anuncian a bombo y platillo en el envase que llevan un 88% menos de grasas saturadas. Ese parece ser el gancho, aprovechando que todavía hay muchas personas que siguen creyendo erróneamente que existe una relación directa entre el consumo de grasa saturada y la acumulación de grasa. El caso es que al darle la vuelta a la bolsa no sé qué es lo que me parece peor, la frase que dice “Todos los productos Bicentury han sido desarrollados por expertos en nutrición y dietética” o la que dice “sólo seleccionamos los mejores ingredientes…” porque la lista de ingredientes se las trae: Cereales (80%) (maíz y arroz), aceites vegetales (aceite de girasol alto oleico y aceite de oliva), aroma sabor jamón (derivados lácteos (contiene lactosa), sal, dextrosa, aromas (contiene derivados de soja), potenciador del sabor: 5’ribonucleótidos del sodio, maltodextrina, aromas de humo, aceite de palmiste), sal emulgente: lecitina de soja. Y digo yo, ya que sólo seleccionan los mejores ingredientes ¿Cuál es la mejor maltodextrina? ¿Y el mejor 5’ribonucleótido del sodio? Hay que joderse…

¿No es lamentable que después de todo lo que los nutricionistas y dietistas de Bicentury han tenido que estudiar para tener esos títulos que tienen no sean capaces de crear un snack si no es a base de mezclar todo tipo de cosas con nombres difícilmente pronunciables? Si traducimos los ingredientes al cristiano, tenemos que este snack son tortitas de maíz y arroz con un montón de polvitos mágicos para que parezca que saben a jamón. ¿Tan difícil es tomar un poco de jamón ibérico a media tarde que hay que recurrir a unas tortitas de dudosa capacidad nutritiva llenas de productos que pretenden simular el sabor a jamón?

Pero si la lista de ingredientes es, digamos, discreta, los valores nutricionales son la autentica repanocha. Empiezo por lo que más me ha impactado, siempre hablando de valores para 100 gramos de producto: ¡más de 3 gramos de sal! Esto es, de media, el doble que unas patatas fritas de paquete, que ya de por si están saladas. Si te comes 100 gramos de este producto te habrás tomado el 50% de la sal que deberías tomarte al día según la OMS. Pero si el consumo de sal no te preocupa -como no me preocupa a mí-, que sepas que por cada 100 gramos de estas tortitas estarás ingiriendo 72 gramos de carbohidratos, y todo apunta a que son de asimilación rápida dada su procedencia.

Y todo ello para obtener unos 8 miserables gramos de proteína de bajo valor biológico y 15 gramos de grasa, principalmente insaturada, que suma y sigue en el constante desequilibrio de ácidos grasos omega6-omega3 que sufrimos, dado que los segundos están ausentes por razones obvias en este producto. Si tengo que apostar, apostaría que este producto produce hinchazón porque fomenta la retención de líquidos, fomenta la inflamación de los tejidos porque aporta un exceso de grasas poli insaturadas, fomenta el síndrome metabólico porque muy probablemente produzca un pico de glucosa y, por tanto, de insulina, y, ante todo, no cumple su misión principal, puesto que una vez neutralizado el pico glucémico se producirá de nuevo una enorme sensación de hambre. Vamos, un snack que sirve para abrir el apetito y no para controlarlo. Vamos, para darles un premio a la investigación científica a los nutricionistas y dietistas de Bicentury supongo…

Como curiosidad, el paquete de 70 gramos cuesta 1,20€, a más de 17€ el kilo de maíz, arroz y polvitos mágicos, eso si, “con un 88% menos de grasas saturadas”. ¡Toda una ganga! Sobre todo teniendo en cuenta que es posible encontrar algunos jamones ibéricos de cebo por ese precio. ¿Será mejor comerse las tortitas Bicentury o un buen jamón ibérico? No se, no se… Y, para acabar, muy en la línea de mi libro La gran mentira de la nutrición, un detalle del truco que usa el fabricante para confundir al consumidor. En letra minúscula, en la parte de atrás de la bolsa, dice “*88% menos grasas saturadas que el snack de maíz más vendido del mercado español”. Esto significa, ni más ni menos, que cada 100 gramos de este producto contienen 0,7g de grasas saturadas. Pero, ¿Cuál es el snack de maíz más vendido en España? ¿Puede que sean las palomitas para microondas -que nada tienen que ver con este producto- que vienen en una bolsa de papel en grasa vegetal saturada o hidrogenada? No creo que la comparación tenga sentido alguno y probablemente es lo único a lo que puede agarrarse el fabricante a la hora de hablar de las propiedades nutricionales de este producto.

Mi consejo: si quieres un snack saludable recurre a la carne o al pescado en cualquiera de sus variedades y, desde luego, al queso y los lácteos. Estas bolsas de productos altamente industrializados no pueden ofrecerte nada que un buen producto fresco o incluso una conserva de calidad no te ofrezcan por el mismo precio o incluso menos, aportando una serie de nutrientes de calidad que tu organismo va a agradecer. Si quieres adelgazar, olvida estos productos y empieza a comer alimentos milenarios y naturales.

¿Quiéres saber más?

Si quieres recibir en tu correo electrónico nuevos artículos como este puedes suscribirte al blog de manera gratuita dejándome tu dirección aquí.

También puedes bajarte la App oficial del libro Adelgazar sin Milagros, que está disponible de manera gratuita para todas las plataformas pinchando aquí.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

7 comments for “Denunciable: Nackis Bicentury

  1. sonia
    21/07/2015 at 10:08 pm

    Hola carlos en una receta del libro pone que se usa nata en unas tortitas. Nata se puede? Que nata seria la mejor?gracias

    • 22/07/2015 at 7:38 am

      Hola Sonia,
      La nata real es grasa de la leche y como tal es aceptable en las cantidades que cada uno puede tomar. Trata de buscar la que tenga menos carbohidratos posibles y no esté demasiado procesada.

      Saludos,

      Carlos

  2. 28/11/2014 at 2:04 pm

    hola buenas tardes.gracias carlos por tus consejos gracias a personas como tu que nos aconsejan podemos quitarlos unos cuantos kilos de enzima y comer sano.saludosss

  3. 28/11/2014 at 1:11 pm

    Hola Carlos,
    me ha gustado mucho tu análisis. Aunque no llevara tantas porquerías, no dejaría de ser una ración de hidratos de carbono, por lo que, al menos desde mi punto de vista, mejor dejarlo en la estantería del supermercado.
    Sin abusar, los frutos secos son un buen snack. Mirando eso sí que no hayan sido fritos en aceite de semillas.
    Un saludo

  4. M. carmen
    28/11/2014 at 12:41 pm

    Hola !!! Madre mia como es posibles que nadie controle todo esto. Porque es una estafa a todos niveles… economico y para la salud.

Deja un comentario