Etiqueta: pan

Más comida baja en carbohidratos

Pan bajo en Carbohidratos de CSC FoodsHa llovido mucho desde que lanzamos el pan bajo en carbohidratos CSC Foods en Marzo de 2020. Llevamos año y medio de pandemia que ha ralentizado en gran medida los planes que teníamos para lanzar nuevos alimentos. No hace falta que explique que en estos meses todo se ha complicado sobremanera, y que lo que antes podía hacer con un par de viajes y tres reuniones en una semana, ahora me lleva meses. Algo tan sencillo como visitar una fábrica, definir unos procesos, seleccionar unos ingredientes y hacer unas pruebas se ha vuelto una tarea mucho más compleja de lo que debería ser en pleno siglo XXI.

En mi cabeza sigue presente la idea de ir cambiando, poco a poco, la industria alimenticia, reduciendo el desproporcionado consumo de carbohidratos que llega enmascarado en alimentos supuestamente saludables a la mayoría de nuestros hogares, y esa es una tarea que requiere mucho esfuerzo y dedicación, porque no es sencillo elaborar productos bajos en carbohidratos que sean muy parecidos o incluso iguales a los tradicionales.

El hecho de que las circunstancias me hayan ralentizado no quiere decir que haya estado parado, más bien al contrario, y hoy traigo no una, sino tres novedades que seguramente van a llamar vuestra atención. Dos de ellas ya están en el mercado y disponibles desde hace semanas o incluso unos pocos meses, y una tercera, quizás la más innovadora, que hoy domingo y mientras escribo estas líneas se está elaborando para que podamos lanzarla esta misma semana.

Muy agradecidos por la acogida

No quiero continuar sin antes agradeceros a todos el increíble recibimiento que le disteis a nuestro Pan Reducido en Carbohidratos CSC Foods. Honestamente creo que logramos elaborar el primer pan familiar verdaderamente saludable del mercado y desde entonces, miles de personas lo han probado y unos 200 comentarios lo atestiguan en la página del producto en OutletSalud. Gracias a todos de corazón. La acogida que tuvo el pan ha sido el combustible necesario que hemos utilizado en estos difíciles tiempos de pandemia para continuar investigando y perfeccionando más alimentos. Hay un increíble grupo de personas detrás de estos productos trabajando codo a codo conmigo todos los días y os transmito igualmente su gratitud por confiar en nuestros desarrollos.

Cuando lanzamos el Pan LowCarb CSC Foods al mercado lo hicimos con el firme propósito de convertirlo en un pan de consumo familiar, perfecto para todo el mundo en el entorno de una dieta saludable. Sin embargo, soy consciente de que me dejé fuera de mi objetivo a otras personas, muchas de ellas seguidores de este blog, y tenía por lo tanto una cuenta pendiente con ellas, que hoy vengo a saldar. En efecto, el Pan Reducido en Carbohidratos que pusimos en el mercado en 2020 es magnífico para cualquier persona que quiera cuidarse… excepto para aquellos que siguen una dieta estricta de adelgazamiento como la que yo seguí para perder 35Kg en unos pocos meses y que relaté en mi libro Adelgazar sin Milagros que da título a este blog. Para ellos, para personas como yo, ese pan es un pelín alto en carbohidratos, incluso teniendo un 65% menos de carbohidratos que un pan tradicional, pero, a cambio, ofrece una experiencia de consumo prácticamente idéntica al pan tradicional: huele igual, sabe igual o mejor, tuesta igual, tiene la misma textura y, aunque un poco más caro, tiene un precio contenido. Además, y más importante, gusta a todo el mundo, niños incluidos.

Nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods

Pan ultra bajo en carbohidratos CSC FoodsDesde ese día del lanzamiento comencé a trabajar en un segundo pan, del que quiero hablar hoy. Uno que está diseñado específicamente para personas que siguen una dieta estricta de adelgazamiento, y que tiene unas características que lo hacen único en el mercado. Para empezar, apenas contiene un 7,5% de carbohidratos, menos de la mitad de nuestro pan original que tiene un 16%, lo que supone una reducción de al menos un 85% respecto al pan de molde promedio, pero es que además hemos logrado hacer un formato amigable, con rebanadas de tamaño grande, con una textura infinitamente más flexible que los panes que ya existían en el mercado.

En efecto, nuestro nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods desafía frontalmente a la industria panadera presentando un pan de molde adaptado plenamente a las necesidades nutricionales de todas las personas que siguen una dieta estricta de pérdida de peso. Su rebanada, generosa en tamaño, apenas pesa 40g, de los cuales aporta 10g de proteína, 6g de grasa, algo más de 4g de fibra, y, ojo al dato, apenas 3g de carbohidratos. Así que, a la pregunta, ¿puedo tomar este pan si sigo la Isodieta o cualquier otra dieta de adelgazamiento que restrinja los carbohidratos, la respuesta es, por fin, un rotundo sí; lógicamente, con la mesura propia de quien está realizando un esfuerzo para mejorar su salud a través de la nutrición: una rebanada cada vez.

El nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods llega en un formato idéntico a nuestro pan LowCarb, o sea, en una bolsa de 450g de pan de molde, con 11 rebanadas de unos 40g cada una, aunque, a diferencia del primero, todas las rebanadas son exactamente iguales porque hemos conseguido eliminar del proceso la última rebanada del molde, la que tradicionalmente se conoce como el culo del pan.

Ahora sí, sin lugar a duda, creo que tenemos el pan perfecto para complementar tu dieta de adelgazamiento LowCarb. Puedes utilizar el nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods para completar tu dieta, usándolo por ejemplo como tostada a la que añadir un poco de jamón, salmón, pavo o cualquier otra cosa que se te ocurra y puedas incluir en tu dieta. También puedes utilizar una rebanada como acompañamiento. Si quieres un desayuno mega nutritivo, puedes hacerte una tostada francesa con un huevo y un poco de leche y usar el huevo batido restante para hacerlo revuelto. En mi casa ya tenemos los dos y los usamos indistintamente para según que aplicación. Le llamamos el pan verde y el pan rojo, por el color de sus etiquetas, siendo el verde el pan lowcarb original, el preferido de los niños, y el rojo el nuevo, ultra bajo en carbohidratos. Al igual que el original, se trata de un producto fresco, que se fabrica con 28 días de fecha de consumo preferente y se puede congelar sin que pierda propiedades ni características. Otro día explicaré con calma la diferencia entre fecha de consumo preferente y fecha de caducidad, porque he comprobado que muchas personas no lo tienen nada claro.

Fine Pasta by CSC Foods

Además del Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods, en las últimas semanas también vio la luz -con casi un año de retraso- la nueva gama de pastas de Konjac Fine Pasta by CSC Foods. Aunque los platos preparados basados en esta pasta ya los lanzamos hace casi un año a partir de producto a granel, es ahora cuando hemos tenido listas las cuatro primeras pastas de las que hablaré pronto, pero que adelanto son probablemente las más avanzadas del mercado. Si todavía no sabes nada del glucomanano de Konjac y sus propiedades, puedes leer un poco en este artículo mío de hace siete años, cuando empezaba a incluirlo en mi dieta o leer este otro artículo acerca del lanzamiento de los platos preparados de Fine Pasta by CSC Foods. Doy por sentado que lo sabes, pero por si las moscas, lo aclaro: CSC Foods es mi marca de alimentos bajos en carbohidratos derivada de la extensa investigación y desarrollo que lleve a cabo para escribir el libro Cocinar sin Carbohidratos.

Tortillas Reducidas en Carbohidratos CSC Foods

Por último, no quiero despedirme hoy sin contaros lo que se está cocinando ahora mismo mientras escribo y que lanzaremos al mercado en unos días, las nuevas Tortillas Reducidas en Carbohidratos CSC Foods. Hemos logrado crear unas tortillas con sólo 4g de carbohidratos por unidad que no sólo son saludables, sino que tienen la apariencia, textura y sabor de las tortillas tradicionales. Al igual que las pastas Fine Pasta, hablaré de las nuevas Tortillas CSC Foods en un artículo próximamente, pero quería compartir la noticia porque, aunque hay otras tortillas bajas en carbohidratos en el mercado, ya adelanto que vamos a revolucionar el mercado con un precio sin competencia en un producto que los más jóvenes demandan mucho por su versatilidad para hacer burritos, fajitas, chimichangas, bases de pizza, enrollados y un sinfín de comidas más, algunas de las cuales incluiré como receta muy pronto.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

 

Pan bajo en carbohidratos de CSC Foods

Nuevo pan bajo en carbohidratos de CSC FoodsHoy voy a hablar del nuevo pan bajo en carbohidratos de CSC Foods, pero también quiero hablar de mucho más que eso. Desde que publicamos el libro Cocinar sin Carbohidratos en 2014 hemos estado investigando, haciendo pruebas y tratando de conseguir elaborar un pan que pudiese fabricarse de manera masiva, pero tradicionalmente, que fuese muy bajo en carbohidratos, que tuviese sabor, textura y aroma a pan tradicional y que, además de todo eso, no costase un ojo de la cara. Mentiría si dijese que ha sido un proceso sencillo o rápido. Ha sido más bien al contrario. Después de probar todo tipo de panes bajos en carbohidratos disponibles por toda Europa (y algunos traídos desde Estados Unidos), la conclusión es que no había un claro ganador. Existían muchos panes muy buenos en algunos aspectos, pero con carencias en otros. Y por supuesto, nos propusimos mejorar lo presente.

Algunos panes bajos en carbohidratos tenían realmente pocos carbohidratos, pero no sabían a pan, sino a algo raro. Otros tenían una gran cantidad de proteína y muy pocos carbohidratos, pero eran realmente caros. Otros se anunciaban como bajos en carbohidratos, pero contenían un 30% o más de carbohidratos, que es una cifra realmente alta en mi opinión, pese a ser más baja que los panes tradicionales. Algunos tenían buenos valores nutricionales y un sabor aceptable, pero la textura dejaba mucho que desear, con masas muy duras, arenosas o que directamente de deshacían al tocarlas o intentar cortarlas. En definitiva, mucha variedad de panes, todos ellos muy buenos en algún aspecto, pero mediocres en otros, siendo además los mejores, productos realmente caros, adecuados como exquisitez pero no para comprarlos, al menos con una economía familiar media, de manera constante y sostenida.

Logotipo de la marca CSC FoodsDe este modo, el objetivo que yo tenía en la cabeza no era desarrollar un pan que fuese el mejor en todo, porque creo que es imposible en estos momentos, sino que fuese realmente bueno en todos los aspectos, sin que su precio se disparase. Y creo sinceramente que ese objetivo lo hemos alcanzado de sobra con el pan bajo en carbohidratos que hoy lanzamos bajo la marca CSC Foods, derivada del libro Cocinar sin Carbohidratos, y que ha servido como base inicial en el desarrollo de este pan y de otras recetas que espero podamos ir lanzando poco a poco en los próximos meses.

Veamos, una a una, las premisas que hemos considerado a la hora de desarrollar este pan bajo en carbohidratos y, cómo hemos logrado alcanzar nuestro objetivo produciendo un pan de altísima calidad a un precio más que razonable.

Ingredientes del pan bajo en carbohidratos CSC Foods

Para llamar pan a un pan, este debería contener, al menos, agua, harina, levadura, aceite y sal, pero, ¿cómo hacer un pan con harina sin que se dispare su contenido en carbohidratos y su índice glucémico? Aunque parezca mentira, el ingrediente principal de los diferentes ensayos que hemos realizado ha sido la paciencia, porque hasta llegar donde estamos hemos creado previamente auténticas aberraciones con masas que, o bien no se levantaban, o bien no se cuajaban, o si lo hacían tenían un sabor, digamos, poco agradable. Al final, llegamos a la conclusión de que la harina tenía que ser harina de trigo verdaderamente integral, no como las falsas harinas que denuncié en este artículo. Y utilizando una harina integral de alta calidad, nos dimos cuenta de que no hacía falta mucha harina para que la masa cuajase, al contrario, hacia falta realmente poca. Pero claro, si usábamos poca harina, nos salía un pan muy pequeño, por lo que había que añadir mucha agua para hacerlo más grande, y aunque hemos visto que otros fabricantes apuestan por panes muy húmedos, estos tienen una muy mala conservación, así que rápidamente lo descartamos.

Pero si usábamos muy poca cantidad de harina integral, ¿cómo podíamos producir un pan de mayor tamaño que, además, fuese bajo en carbohidratos? Inmediatamente dirigimos la atención hacia algunas de las semillas que he recomendado en otras ocasiones, como las semillas de lino y girasol, y las fibras vegetales de trigo e inulina. También añadimos semillas de soja no modificada genéticamente, que desde luego no es ni barata ni fácil de encontrar, pero considero que, en pequeñas cantidades como en el caso de este pan bajo en carbohidratos, es la única adecuada.

Pan integral para adelgazarEn efecto, al mezclar estas semillas con la harina integral, aumentábamos la masa del pan sin apenas añadir carbohidratos, sin embargo, la masa perdía cohesión, y necesitábamos aumentar la proteína para hacer la masa más elástica y que cociese mejor. Y aquí llegó el mayor de los problemas, ¿qué proteínas usar? Como en otras ocasiones, las proteínas de la leche y del huevo fueron mi primera elección, pero ambas resultaron problemáticas. La proteína de la leche le añadía un sabor agrio al pan, por lo que hubiésemos necesitados saborizantes, algo que descartamos de inmediato. En cuanto a la proteína de huevo, pese a que no aportaba un sabor significativo y que las pruebas que hicimos fueron razonablemente buenas, presentaba otro escollo insalvable: ningún horno industrial quería proteína de huevo en sus instalaciones, porque suponía añadir un alérgeno más o trazas de este al resto de productos que se produjesen allí.

De este modo, la elección de proteína, una vez descartadas las que añadían sabor de manera significativa al pan y las que añadían un alérgeno nuevo a los hornos, quedó reducida a la proteína vegetal y, en concreto a la de guisante y al gluten de trigo, para no encarecer en exceso el pan, eligiendo finalmente la segunda porque la primera le aportaba un color verdoso al pan, y no nos parecía adecuado lanzar un pan con un tono verdoso al mercado. Al fin y al cabo, es razonable que un pan que lleva harina de trigo integral y por lo tanto gluten, se pueda enriquecer con más gluten para aumentar la elasticidad y consistencia de la masa.

Por último, aunque la mayoría de panes, tradicionales o bajos en carbohidratos, se elaboran con aceites de girasol o grasas de baja calidad, para nosotros fue innegociable desde un primer momento usar Aceite de Oliva Virgen Extra o, en su defecto, Aceite de Coco Virgen. Sin embargo, el segundo añadía sabor y endulzaba el pan, por lo que, aunque lo tenemos en la recámara para otros productos, en esta caso nos decantamos por el Aceite de Oliva Virgen Extra, que supone un 2,5% del producto, no un mero ingrediente testimonial.

Formato del Pan bajo en carbohidratos CSC Foods

Pan bajo en Carbohidratos de CSC FoodsComo si de nuestro santo grial se tratase, una vez que teníamos definida la masa del pan bajo en carbohidratos, quedaba por definir el formato, o, al menos, el primer formato, porque ya adelanto que si este pan funciona en el mercado, lanzaremos nuevos formatos en breve, basados en la misma masa. Podíamos optar por hacer bollitos individuales de diversos tamaños, hacer barras de pan sin cortar o, el que finalmente escogimos por su versatilidad, un pan de molde precortado. Lo interesante de este formato es que permite muchas aplicaciones, es muy cómodo de utilizar, se puede congelar y usar rebanada a rebanada, incluso directamente desde el congelador, y además soporta muy bien el paso del tiempo para tratarse de un pan fresco, pues aguanta 30 días o más desde su fecha de fabricación si se mantiene en condiciones adecuadas, protegido de la luz solar directa y de la humedad.

De este modo, hemos logrado elaborar un pan que pesa casi medio kilo, cuyo formato de rebanada es bastante generoso, y que viene presentado en una sencilla bolsa, como el pan de molde tradicional, y cortado a rebanadas igual que este. Desde el punto de vista de los padres, resulta realmente sencillo cambiar el pan de molde tradicional, cargado de carbohidratos de asimilación rápida por este pan bajo en carbohidratos sin que los hijos protesten o incluso lleguen a darse cuenta, porque, como dije al principio, este pan bajo en carbohidratos parece un pan tradicional, huele, sabe y tiene la textura de un pan de molde similar al que podríamos comprar en cualquier supermercado, pero nutricionalmente hablando, es infinítamente superior.

Posicionamiento del Pan bajo en carbohidratos de CSC Foods

Veamos ahora como se posiciona este pan bajo en carbohidratos con respecto a otros panes low-carb populares del mercado, para lo cual he elaborado este cuadro comparativo que es más rápido y sencillo que explicar, uno a uno, los parámetros que hemos analizado de los panes bajos en carbohidratos de referencia más importantes hasta llegar al desarrollo de este pan lowcarb. Pincha en el cuadro para ampliarlo. Debajo del cuadro explico como he realizado esta evaluación, lo que se puede considerar subjetivo y objetivo de ella.

Cuadro comparativo de los panes lowcarbPara realizar este cuadro comparativo de algunos panes lowcarb populares en el mercado, he analizado 16 parámetros de los cuales, la mayoría son objetivos, en el sentido de que se analiza una cifra concreta, por ejemplo el precio cada 100g, pero otros son necesariamente subjetivos, como el porcentaje de similitud con el sabor o aroma a pan natural. Esos porcentajes subjetivos reflejan únicamente mi opinión, y por supuesto, cada uno puede tener la suya, pero creo que no será demasiado distinta a la mía. En general, he puesto en verde los valores que, ahora sí, personalmente, considero dentro de un rango óptimo, en amarillo los valores buenos, aunque mejorables, y en rojo los que considero malos, tanto por defecto como por exceso.

En el cuadro vemos que el pan bajo en carbohidratos de CSC Foods que hemos desarrollado puntúa en verde en 14 de 15 parámetros puntuables. El parámetro 16 (frescura y caducidad) es meramente informativo, pues no indica que un producto sea mejor que otro. Esa puntuación verde en tantos parámetros es lo que, en mi opinión, lo convierte en el mejor pan del mercado ahora mismo, dado que ningún otro reúne tantos parámetros en color verde como este. Sin embargo, subjetivamente hablando, habrá personas que piensen que hay otros panes mejores para según que aplicaciones, y obviamente todas las opiniones son válidas. Algunos de estos panes bajos en carbohidratos se acercan o incluso mejoran los nutrientes del pan lowcarb de CSC Foods, pero tienen un precio disparatado. Otros tienen un buen precio, pero fallan en los macronutrientes, tanto por defecto como por exceso. Lo que está claro es que los parámetros de nutrientes y precio son absolutamente objetivos.

Debo decir, en cualquier caso, que comparados con los panes tradicionales, todos estos panes son unos magníficos alimentos, pero claro, dentro del grupo y en el mercado en general, debemos aspirar a conseguir cada vez mejores productos a mejor precio, porque como consumidores, no concibo otra cosa que exigir a los fabricantes que mejoren sus productos y, dentro de lo razonable y ético, los abaraten al máximo. Y ese es precisamente el papel que quiero que juegue CSC Foods en este mercado.

Cómo consumir el pan bajo en carbohidratos de CSC Foods

Carro de la Compra para adelgazar

Carro de la Compra Familiar

Cuando comenzamos a elaborar la receta de este pan bajo en carbohidratos lo hicimos con la familia en mente, de ahí que el precio fuese tan importante. Como explico en el libro Adelgazar sin Milagros, adelgazar de manera saludable no es barato, y mucho menos lo es si tratamos de utilizar exactamente el mismo plan nutricional para nuestra familia al completo. Por ello, este no es un alimento para tomar de manera frecuente y continuada si estás intentando adelgazar rápido como hice yo hace años. No digo que, de vez en cuando, una rebanada de este pan bajo en carbohidratos vaya a evitar que adelgaces, ni mucho menos, porque con algo más de 6g de carbohidratos por rebanada, está en el límite, pero precisamente por su cercanía al límite, yo no lo usaría con demasiada frecuencia. Una rebanada, algún día suelto, es lo que podría considerarse adecuado en el marco de un plan nutricional diseñado para adelgazar rápido siempre y cuando no se añadiesen más carbohidratos a esa comida.

Pero una cosa es estar activamente perdiendo peso y otra muy distinta es mantenerse y mantener a una familia completa con una dieta sana y natural. Y es precisamente en ese ámbito, el de la dieta sana familiar, dónde este pan lowcarb se posiciona como líder absoluto, por valores nutricionales, por precio y, sobre todo, por su versatilidad y similitud con un pan convencional. Y eso es, en definitiva, lo que queríamos conseguir. Pero esto no es el final, sino el principio del desarrollo. Este pan bajo en carbohidratos orientado al segmento familiar ya está lanzado y disponible, por lo que desde hoy, continuamos el trabajo para lanzar nuevos alimentos en los próximos meses, no necesariamente orientados al mismo segmento y haciendo un especial hincapié, como no podía ser de otro modo, a las necesidades de las personas que sufren obesidad y diabetes, y requieres una dieta realmente estricta en cuanto a la cantidad de carbohidratos. Después de todo, no puedo olvidarme de dónde vengo.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

El pan y la dieta

La presencia del pan en casi todos los hogares y en la totalidad de restaurantes hace de este alimento un elemento a tener muy en cuenta a la hora de planificar una dieta. Si se busca perder peso y ganar masa muscular, como explico en mi libro Adelgazar sin Milagros, el pan es uno de los mayores enemigos que tendrás que vencer al elaborar una dieta para adelgazar. Pero el sobrepeso no es, ni por asomo, el único efecto directo del pan tradicional en nuestra dieta. Al contrario, la ingesta de harinas refinadas con que se fabrica el pan tradicional conlleva una serie de efectos secundarios para nuestra salud de los cuales ya he hablado con anterioridad en este blog y en mis libros.

Cuando yo me inicié en la Isodieta en Abril de 2011, de mi alimentación desaparecieron por completo algunos alimentos y, como premio, logré perder 35 kilos en apenas 4 meses. El primer alimento que desapareció de mi dieta fue el pan, en todas sus versiones y variedades. Sin embargo, ya sea por tradición o por costumbre, he de reconocer que en ciertas ocasiones se echa de menos poder comer pan sin que esto modifique sustancialmente nuestra dieta y salud. En aquella época, hace casi ocho años, no existía ningún tipo de pan que fuese adecuado para la Isodieta, de modo que experimenté con diferentes formas de hacer «pan» saludable en casa con resultados diversos. De entre todas las pruebas que hice, yo diría que el Pan de Lino es, sin duda, el que más éxito tuvo entre las personas que siguen este blog. Tanto es así que me animé a hacer un vídeo explicativo que podéis encontrar pinchando aquí para que todo el mundo aprendiese a hacerlo.

Pan de Avena y Sésamo para Adelgazar

Sin embargo, esa receta de pan de lino no es adecuada para todas las situaciones, pues aporta bastante grasa y requiere preparar el pan con antelación. Después del pan de lino descubrí las mezclas panificables del fabricante Noruego Sukrin, que eran ideales no sólo para la Isodieta por su bajísimo contenido en carbohidratos netos, sino también para los celíacos porque no contenían gluten. Pero, una vez más, requerían una o dos horas de preparación entre pitos y flautas, y yo no tengo tanto tiempo entre semana como para ir preparando pan cada dos por tres, así que me limitaba a prepararlo en fines de semana, cortarlos en rebanadas y congelarlos, para después ir consumiéndolos durante la semana cuando se me antojara.

Con la llegada de los productos CiaoCarb a España, se abrió un nuevo frente de posibilidades para los que queríamos seguir una dieta baja en carbohidratos pero teníamos antojos puntuales de pan. CiaoCarb ofrece una cantidad absolutamente abrumadora de panes y piquitos ricos en proteína de calidad y bajos en carbohidratos, que se pueden usar para un sinfín de aplicaciones, como por ejemplo en esta videoreceta que hice con mis hijos hace ya algún tiempo, imitando una estupenda receta original de Gordon Ramsay, en la que sustituía el pan blanco por Protobread de CiaoCarb con bastante buen resultado.

Pan Plano LowCarb Lo-DoughÚltimamente aparecen panes alternativos de todo tipo y variedad y algunos de ellos han llamado mi atención porque creo que son propuestas novedosas muy interesantes. De entre todos ellos, me quedo con el nuevo Pan Plano Lo-Dough. Mientras que la mayoría de fabricantes ha virado en la misma dirección -sustituir la harina refinada por proteína y semillas de todo tipo-, Lo-Dough ha optado por abandonar el formato tradicional del pan y centrarse en desarrollar un producto nuevo con unos valores nutricionales realmente sorprendentes en los que apenas hay grasas, la fibra es la reina con un 33% y tan sólo nos llegan 2,2g de carbohidratos netos por ración, y todo ello en un producto de buena apariencia y sabor, y además absolutamente versátil en sus aplicaciones. Por ponerle alguna pega, lleva el estabilizador E-464 extraído de la fibra vegetal, principalmente de algodón. El resto de ingredientes son magníficos pues además de agua, este pan se elabora con fibra de trigo sin gluten, clara de huevo de gallina creada en libertad, harina de konjac y cáscara de psyllium. La harina de konjac se utiliza ampliamente en dietética para fabricar alimentos basados en su casi totalidad en agua. De este modo, productos como Slim Pasta, que tienen apariencia de pasta, son en realidad agua en su casi totalidad, lo que permite que no aporten carbohidratos, proteína ni grasa a la dieta. Por su parta, la cáscara del psyllium aporta a las recetas panificables características propias del gluten, por lo que es ampliamente consumido en la comunidad de enfermos de celiaquía. La cáscara molida de Psyllium absorve mucha agua y crea una gelatina elásica y esponjosa, que viene a ser muy parecido a lo que le pasa al gluten de trigo.

En general, yo diría que cualquier pan que podamos hacer o comprar que aporte menos de un 10% de carbohidratos es válido para la Isodieta. Si tomamos una ración media de 50 gramos de pan en una comida concreta y estando por debajo del 10% de carbohidratos netos (asimilables), estaremos consumiendo 5g o menos de carbohidratos, que es magnífico si nos encontramos siguiendo una dieta cetogénica como la Isodieta. Además, estaremos eliminando de nuestra dieta -con casi total seguridad dados estos valores nutricionales- la harina refinada, y, por lo tanto, contribuyendo a mejorar la salud.

Estoy convencido de que en los próximos años seguiremos viendo como nuevos panes salen al mercado y, paulatinamente, vamos sustituyendo de la dieta general de la población las harinas refinadas por otros alimentos que tengan menor impacto negativo en la salud. Ahora que se aproximan las navidades a toda velocidad es un buen momento para empezar a plantearnos los distintos menús que adoptaremos durante las fiestas y el protagonismo que el pan tendrá en ellas, para ir buscando alternativas, ya sea preparadas por nosotros o compradas hechas, para sustituir el pan de harina refinada por un alimento más saludable.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable y ejercicio dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Receta de Sándwich Club sin Carbohidratos

 

Sandwich Club con Pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread

¿Habéis oído hablar de la tormenta perfecta? Yo la he vivido hoy. Entraba anoche en mi casa por la cocina con una barra de pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread bajo el brazo y me encuentro con que mi cuñada había traído huevos de sus gallinas, criadas en libertad y sin piensos, lechuga y tomate de su huerto ecológico, y para colmo mi mujer había cocido un pollo de granja que olía desde el garaje y que estaba en una olla en la cocina. Algunas personas dicen que, en circunstancias excepcionales, ven pasar toda su vida por delante de sus ojos en sólo unas décimas de segundo. Pues yo debí tardar cinco o seis nanosegundos en saber que iba a cenar un sándwich club, en pensar como lo iba a hacer, y en visualizar el resultado…

Bromas aparte, llevaba tiempo queriendo hacer algo con el pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread y anoche se dieron las circunstancias perfectas para usarlo. Algunas personas echan de menos el dulce y el chocolate. Yo, sin embargo, echo de menos los sándwiches y bocadillos, y en este sentido los panes, bollos, piquitos y demás productos de panadería de CiaoCarb se están haciendo habituales en mi cocina. Dentro del INAS hemos abierto una tienda de productos bajos en carbohidratos, y esto de tener una pequeña reserva en un centro de trabajo por el que paso a menudo me está resultando irresistiblemente tentador. Rara es la tarde que no me compro algo 🙂

El Sándwich Club clásico suele hacerse con tres rebanadas de pan de molde. Yo he optado por hacerlo sólo con dos, una arriba y otra abajo. No quería robarle protagonismo al huevo de gallinas de granja, con esa yema que parece radioactiva por su color y que tiene un sabor espectacular. Aunque no tiene mucha ciencia, aquí os explico como lo he hecho. Me ha dicho un pajarito que preparan una oferta de pan bajo en carbohidratos CiaoCarb en OutletSalud.com que lanzarán en las próximas horas, así que si os animáis, no compréis hasta que no la lancen para poder aprovecharla, que me dicen que va a estar muy bien.

 

Información nutricional
Receta de Sándwich Club sin Carbohidratos
Cantidad por ración
Calorías 417 Calorías de la grasa 252
% valor diario*
Grasa total 28g 43%
Grasas saturadas 14g 70%
Grasas saturadas 0.1g
Grasas poliinsaturadas 2g
Grasas monoinsaturadas 3g
Colesterol 352mg 117%
Sodio 1299mg 54%
Potasio 241mg 7%
Carbohidratos totales 8g 3%
Fibra dietética 18g 72%
Azúcares 2g
Proteínas 34g 68%
Vitamina A 23%
Vitamina C 7%
Calcio 18%
Hierro 9%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

 

Imprimir receta
Receta de Sándwich Club sin Carbohidratos
Si te gustan los sándwiches y bocadillos pero quieres adelgazar, no puedes perderte esta receta de Sándwich Club sin Carbohidratos, con pan CiaoCarb Protobread sin carbohidratos
Sandwich Club con Pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 10 Minutos
Raciones
Ración
Ingredientes
Tiempo de preparación 10 Minutos
Raciones
Ración
Ingredientes
Sandwich Club con Pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Si no tenemos la suerte de que nuestra mujer o nuestro marido nos haya cocido o asado un pollo, me temo que tendremos que empezar por ahí. Lógicamente, sugiero que en lugar de cocer un pollo para hacer un sándwich, hagamos el sándwich cuando tengamos que cocer un pollo por otro motivo. Yo le pegué un pellizco a un muslo y saqué un poco de carne para mi receta, apenas 30 gramos.
  2. En una sartén freí un huevo con un poco de aceite de coco. En este caso, más que freírlo lo hice a la plancha, dejando la clara bien hecha y la yema sin cuajar pero caliente y poniéndole unos granos de sal por encima una vez cocinado. Previamente había lavado y cortado un par de hojas de lechuga romana y con un cuchillo jamonero había cortado un par de rodajas muy finas de un tomate prieto, que había reservado para montar el Sándwich.
  3. Corté dos rebanadas del pan bajo en carbohidratos CiaoCarb protobread y les puse un poquito de mantequilla por el lado exterior. Entre ambas coloqué en este orden la lechuga, el tomate, una loncha de jamón cocido, una loncha de queso, el huevo a la plancha (que comenzó a fundir el queso) y encima y por último el pollo. Pasé el sándwich unos segundos por la misma sartén por la que había pasado el huevo -ya sin aceite, limpiada con un trozo de papel absorbente- y lo calenté todo ligeramente. A mí no me gusta tostar mucho el pan como se aprecia en la foto, pero si te gusta más tostado solo tienes que dejarlo más tiempo en la sartén para que adquiera ese característico color de pan tostado a la plancha con mantequilla.
Notas de la receta

Pan de molde CiaoCarb ProtobreadEl pan sin carbohidratos CiaoCarb protobread es, de todos los "falsos" panes que he probado, sin duda el que más se aproxima a la textura y sabor real del pan. Si no lo has probado, te lo recomiendo abiertamente. Resulta caro cuando se compara con el pan de molde normal, pero cuando se revisan sus valores nutricionales uno se da cuenta que está comparando dos alimentos que aunque parezcan similares y sepan de manera parecida, no tiene nada que ver uno con lo el otro, y a los siguientes datos me remito.

 

Echemos un vistazo a los valores nutricionales de este sándwich club bajo en carbohidratos preparado con el pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread:

 

  • Proteína: 34g
  • Grasa: 28g
  • Carbohidratos: 8g
  • Fibra: 18g

A mí me da la impresión, visto así, de que si se tiene cuidado con las cantidades de mantequilla y aceite y se es capaz de comerse sólo uno (admito que a mí me ha costado mucho no repetir), este plato es bastante Isodiético, ¿no os parece?

 

Comparte esta receta

Receta de Pan de Lino para Adelgazar

Rebanadas de Pan de Lino

Rebanadas de Pan de Lino

Probablemente la pregunta más recurrente que recibo se refiere a qué se puede desayunar. Sin duda, la mayoría de las personas están acostumbradas a desayunar con pan y cuando comienzan su nueva rutina nutricional para adelgazar este alimento es una de las primeras cosas que echan de menos. Cuando uno quiere adelgazar, una de las primeras cosas en las que piensa es en el pan integral. Lamentablemente, como denuncio en este artículo, prácticamente no hay pan realmente integral y los panes que se pueden comprar con facilidad, lejos de ayudarnos a adelgazar, dificultan la tarea.

Muy pronto verá la luz un libro de recetas en el que estoy trabajando junto con mi colaboradora Ana Román, coautora del libro, y en el habrá una sección entera dedicada a panes adecuados para la Isodieta y otras dietas que suprimen los carbohidratos. Básicamente, se trata de compaginar nuestro esfuerzo para adelgazar con unos panes realizados a base de fibras, grasas y proteínas que no aporten carbohidratos asimilables, tengan buen sabor y, como dije al principio, sean una alternativa eficiente para el desayuno.

Hoy os traigo una receta que hice anoche con muy buenos resultados. Se trata de un pan que no tiene sólo uno o dos gramos de carbohidratos asimilables, aporta un montón de fibra, y tiene proteínas y grasas de alto valor biológico, procedentes del huevo. Lo podéis comer sin miedo porque contribuirá a vuestro esfuerzo por adelgazar aportando los verdaderos nutrientes esenciales y una gran cantidad de fibra. Para colmo, es realmente barato y rapidísimo de preparar. Creo que podríamos denominar esta receta como la súper-receta del pan para adelgazar.

Información nutricional
Receta de Pan de Lino para Adelgazar
Cantidad por ración
Calorías 212 Calorías de la grasa 153
% valor diario*
Grasa total 17g 26%
Grasas saturadas 3g 15%
Grasas poliinsaturadas 9g
Grasas monoinsaturadas 2g
Colesterol 148mg 49%
Sodio 436mg 18%
Potasio 199mg 6%
Carbohidratos totales 8g 3%
Fibra dietética 6g 24%
Azúcares 1g
Proteínas 10g 20%
Vitamina A 8%
Vitamina C 1%
Calcio 8%
Hierro 13%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.


Imprimir receta
Receta de Pan de Lino para Adelgazar
Esta sencilla receta de Pan de Lino se elabora sin dificultad en sólo 5 minutos y nos permite disfrutar de un buen pan casero que nos ayuda a adelgazar.
Pan de Lino
Votos: 11
Valoración: 3.64
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 5 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Tiempo de preparación 5 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Pan de Lino
Votos: 11
Valoración: 3.64
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Molemos las semillas de lino dorado en una batidora hasta obtener una especie de harina marrón. También podemos comprar las semillas molidas directamente en estos prácticos paquetes. Lo interesante de las semillas de lino dorado son sus valores nutricionales. Por cada 100 gramos de semillas tenemos 23g de proteínas (de bajo valor biológico), 4 gramos de hidratos de carbono y 40 gramos de grasas de alta calidad. Además, estos 100 gramos de producto aportan 25 gramos de fibra digestiva, que es una cantidad espectacular y nos viene muy bien en nuestra dieta para adelgazar.
  2. En un cuenco batimos un huevo, le añadimos la sal y el orégano y, a continuación, las semillas de lino dorado molidas. Al mezclarlo todo saldrá una pasta bastante espesa, de modo que le añadimos un par de cucharadas de agua para hacerla un poco más líquida. Opcionalmente, se le pueden añadir unas cuantas semillas (pipas) de girasol crudas, son un magnífico complemento a este delicioso pan.
  3. Una vez que tenemos la masa lista, aceitamos ligeramente un molde y vertemos la masa dentro. Yo he usado para la foto un tupper con forma de rebanada de pan de molde, así que me ha salido una gran rebanada de pan con forma de pan de molde, como aparece en la foto. Como es muy gorda, se puede partir por la mitad con un poco de cuidado para acabar con dos buenas rebanadas de pan de lino, como muestro en la foto de abajo, que podemos usar para desayunar o para hacernos un buen sándwich con un relleno que sea nutritivamente adecuado, desde un buen jamón hasta un poco de atún en aceite de oliva virgen extra.
  4. Metemos el molde en el microondas durante 3 minutos, y retiramos y desmoldamos rápidamente al terminar para evitar que se cree humedad que moje el pan. Podemos dejarlo enfriar unos minutos sobre una rejilla para evitar que la condensación lo humedezca. Si esto ocurriese, podemos usar unas toallas de papel de cocina para secar el exceso de humedad.
Notas de la receta

Para los más sibaritas de los sándwiches, la buena consistencia de este pan permite elaborar un BLT (Bacon, Lettuce and Tomatoes) - Bacon crujiente, lechuga y tomate, con un poco de mayonesa casera, uno de los sándwiches norteamericanos más emblemáticos y sin duda uno de mis favoritos. Eso si, no pasarse con el tomate, ¡que tiene bastante fructosa! Ahora es demasiado temprano, pero quizás más tarde, cuando prepare el desayuno de mis hijos, les robe un poco de bacon que les suelo hacer los domingos y me haga yo mismo uno con este pan, que de tanto escribirlo se me ha apetecido 🙂

Sandwich BLT para adelgazar

Sandwich BLT para adelgazar

Estas rebanadas de pan también se pueden tostar y utilizar con mantequilla, aceite de coco o de cualquier otra forma. Se trata sin duda del pan más versátil de los que he presentado hasta la fecha y con el sabor y textura más parecido al del pan integral, que insisto, no suele ser integral ni válido para adelgazar, pues se elabora con harina de trigo refinada a la que le añaden normalmente salvado.

¿Te ha gustado esta sencilla receta sin carbohidratos?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de Sándwich Club sin Carbohidratos


Sandwich Club con Pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread

¿Habéis oído hablar de la tormenta perfecta? Yo la he vivido hoy. Entraba anoche en mi casa por la cocina con una barra de pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread bajo el brazo y me encuentro con que mi cuñada había traído huevos de sus gallinas, criadas en libertad y sin piensos, lechuga y tomate de su huerto ecológico, y para colmo mi mujer había cocido un pollo de granja que olía desde el garaje y que estaba en una olla en la cocina. Algunas personas dicen que, en circunstancias excepcionales, ven pasar toda su vida por delante de sus ojos en sólo unas décimas de segundo. Pues yo debí tardar cinco o seis nanosegundos en saber que iba a cenar un sándwich club, en pensar como lo iba a hacer, y en visualizar el resultado…

Bromas aparte, llevaba tiempo queriendo hacer algo con el pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread y anoche se dieron las circunstancias perfectas para usarlo. Algunas personas echan de menos el dulce y el chocolate. Yo, sin embargo, echo de menos los sándwiches y bocadillos, y en este sentido los panes, bollos, piquitos y demás productos de panadería de CiaoCarb se están haciendo habituales en mi cocina. Dentro del INAS hemos abierto una tienda de productos bajos en carbohidratos, y esto de tener una pequeña reserva en un centro de trabajo por el que paso a menudo me está resultando irresistiblemente tentador. Rara es la tarde que no me compro algo 🙂

El Sándwich Club clásico suele hacerse con tres rebanadas de pan de molde. Yo he optado por hacerlo sólo con dos, una arriba y otra abajo. No quería robarle protagonismo al huevo de gallinas de granja, con esa yema que parece radioactiva por su color y que tiene un sabor espectacular. Aunque no tiene mucha ciencia, aquí os explico como lo he hecho. Me ha dicho un pajarito que preparan una oferta de pan bajo en carbohidratos CiaoCarb en OutletSalud.com que lanzarán en las próximas horas, así que si os animáis, no compréis hasta que no la lancen para poder aprovecharla, que me dicen que va a estar muy bien.

Receta de Sándwich Club sin Carbohidratos

  • Partes: 2-3
  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Delicioso Sandwich Club con Pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread.

Tiempo de Preparación: 10 minutos

  • Dificultad: Baja
  • Valor Nutricional: Alto
  • Coste: Medio (2,80€ por persona)

Ingredientes para el sandwich low-carb:

  • 2 rebanadas (50g) de pan sin carbohidratos CiaoCarb Protobread (2€)
  • Pan de molde CiaoCarb Protobread1 loncha (20g) de Jamón Cocido (0,20€)
  • 1 loncha de queso emmenthal (0,20€)
  • 1 huevo (0,20€)
  • 30 gr de pollo cocido o asado (0,20€)
  • 1 hoja de lechuga
  • 2 rodajas finísimas de tomate
  • Unas gotas de aceite de coco
  • Unos gramos de mantequilla (para el pan)
  • Un pellizco de sal (para el huevo)

Instrucciones de preparación del sandwich sin carbohidratos:

Si no tenemos la suerte de que nuestra mujer o nuestro marido nos haya cocido o asado un pollo, me temo que tendremos que empezar por ahí. Lógicamente, sugiero que en lugar de cocer un pollo para hacer un sándwich, hagamos el sándwich cuando tengamos que cocer un pollo por otro motivo. Yo le pegué un pellizco a un muslo y saqué un poco de carne para mi receta, apenas 30 gramos.

En una sartén freí un huevo con un poco de aceite de coco. En este caso, más que freírlo lo hice a la plancha, dejando la clara bien hecha y la yema sin cuajar pero caliente y poniéndole unos granos de sal por encima una vez cocinado. Previamente había lavado y cortado un par de hojas de lechuga romana y con un cuchillo jamonero había cortado un par de rodajas muy finas de un tomate prieto, que había reservado para montar el Sándwich.

Corté dos rebanadas del pan bajo en carbohidratos CiaoCarb protobread y les puse un poquito de mantequilla por el lado exterior. Entre ambas coloqué en este orden la lechuga, el tomate, una loncha de jamón cocido, una loncha de queso, el huevo a la plancha (que comenzó a fundir el queso) y encima y por último el pollo. Pasé el sándwich unos segundos por la misma sartén por la que había pasado el huevo -ya sin aceite, limpiada con un trozo de papel absorbente- y lo calenté todo ligeramente. A mí no me gusta tostar mucho el pan como se aprecia en la foto, pero si te gusta más tostado solo tienes que dejarlo más tiempo en la sartén para que adquiera ese característico color de pan tostado a la plancha con mantequilla.

Sandwich Club con Pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread

El pan sin carbohidratos CiaoCarb protobread es, de todos los «falsos» panes que he probado, sin duda el que más se aproxima a la textura y sabor real del pan. Si no lo has probado, te lo recomiendo abiertamente. Resulta caro cuando se compara con el pan de molde normal, pero cuando se revisan sus valores nutricionales uno se da cuenta que está comparando dos alimentos que aunque parezcan similares y sepan de manera parecida, no tiene nada que ver uno con lo el otro, y a los siguientes datos me remito.

Echemos un vistazo a los valores nutricionales de este sándwich club bajo en carbohidratos preparado con el pan bajo en carbohidratos CiaoCarb Protobread:

  1. Pan:  P9, G4, C5, F18
  2. Huevo: P7, G5, C0
  3. Jamón: P4, G0, C0
  4. Queso: P2, G2, C0
  5. Lechuga: P0, G0, C0, F1
  6. Tomate: P0, G0, C0, F1
  7. Mantequilla y Aceite: P0, G1, C0

Totales:

  • Proteína: 22g
  • Grasa: 13g
  • Carbohidratos: 5g ( de los cuales 0,5g azúcares)
  • Fibra: 20g

A mí me da la impresión, visto así, de que si se tiene cuidado con las cantidades de mantequilla y aceite y se es capaz de comerse sólo uno (admito que a mí me ha costado mucho no repetir), este plato es bastante Isodiético, ¿no os parece?

 

Videoreceta de Pan de Lino


Receta de pan de lino en vídeo

Receta de pan de lino en vídeo

Hoy inauguro una nueva sección del blog, dedicada a las videorecetas. Esta primera receta seguro que os suena bastante: se trata de la famosísima receta de pan de lino. En esta ocasión la he preparado de dos formas distintas: al horno para hacer bollitos y al microondas para obtener rebanadas de «pan de molde». Es nuestra particular versión del pan sin carbohidratos. A ver que os parece! Con vuestras sugerencias iremos desarrollando las demás.



¿Quiéres recibir más videorecetas en tu email de manera gratuita?

Si quieres recibir en tu correo electrónico las nuevas videorecetas que vayamos haciendo, suscríbete al blog de manera gratuita dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío.

Adelgazar con Eritritol

El Eritritol es un buen sustituto del azúcar para adelgazar

El Eritritol es un buen sustituto del azúcar para adelgazar

En más de una ocasión he comentado que el principal problema que encontramos al tratar de sustituir el azúcar -la sacarosa- por otro edulcorante en la cocina cuando queremos adelgazar es que, además del dulzor, el azúcar nos aporta un componente estructural en los platos de difícil sustitución…al menos hasta ahora. En su afán por imitar al azúcar, los fabricantes de edulcorantes orientados a personas que quieren adelgazar cometen incluso bastantes tropelías. Aquí tienes un ejemplo: la próxima vez que pidas «sacarina» en una cafetería, si te traen uno de esos nuevos sobrecitos de edulcorante que parecen azúcar, mira su composición. Si has leído mis libros Adelgazar sin Milagros o La gran mentira de la nutrición, entonces ya sabes que la dextrosa es una forma super-molona de llamar a la glucosa, y que la glucosa es uno de los dos componentes del azúcar de mesa y que, lógicamente, tiene un índice glucémico de 100. Me temo que la mayoría de «edulcorantes» que imitan al azúcar que te ponen con el café están hechos a base de dextrosa (glucosa) y son absolutamente inapropiados si lo que pretendes es adelgazar o, peor aún, si tienes diabetes y quieres controlar tu glucemia.

En los países escandinavos nos llevan bastante ventaja en este tema. Bueno, en este y en muchos otros. Hace poco decía, por ejemplo, que Suecia había sido uno de los primeros países en recomendar abiertamente una dieta baja en carbohidratos y que numerosas estimaciones apuntan a que, al menos, el 35% de la población sueca vive en estado permanente de cetosis, y no necesariamente porque quieran adelgazar, sino como estilo de vida. Pues en esta ocasión quiero hablar de los Noruegos y de unos productos que han desarrollado que -entre otras cosas- son un complemento magnífico si quieres adelgazar. Son productos basados en el Eritritol, un polialcohol con unas propiedades muy interesantes para las personas que buscan adelgazar sin renunciar a los sabores dulces. En el libro Adelgazar sin Milagros explico que los polialcoholes son hidratos de carbono y por lo tanto debemos huir de ellos. En general, esto es correcto. Lo que ocurre es que existen muchos polialcoholes con diferentes características, y aquí es donde se marca la diferencia entre lo que sirve para adelgazar y lo que no.

En concreto, el Eritritol tiene un índice glucémico de cero, o sea, no se metaboliza en glucosa y es acalórico, o sea, no aporta calorías a la dieta. Esto es debido a que no se absorbe en el tracto intestinal, a diferencia de otros polialcoholes que se absorben parcialmente durante la digestión y que por tanto desaconsejo si lo que buscas es adelgazar. Pero esta no es la única característica que hace del Eritritol el complemento dulce perfecto para los que quieren adelgazar tomando alimentos dulces. Resulta que tampoco tiene efectos secundarios en el proceso digestivo como le ocurre a otros polialcoholes de uso extendido en la industria como el xilitol y el maltitol, que son laxantes, producen malestar digestivo y en general, provocan reacciones en nuestro cuerpo. Pero por encima de estas características, algo que resulta especialmente importante para los que quieren adelgazar o los que, simplemente quieren renunciar al azúcar, es que el Eritritol es antioxidante, ¡justo lo contrario que la sacarosa!

La capacidad edulcorante del Eritritol es aproximadamente un 60-70% con respecto al azúcar común, la sacarosa. Por eso, en ocasiones se refuerzan los productos basados en este polialcohol con un poco de estevia, que tiene un sabor mucho más dulce. También quiero destacar que numerosos estudios han certificado que no existe asociación alguna entre el Eritritol y los habituales sospechosos, o sea, el cáncer, las malformaciones fetales, las enfermedades cardiovasculares, etc. De hecho, su uso está considerado seguro por la U.E. y EE.UU. Esto tiene sentido si observamos que se trata de un polialcohol obtenido por fermentación natural que se encuentra, entre otros alimentos, en las peras y los melones.

Sukrin para adelgazar

Sukrin para adelgazar

Por volver al tema de los noruegos, estos llevan utilizando de manera habitual el Eritritol más de una década. En concreto, hay un fabricante llamado Funksjonellmat que elabora un producto llamado Sukrin y otros subproductos que yo mismo he probado -porque admito que era un poco escéptico al respecto- con resultados formidables. Sukrin es una especie de «falso azúcar» a base de Eritritol, sin prácticamente calorías ni carbohidratos asimilables y con índice glucémico cero. Al igual que la sacarosa, Sukrin se encuentra en distintas variedades. Tenemos el Sukrin básico granulado, que viene a ser como el azúcar de mesa. También tenemos el Sukrin+, que es una variedad reforzada con estevia y proporciona más dulzor con menos cantidad. También existe el Sukrin Gold, que es de color dorado y recuerda al azúcar moreno, pero que sin embargo es absolutamente apropiado para cocinar dulces si quieres adelgazar. Por último, este fabricante nos ofrece Sukrin Polvo, que es como el azúcar glasé y sirve, principalmente, para decorar.

Pan de Avena y Sésamo para Adelgazar

Pan de Avena y Sésamo para Adelgazar

Pero este fabricante no se queda ahí. Usando el Sukrin como base, ha elaborado una serie de productos muy interesantes, algunos de los cuales sospecho que va a levantar pasiones. Para empezar, tiene un pan de avena y sésamo sorprendentemente sabroso que aporta la increíble cantidad de 3,9 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos de pan terminado. ¡Amantes del pan que tratáis de adelgazar, creo que este puede ser vuestro santo grial!. También hacen un pan de semillas que aporta incluso menos carbohidratos, tan sólo 3,6 gramos. Si quieres adelgazar y te vuelven loco los dulces, entonces querrás probar el bizcocho elaborado con Sukrin, que aporta 20 gr de carbohidratos (10 de ellos procedentes del Eritritiol y por tanto no asimilables) por cada 100 gramos de producto (unos 6 gramos por porción) y además no lleva trigo ni gluten. Yo lo hice usando aceite de coco y debo admitir, aunque no soy dulcero, que el resultado es espectacular, tanto en textura como en sabor. Tienen otros productos, pero estos me han parecido los más interesantes.

Probando los productos para adelgazar pinchándome con un glucómetro

Probando los productos para adelgazar pinchándome con un glucómetro

Lo que he hecho con estos productos antes de recomendarlos es ponerlos a prueba en casa con un glucómetro. Simplemente me resultaba muy difícil creer que teniendo una textura adecuada, un sabor adecuado y, en general sustituyesen fielmente al azúcar, sirviesen para adelgazar. Lo que hice fue pincharme cada 30, 60 y 90 minutos después de consumirlos para observar si tenían algún efecto sobre mi glucemia, y debo admitir que el resultado ha sido negativo y por lo tanto considero que se pueden usar con tranquilidad -vigilando lógicamente las cantidades de nutrientes que ingerimos- y no serán un escollo para adelgazar.

Si tengo que ponerle un «pero» al Sukrin -ya sabes que soy bastante quisquilloso- es que puede producir cierto frescor en la boca porque, después de todo, es un polialcohol, y que todavía no he aprendido a hacer recetas complejas con él. De hecho, traté de hacer un tocino de cielo y el resultado fue un poco desastroso porque al meter el preparado en la olla exprés al baño maría me cristalizó todo el Eritritol, probablemente por la altísima temperatura de la olla extra rápida que uso o por la presión, no estoy seguro, y me salió un tocino de cielo crujiente :). Me puse en contacto con el fabricante al respecto, y amablemente me han ofrecido asistencia técnica y tengo el contacto del técnico para que me aclare algunos aspectos y poder realizar recetas más complejas. En cuanto tenga un rato trataré de entender mejor como se comporta el Eritritol a altas temperaturas y presiones. Para cocina tradicional (horno y fuego sin presión), no he observado que haya problema alguno ni diferencia con respecto al azúcar.

De modo que si eres de los que me escribe diciendo que quieres adelgazar pero que te encantan los dulces y el pan, aquí tienes la mejor solución que he podido encontrar a este problema. Aún así, permíteme que te aconseje que uses estos productos como acompañamiento a tus platos principales que lleven los nutrientes adecuados, las proteínas y las grasas de calidad, y no como sustituto de ellos. Para adelgazar y mantener la salud, es fundamental ingerir la cantidad apropiada de proteína y grasa de calidad y estos nutrientes, como sabes, no se encuentran en los polialcoholes. Date el capricho, el lujo si quieres, pero no conviertas tu rutina nutricional diseñada para adelgazar en una rutina diseñada para pasarte el día comiendo dulce. Sí al Eritritol, pero con cabeza y moderación.

 

Receta de Pan de Lino para Adelgazar


Pan de Lino

Pan de Lino

Probablemente la pregunta más recurrente que recibo se refiere a qué se puede desayunar. Sin duda, la mayoría de las personas están acostumbradas a desayunar con pan y cuando comienzan su nueva rutina nutricional para adelgazar este alimento es una de las primeras cosas que echan de menos. Cuando uno quiere adelgazar, una de las primeras cosas en las que piensa es en el pan integral. Lamentablemente, como denuncio en este artículo, prácticamente no hay pan realmente integral y los panes que se pueden comprar con facilidad, lejos de ayudarnos a adelgazar, dificultan la tarea.

Muy pronto verá la luz un libro de recetas en el que estoy trabajando junto con mi colaboradora Ana Román, coautora del libro, y en el habrá una sección entera dedicada a panes adecuados para la Isodieta y otras dietas que suprimen los carbohidratos. Básicamente, se trata de compaginar nuestro esfuerzo para adelgazar con unos panes realizados a base de fibras, grasas y proteínas que no aporten carbohidratos asimilables, tengan buen sabor y, como dije al principio, sean una alternativa eficiente para el desayuno.

Hoy os traigo una receta que hice anoche con muy buenos resultados. Se trata de un pan que no tiene sólo uno o dos gramos de carbohidratos asimilables, aporta un montón de fibra, y tiene proteínas y grasas de alto valor biológico, procedentes del huevo. Lo podéis comer sin miedo porque contribuirá a vuestro esfuerzo por adelgazar aportando los verdaderos nutrientes esenciales y una gran cantidad de fibra. Para colmo, es realmente barato y rapidísimo de preparar. Creo que podríamos denominar esta receta como la súper-receta del pan para adelgazar.

Receta sin carbohidratos para desayunar

  • Partes: 2-3
  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Deliciosa receta de pan de lino como fantástico sustituto al pan tradicional

Tiempo de Preparación: 5 minutos

  • Dificultad: Muy Baja
  • Valor Nutricional: Alto
  • Coste: Muy Bajo (0,45€ para dos rebanadas)

Ingredientes de esta receta de pan sin carbohidratos:

  • 3 Cucharadas de semillas de lino dorado (0,20€)
  • 1 huevo grande (0,20€)
  • 2 Cucharadas de agua
  • Un pellizco de sal
  • Un pellizco de orégano
  • 25 gr de semillas de girasol (opcional) (0,05€)

Instrucciones de preparación de este pan de lino sin carbohidratos:

Molemos las semillas de lino dorado en una batidora hasta obtener una especie de harina marrón. También podemos comprar las semillas molidas directamente en estos prácticos paquetes. Lo interesante de las semillas de lino dorado son sus valores nutricionales. Por cada 100 gramos de semillas tenemos 23g de proteínas (de bajo valor biológico), 4 gramos de hidratos de carbono y 40 gramos de grasas de alta calidad. Además, estos 100 gramos de producto aportan 25 gramos de fibra digestiva, que es una cantidad espectacular y nos viene muy bien en nuestra dieta para adelgazar.

En un cuenco batimos un huevo, le añadimos la sal y el orégano y, a continuación, las semillas de lino dorado molidas. Al mezclarlo todo saldrá una pasta bastante espesa, de modo que le añadimos un par de cucharadas de agua para hacerla un poco más líquida. Opcionalmente, se le pueden añadir unas cuantas semillas (pipas) de girasol crudas, son un magnífico complemento a este delicioso pan.

Una vez que tenemos la masa lista, aceitamos ligeramente un molde y vertemos la masa dentro. Yo he usado para la foto un tupper con forma de rebanada de pan de molde, así que me ha salido una gran rebanada de pan con forma de pan de molde, como aparece en la foto. Como es muy gorda, se puede partir por la mitad con un poco de cuidado para acabar con dos buenas rebanadas de pan de lino, como muestro en la foto de abajo, que podemos usar para desayunar o para hacernos un buen sándwich con un relleno que sea nutritivamente adecuado, desde un buen jamón hasta un poco de atún en aceite de oliva virgen extra.

Metemos el molde en el microondas durante 3 minutos, y retiramos y desmoldamos rápidamente al terminar para evitar que se cree humedad que moje el pan. Podemos dejarlo enfriar unos minutos sobre una rejilla para evitar que la condensación lo humedezca. Si esto ocurriese, podemos usar unas toallas de papel de cocina para secar el exceso de humedad.

Para los más sibaritas de los sándwiches, la buena consistencia de este pan permite elaborar un BLT (Bacon, Lettuce and Tomatoes) – Bacon crujiente, lechuga y tomate, con un poco de mayonesa casera, uno de los sándwiches norteamericanos más emblemáticos y sin duda uno de mis favoritos. Eso si, no pasarse con el tomate, ¡que tiene bastante fructosa! Ahora es demasiado temprano, pero quizás más tarde, cuando prepare el desayuno de mis hijos, les robe un poco de bacon que les suelo hacer los domingos y me haga yo mismo uno con este pan, que de tanto escribirlo se me ha apetecido 🙂

Estas rebanadas de pan también se pueden tostar y utilizar con mantequilla, aceite de coco o de cualquier otra forma. Se trata sin duda del pan más versátil de los que he presentado hasta la fecha y con el sabor y textura más parecido al del pan integral, que insisto, no suele ser integral ni válido para adelgazar, pues se elabora con harina de trigo refinada a la que le añaden normalmente salvado.

Rebanadas de Pan de Lino

Rebanadas de Pan de Lino

Sandwich BLT para adelgazar

Sandwich BLT para adelgazar

Actualización de Marzo de 2015: Ante el éxito de esta receta, decidí hacerla en video y publicarla para llegar a más personas. La puedes ver pinchando aquí.

¿Te ha gustado esta receta?

Si quieres recibir otras recetas y artículos relacionados que vaya escribiendo automáticamente en tu correo electrónico, suscríbete al blog de manera gratuita dejándome tu dirección aquí. No uso las direcciones para nada ajeno a este blog ni envío correos basura de ningún tipo.

Pan sin Hidratos

Pan sin Hidratos

Pan sin Hidratos

Inauguramos hoy una nueva sección dentro de las recetas llamada «Lectores», en la que voy a incluir las recetas que me estáis mandando. Algunas como esta he tenido tiempo de hacerla yo y sacar una foto, pero os pido que en el futuro si es posible me mandéis vuestras propias fotos, porque no me va a dar tiempo a preparar todas las recetas que recibo, por lo menos de momento.

En este caso, Alberto me manda esta receta de pan sin carbohidratos. La verdad es que es fácil de preparar y el resultado es un «pan» curioso que contiene 0 carbohidratos. Cuando vaya a hacerla nuevamente, que la haré, elegiré una de esas latas de atún «bajo en sal» porque sin añadirle sal a la receta, me ha salido algo salado. Por otro lado, como en casa había mantequilla sin sal, al final la mezcla ha sido idónea para desayunar.

Vamos a ver ahora como preparar este «pan» sin carbohidratos de manera sencilla.

Receta de pan sin hidratos de carbono

  • Partes: 2-3
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Delicioso pan sin hidratos de carbono ideal para personas que desean sustituir el pan tradicional por uno más sano y saludable.

Tiempo de Preparación: 20 minutos

  • Dificultad: Media
  • Valor Nutricional: Muy Bueno
  • Coste: Medio (4€ en total por un pan de menos de 500gr)

Ingredientes de esta receta de pan sin carbohidratos:

  • 3 Huevos (1€)
  • 2 Latas de Atún en Aceite (3€)
  • 1 Sobre de levadura seca (0,10€)
  • Unas gotas de Aceite de Coco

Instrucciones de preparación de esta receta sin carbohidratos:

Batimos las claras por separado a punto de nieve y reservamos. Batimos las yemas y las mezclamos bien con el atún, escurrido de aceite. En un recipiente, pasamos con la batidora todos los ingredientes hasta que quede una masa más bien líquida y le añadimos el sobre de levadura. En un recipiente apto para microondas usamos unas gotas de Aceite de Coco para untar las paredes y el fondo y vertemos la masa. Ponemos en el microondas 8 minutos a potencia de 750-800w. Transcurrido ese tiempo, lo sacamos, desmoldamos y ponemos al revés en un plato. Volvemos a cocinarlo en el microondas por ese lado otros 3-4 minutos.

Yo no tenía ningún recipiente estrecho apto para microondas, así que el pan me ha salido más o menos como una chapata, más fino que ancho, pero aún así el resultado es razonablemente bueno. El único pero que puedo ponerle es que el atún que he utilizado, que es el que suelo comer, está algo salado para esta receta, así que la próxima vez usaré atún bajo en sal, que es fácil de encontrar en el supermercado.

Buen provecho!

¿Te interesan estos temas?

Suscríbete a mi blog de manera gratuita dejándome tu dirección aquí. Te llegarán automáticamente las recetas y artículos que vaya publicando y podrás darte de baja en cualquier momento si no quieres seguir recibiendo más.