Biografía

Carlos Abehsera

Carlos Abehsera

Carlos Abehsera es un empresario español nacido en Madrid en 1973. Cursó sus estudios escolares en el colegio Cerrado de Calderón de Málaga, dónde sus padres se había instalado pocos meses después de su nacimiento. El último curso del colegio antes de ir a la Universidad, el C.O.U. lo cursó en inglés en el colegio Duence International School de Holliston, Massachusetts, en Estados Unidos, aprovechando para perfeccionar sus conocimientos de la lengua inglesa.

Tras acabar el colegio ingresó en la universidad Center for International Studies de Madrid, dependiente de Suffolk University en Boston, dónde le aconsejaron por primera vez que se dedicase a la escritura de manera profesional. Aunque inicialmente había previsto estar dos años en Madrid realizando asignaturas de base común y optativas mientras decidía su especialidad, al concluir el primer año se marchó de nuevo a Estados Unidos a completar sus estudios, ingresando en el

En Northeastern University en 1994

En Northeastern University en 1994

Dean College de Franklin, también en Massachusetts. En el Dean College se graduó en Ciencias Liberales con la especialidad de Informática. Posteriormente, fue aceptado e ingresó en la prestigiosa universidad Northeastern University de Boston, clase de 1998, donde cursó estudios de ingeniería informática.

Aceptó su primer trabajo del sector de las nuevas tecnologías cuando todavía estaba estudiando y pudo simultanearlo con sus estudios. De este modo, aprendió nuevos lenguajes de programación de alto nivel para entorno Windows, entonces un muy verde Windows 3.0 y para MS-DOS. La atracción que sentía desde pequeño por las nuevas tecnologías le hizo aprender también materias emergentes como la domótica, realizando un curso en Estados Unidos que utilizaría para crear su primer empresa.

En un evento de Adris Technologies

En un evento de Adris Technologies

Ya de vuelta en Málaga, creó junto con un grupo de amigos entusiastas la empresa de Domótica y Nuevas Tecnologías ADRIS Technologies. Aunque la empresa sólo consiguió sobrevivir unos meses, la experiencia le sirvió como base para futuros proyectos. Nada más cerrar la empresa, le llamaron de la Universidad de Málaga para impartir unos cursos no oficiales de los lenguajes de programación que había aprendido en Estados Unidos y se dedicó a la docencia de manera parcial mientras trabajaba en una empresa local de informática.

La empresa en la que había trabajado en Estados Unidos, Teledex Ltd., se puso en contacto con él para ofrecerle un puesto de trabajo en sus oficinas de Westboro, Massachusetts y hacerle una oferta que no pudo rechazar. La empresa quería que trabajase en Estados Unidos unos años para coger experiencia en la gestión del negocio para luego volver a España y crear una empresa a imagen y semejanza de esta. De este modo, volvió a mudarse a Estados Unidos donde estuvo otros dos años trabajando antes de volver de manera definitiva a España.

Dando clases en el PTA

Impartiendo clases en el PTA

A finales de 1998 vuelve a España y crea la empresa Teledex Ibérica en plena liberalización del mercado de las telecomunicaciones. Pese a empezar con un presupuesto muy reducido y una plantilla de sólo un empleado, en unos pocos años tenía a su cargo cerca de 70 trabajadores con un parque móvil de 10 vehículos y comerciales que vendían por la práctica totalidad del territorio nacional. Simultáneamente a su trabajo en Teledex Ibérica en el Parque Tecnológico de Andalucía, Carlos Abehsera vuelve a impartir clases, en este caso de telecomunicaciones, en el instituto tecnológico del propio parque. En estos años es cuando empieza a resentirse de su estado de salud aquejado de un fuerte sobrepeso y un tremendo estrés. Su vida familiar se resiente del mismo modo y acaba por divorciarse. Toma entonces la decisión de cerrar la empresa y vender sus activos.

Pilotando una PA-28 Archer II camino a Logroño

Pilotando una PA-28 Archer II camino a Logroño

En estas circunstancias, pierde peso de manera notoria y vuelve a disfrutar de una buena salud, lo que aprovecha para dedicarse a algunas aficiones como la escritura o la aviación. Ya en 2002, toma la decisión de comprar una empresa de marketing en dificultades con la idea de reflotarla. En 2006, la empresa estaba trabajando ya para las empresas más grandes del mundo realizando campañas de marketing móvil y marketing directo en todos los continentes. Sin embargo, una vez más, este período de éxito empresarial viene asociado a un aumento significativo de su peso y un deterioro de su salud que toca techo a principios de 2011.

Tras dejar el tabaco en las navidades de 2010, Carlos Abehsera gana 10 kilos adicionales en sólo dos meses y sitúa el visor de su peso en más de 113 kilos a principios de 2011. Por aquel entonces, con unos problemas tremendos de salud, tomaba 6 pastillas distintas cada día para mitigar los síntomas de distintas dolencias, desde crisis de ansiedad hasta dolores musculares y articulares, pasando por taquicardias, problemas gastrointestinales y distintos trastornos del sueño. En ese momento, decide que la prioridad en su vida tiene que ser recuperar la salud, adelgazar perdiendo el exceso de grasa que tiene acumulado y poder disfrutar de una vida normal.

Esperando un vuelo a Kuala Lumpur en 2010

Esperando un vuelo a Kuala Lumpur en 2010

Con este propósito, comienza a leer, investigar y ver documentales sobre alimentación y nutrición y entra en contacto por primera vez con la Isodieta y con su creador Jaime Brugos a través de un video en internet. Tras comprobar que el libro venía a recoger algunos de los conceptos ya habían concluido otros estudios y además, aportaba un enfoque novedoso con descubrimientos exclusivos de su creador, se decidió por dar el paso y adoptar este plan nutricional. En sólo 4 meses, había logrado perder 35 kg de peso, aumentando su masa muscular y recuperando totalmente su salud, lo que le permitió abandonar toda la medicación que tomaba.

El autor en la Actualidad

El autor en la Actualidad

Ahora, casi tres años después de ese momento, este empresario ha editado un libro en el que relata con detalle lo que aprendió en el proceso de investigación, cómo lo puso en práctica y qué efectos ha tenido en su vida y en su salud. El libro Adelgazar sin Milagros está escrito con la intención de ayudar a personas que, cómo el autor, llevan décadas lidiando con el sobrepeso y comprobando como su cuerpo engorda y se degrada pese a llevar una alimentación supuestamente sana y equilibrada.

Si está pensando en adelgazar o conoce a alguien que quiera hacerlo, este libro le resultará tremendamente útil para marcarse un objetivo, trazar un plan y alcanzar su meta en un tiempo razonablemente corto de tiempo.

80 comments for “Biografía

  1. Daniela
    13/08/2017 at 11:17 pm

    Hola Carlos, una pregunta. Tus charlas y tú libro son en base a
    tu experiencia y las investigaciones que haz hecho? o además de eso tienes algún título en Nutrición?

    • 22/08/2017 at 4:26 pm

      Hola Daniela,
      No tengo titulación oficial. Son en base a mis estudios y experiencia, y siempre ofreciendo mi punto de vista particular.

  2. Patricia
    13/08/2017 at 5:06 pm

    Hola Carlos, antes que todo felicitarte por tu libro el que ya terminé de leer y con el cual aprendí mucho escrito a nivel usuario , muy fácil de interpretar lo que realmente se agradece.
    Estoy muy motivada a realizar este cambio en mi vida, pero tengo algunas dudas
    Ingresé mis datos a la calculadora que tienes en tu página, peso 70 kilos y mido 1,59, lo que me arrojó que debía consumir 70 g. De proteínas y 35 de grasa, todo estaba bien hasta ahí, lo peor vino cuando pesé la candidad de proteínas y me di cuenta que es un escuálido trocito repartido en varias comidas al día.. lo medí para comentártelo es un trozo de 5×4,5 cm y grosor 2,5 cm.. ¿no habrá un error?, habré ingresado algún dato mal? Se puede vivir con esta mísera cantidad?
    Con respecto al aceite como puedo medir la ingesta que corresponde a 6 g por porción en mi caso… esa cantidad correspondería a 6 cc?
    En tu libro no recuerdo haber leído acerca de las algas, en mi país Chile es muy común el cochayuyo y tiene muchos beneficios (potasio, sodio, magnesio, yodo entre otros) y de proteínas 12 g x 100 g. De esta Alga seca… mi pregunta es ¿ al momento de consumirla debiera pesarla ya hidratada ?
    Muchas gracias por tu tiempo y ayudar a almas perdidas como la mía.
    Slds

    • 22/08/2017 at 4:24 pm

      Hola Patricia,
      No tengo claro qué es exactamente lo que has pesado. 70 gramos de proteína, si lo extrapolamos a carne por ejemplo, son unos 380-400 gramos de carne, que si lo divides en 4 comidas, serían 4 porciones de 100 gramos aproximadamente.

      Saludos,

      Carlos

      • Patricia
        22/08/2017 at 8:58 pm

        Gracias Carlos, me volvió el alma al cuerpo… si fué carne lo que pensé.. .
        Tendré que releer partes de tu libro que al parecer no me quedaron claras..

        • Patricia
          22/08/2017 at 9:28 pm

          **pesé

  3. Manu
    30/07/2017 at 6:01 pm

    Hola Carlos, me llamo Manu , tengo 39 años y peso 101kg. Mido 1,70. Llevo muchos años sufriendo miles y miles de dietas y no consigo bajar de peso. Mi pregunta es? Con el libro adelgazar sin milagros podré conseguirlo, o es mejor el de cocinar sin carbohidratos. Gracias

    • 31/07/2017 at 10:46 pm

      Hola Manu,
      Cocinar sin Carbohidratos es un libro de recetas orientado a personas que ya siguen una dieta baja en carbohidratos y tienen nociones avanzadas de como mantener el peso ideal. Te recomiendo que te centres en Adelgazar sin Milagros. En principio, no deberías tener problema para perder peso de manera relativamente rápida si te lo propones. Ánimo!

      Saludos,

      Carlos

      • Manu
        05/09/2017 at 6:44 am

        hola carlos, tengo un par de dudas.
        Para adelgazar, se puede hacer siguiendo solo los pasos del libro, o hay que comprar suplementos?
        He visto alguna receta que esta preparada con bacon y nachos. Como es posible?
        Gracias

        • 12/09/2017 at 2:49 pm

          Es posible porque el bacon es proteína y grasa, y como explico en el libro, no es eso lo que te haga engordar. Por otro lado, no hace falta que compres ningún suplemento si no quieres, solo que aprendas a comer correctamente.

  4. Dalila García
    04/07/2017 at 2:27 am

    Me da pánico hacer esta dieta, tengo 54 años casi 55, padezco dé taquicardia y de presión alta, no hay un grupo de apoyo para poder documentarme un poco más, ya no entendí se puede comer fruta, ciertas verduras, embutidos?
    En verdad he leído miles de libros respecto a nutrición pero estoy tan confundida, podrían ayudarme por favor gracias!

    • 26/07/2017 at 9:17 am

      Si tienes taquicardia y presión alta debes visitar a un cardiólogo. Independientemente de esa visita necesaria, te recomiendo comenzar a comer de otro modo porque aparentemente el que usas no te está funcionando bien. Desde luego la solución no es comer fruta 🙂

  5. Luis Carlos
    23/03/2017 at 9:02 am

    Hola Carlos.
    He leído tu artículo y es cierto que las cosas no están tan claras como aparentan. Mi prejuicio respecto a la proteína animal arranca de hace años cuando leí El estudio de China. Sin embargo, ahora que estoy leyendo e informándome al respecto me he enterado que es un estudio bastante discutible. Y al parecer, la relación entre proteína animal y cáncer tampoco está muy demostrada claramente, siempre y cuando se consuma de manera normal, moderada y lógica. Sí se han encontrado relaciones si consumes cantidades desproporcionadas (del orden de 11 pechugas de pollo por comida, por ejemplo; J.Bailor: El mito de las calorías, Paidos))
    Lo que sí que es cierto es que la carne debería ser lo más natural y ecológica posible.
    Otra duda que se me plantea: estoy leyendo sobre el aceite de coco, porque vi de pasada un libro anunciado en tu página de internet, y parece ser que se hablan maravillas de él. Sin embargo suena un poco a producto-milagro sospechoso, de tantos que ha habido. ¿Sabes si realmente cumple lo que promete? ¿O es la última moda de este tipo de productos?
    Un saludo

    • 23/03/2017 at 7:26 pm

      Hola Luis Carlos,
      Personalmente llevo consumiendo aceite de coco de manera regular desde 2011. Algunos de sus efectos son notables, científicos y lógicos, especialmente aquellos derivados de su alta concentración de ácidos grasos de cadena media, que se metabolizan en el hígado proporcionando una fuente estable, natural y sostenida de energía. Sospecho (aunque no puedo probarlo empíricamente) que es cierto que el ácido laúrico, precursor de la monolaurina, contribuye a mantener el sistema inmunológico sano y listo para repeler ataques serios. Ahora bien, si me preguntas si me creo a pies juntillas que el aceite de coco sirve para todo y se debe usar para cualquier cosa que se te ocurra, por descabellada que te parezca, la respuesta es no. Es una magnífica grasa para usar en caliente, porque no se oxida ni se degrada fácilmente con la temperatura, pero mi ensalada, mis aliños, mayonesas y demás aplicaciones sin temperatura las hago con aceite de oliva virgen extra, que también es una magnífica grasa vegetal. También consumo aguacates con frecuencia. En realidad, creo que lo idóneo es tomar un poco de la mayor diversidad posible de grasas de calidad, y en mi opinión personal, todas estas (y muchas otras más) lo son.

      Saludos,

      Carlos

      • Luis Carlos
        27/03/2017 at 9:06 am

        Hola, Carlos
        Mis reservas respecto al aceite de coco parten del hecho de que ya ha habido antes alimentos “exóticos”, con fama de “curalotodo”, que se han puesto de moda de repente, como las bayas del Goji, por ejemplo, y que luego se ha visto que no era para tanto (aunque es un buen alimento, claro) De todos modos, probaré a añadir a mi dieta el aceite de coco, por curiosidad.
        Estoy leyendo ahora (voy a un ritmo endiablado de lectura, como ves) la Dieta cetogénica del coco, de B.Fife, y aunque los presupuestos generales de este autor son casi los mismos que los de Brugos (eliminar los carbohidratos refinados de partida) observo que Fife hace más hincapié en el consumo de grasas que Brugos (grasas “buenas”, claro). De hecho, dice que un consumo elevado de proteína, sin grasa, es contraproducente. Brugos parece que le otorga a la proteína un gran valor y hace de ella el “plato fuerte” de su sistema. Y el caso es que ambos razonan muy bien sus propuestas. No sé si conocerás el libro y el autor que te menciono, pero a mí me está convenciendo bastante, aunque de partida pueda parecer una locura nutricional consumir un 60 % de grasas en la dieta diaria. ¿Qué opinión te merece?
        Un saludo

        • 26/07/2017 at 10:26 am

          Hola Luis Carlos,
          No creo que consumir un 60% de grasa sea ninguna locura en según que caso y situación. Aunque no conozco el libro que mencionas, sí he leído otros que van por el mismo camino. Mientras que la propuesta de Brugos que me parece interesante es la de la pérdida de peso, a largo plazo soy partidario -una vez conseguido un peso razonable- de aumentar más las grasas que las proteínas porque creo que por ahí van los tiros.

  6. Luis Carlos
    10/03/2017 at 3:27 pm

    Hola, buenas.
    Yendo directo al grano: He leído tu libro La gran mentira de la nutrición, y me ha gustado mucho. Sin embargo hay un par de cosas que me gustaría que me aclararas.
    En tu libro hay un capítulo en que arremetes contra los probióticos. Dices que hay estudios que indican que no sirven para nada. Sin embargo, he leído varios libros (Sonnemberg: El intestino feliz; Perlmutter: Alimenta tu cerebro) que están repletos de estudios científicos avalando la importancia de los probióticos.
    Tu dieta me suena un poco hiperproteica, y aunque ciertamente te puedo dar la razón en cuanto a la importancia de la grasa animal para el colesterol, sin embargo, hay también montones de estudios que vinculan el exceso de carnes, sobre todo rojas, con el aumento de cáncer.
    Me gustaría que me aclararas estos dos aspectos y me dieras tu opinión.
    Un saludo

    • 10/03/2017 at 5:34 pm

      Hola Luis Carlos y gracias por leer el libro. Me alegro que te haya gustado! Como sabes, casi de cualquier cosa hay estudios en una dirección y en la contraria. En mi opinión no se trata tanto de que los probióticos no sirvan para nada, sino de si necesitamos forzar nuestra dieta para tomarlos. Creo que probablemente no, aunque tampoco creo que yo tenga la verdad absoluta en cada cosa que digo, porque también puedo estar equivocado. Yo mismo, desde este blog, he hablado maravillas del libro del Dr. Perlmutter, aunque lógicamente no estoy 100% de acuerdo en cada palabra que dice, pues tiendo a formarme mis propias opiniones personales en bases a mi propia experiencia, que no siempre es la misma que otras personas relatan.

      La dieta que yo promuevo no es hiperproteica, porque se basa en que cada persona consuma concretamente la cantidad de proteínas que necesita, y ni un gramo más. Esta es una dieta que promuevo para buscar el mejor peso corporal y mejorar la salud. Sin embargo, te doy la razón en que una vez alcanzado el peso objetivo, yo mismo peco de comer más proteínas de las que necesito. Pero entre comer más proteínas y comer más carbohidratos de los que necesito, siempre optaré por lo primero, porque es más difícil engordar a base de proteínas que a base de carbohidratos, y como soy propenso a engordar, debo vigilar mi alimentación.

      En cuanto a los estudios que vinculan la carne roja al aumento de cáncer, escribí sobre eso en este artículo. Aunque estadísticamente son ciertos, en la práctica, los incrementos de riesgo son prácticamente nulos, o al menos así pienso yo leyendo los datos de dichos estudios, que sobre todo se refieren a carnes procesadas, y no carnes frescas.

      Saludos,

      Carlos

      • Luis Carlos
        14/03/2017 at 10:57 am

        Hola, Carlos, gracias por responderme.
        Lo cierto es que yo nunca me había interesado por la nutrición. Pertenezco a ese grupo de personas que pueden comer lo que quieran sin engordar. Soy delgado desde que nací, pero ya a punto de cumplir los 46 años me ha entrado una de esas crisis de la edad y me ha dado por revisar mi alimentación con el objeto de hacerla lo más sana posible, para evitar enfermedades futuras (tengo familiares directos con diabetes).
        Para ello estoy leyendo bastante al respecto, y puedo decir sin equivocación que esto es para volverse loco. Hay teorías para todos los gustos, incluso contradictorias, y lo malo es que TODAS están avaladas por más o menos estudios o respaldadas por autoridades o instituciones de nivel mundial.
        El caso es que por lo menos todas están de acuerdo en algo: hay que eliminar de la dieta los carbohidratos refinados y el azúcar; e incluso últimamente parece que también están de acuerdo en que hay grasas buenas; las verduras en principio también son aceptables para todas las corrientes o “sectas”.
        Pero ya cuando entramos en el tema de las proteínas es cuando empiezan los problemas. Los vegetarianos echan pestes de las provenientes de carne, leche, pescado y huevos, alegando que son perjudiciales y optan por las de origen vegetal, y te dan motivos serios (Por ejemplo, Odile Fernández: Mis recetas anticáncer; Servan-Schreiber: Anticáncer) Yo aceptaba estas ideas hasta que por casualidad leí tu libro, y se me rompieron los esquemas. Acabo de leer el libro de Brugos (Adelgazar sin matarse) y me está dando qué pensar, aunque aún colean los prejuicios anti-proteínas que tengo.
        Mi idea era eliminar los carbohidratos refinados de mi dieta, los alimentos con índice glucémico alto, e incluso quizás el gluten (visto lo visto con Perlmutter) pero el “problema” que tengo (y a lo mejor suena mal decirlo aquí) es que no quiero adelgazar (con 168 cm peso 60 kg) y sé positivamente que si elimino tanta comida, voy a adelgazar fijo (debo tener un metabolismo elevado, imagino) además de no tener ni fuerzas para mover las pestañas. Había pensado sustituirlos por grasas saludables, para añadir energía al organismo por ese lado, pero imagino que no es plan beber medio litro de aceite de oliva virgen al día. El último recurso sería aumentar la ingesta de proteína, pero eso es lo que me da un poco de reparo: la animal por la mala “fama” que tiene y la vegetal porque no sé si tendría suficiente energía desde esa parte.
        Así que en ésas estoy. No sé si me podrías aconsejar algo, a la vista de lo que te he expuesto (varón delgado que quiere mantener el peso eliminando la principal fuente de energía que tenía hasta ahora (carbohidratos refinados) y sustituirla por “otra cosa”, que le mantenga el peso, proporcionando energía, y sea más saludable)
        Siento haberme extendido tanto y muchas gracias por tu tiempo, de antemano

        • 14/03/2017 at 10:51 pm

          Mi opinión personal es que no debes tener miedo de ninguna proteína, sea cual sea el origen. Somos pura proteína y grasa -además de agua- así que tener miedo a la proteína no tiene demasiado sentido. Energéticamente hablando, el origen de la proteína no debe preocuparte, pues por definición toda la proteína aporta unas 4 kcal por gramo. Ahora bien, cuando hablamos de su función plástica, para integrarse en el organismo y no como fuente de energía, es donde la procedencia cobra protagonismo. La mejor proteína que existe cuando hablamos de su biodisponibilidad y su calidad es sin duda la proteína del huevo. Tanto es así que se usa como patrón para medir la calidad del resto de proteínas. Desde ahí, existen distintas formas de medir la calidad de las proteínas y en función de que usemos una u otra los resultados varían. Pero varían solo en que ciertas proteínas vegetales escalan puestos o los pierden, porque las proteínas de origen animal (carne, pescado, marisco, lácteos…) siempre están en los puestos de cabeza. Dicho esto, es absolutamente posible (aunque extenuante) obtener proteína de calidad de los vegetales si sabemos qué vegetales comer en cada momento y como mezclarlos. Ahora bien, no solo de proteína vive el hombre, así que simplificar la nutrición de esta manera no tiene demasiado sentido en mi opinión. Existen algunas vitaminas y minerales que es difícil obtener a partir de los vegetales y por lo tanto, nuevamente la inclusión de alimentos de origen animal tiene mucha importancia, salvo que estemos dispuestos a encontrar, comprar y comer todo tipo de vegetales exóticos que nos puedan proporcionar aquello que los vegetales más de andar por casa no nos proporcionan. De modo que, ¿es posible llevar una dieta vegetariana y alimentarse de manera adecuada? En teoría sí, pero en la práctica es más bien difícil para el común de los mortales. Sin embargo, si la pregunta es acerca del origen animal de los alimentos, todos sabemos que la respuesta es mucho más sencilla. Al final, cada uno debe elegir lo que su cuerpo y su mente le dicten en cada momento, pero en cualquier caso y volviendo al origen de la pregunta y mi respuesta, yo no andaría por la vida con miedo a ninguna fuente de proteína. Simplemente trataría de consumir aquellas que más completas me parezcan en cada momento, aunque si eres de este lado de la calle, ya sabes a los que comemos carne no nos asusta para nada comer también verduras 🙂

          • Luis Carlos
            17/03/2017 at 5:20 pm

            Hola, buenas

            El tema de las proteínas me parece muy curioso. En concreto las proteínas de origen animal. Por un lado, por lo que llevo leído, al parecer hay muchos estudios científicos que ciertamente acreditan que producen diversos tipos de cáncer. Y es algo objetivo que no pongo en duda. Pero por otro lado, es cierto que ha habido (y a lo mejor aún hay) poblaciones, como los masai o los esquimales, que no comen prácticamente nada más que proteína animal, sea carne, leche o pescado, y no padecen las enfermedades degenerativas típicas del mundo civilizado. Con lo cual, se me ocurren algunas hipótesis:

            Que la carne que comemos aquí no sea de calidad, al estar los animales comiendo “porquerías” y rellenos de hormonas y antibióticos. Algo que es obvio y se puede constatar fácilmente. Basta comparar la carne de un pollo de supermercado con la de un pollo “de toda la vida”; no se parecen en nada.

            O que intervengan otros factores, como puede ser la flora bacteriana que protegería a esas poblaciones, o el aire puro, ejercicio, no comer la alimentación pésima que se consume en Occidente, etc.

            En mi caso yo como de todo, carne incluida. No es que tenga miedo a consumirla, pero como te dije en otro mensaje, me interesa buscar la alimentación más saludable posible, y por muy buena que sea la proteína cárnica para la salud, si la carne no es de calidad, a lo mejor hace más mal que bien. En ese sentido, lo que estaría bien sería saber de algún sitio donde la carne procediera de ganado bien tratado, con alimentación adecuada, de pastos, y sin hormonas ni antibióticos. En ese caso, comer carne y huevos no me importaría. Pero de momento no sé de sitios así. Tendría que indagar.

            Por otro lado, se me ocurre que otra alternativa serían batidos de proteínas, que sé que existen, pero son un mundo ignoto para mí. Se trataría de averiguar si existen batidos de proteínas lo más “naturales” o “ecológicas” posibles. En ese sentido a lo mejor sí me podrías orientar.

          • 21/03/2017 at 5:09 pm

            Hola Luis Carlos,
            Echa un vistazo a este artículo sobre el cáncer y la carne que escribí hace unos meses.

            Saludos,

            Carlos

  7. Auralu
    13/01/2017 at 4:52 pm

    Carlos encantada leyendo todos estos comentarios y el artículo sobre los beneficios de la dieta te quiero preguntar si tu libro se vende aquí en Colombia

    • 15/01/2017 at 8:08 pm

      Hola,
      Allí no, pero puedes comprarlo en España o en EEUU y que te lo envíen allí por correo postal. Tarda unos 10 días creo.

      Saludos,

      Carlos

  8. 24/11/2016 at 9:16 am

    Hola Carlos he comprado tu libro y la verdad me entusiasma, quería preguntarte que opinas de los batidos de Herbalife? y si cuales me aconsejas. Muchisimas gracias y felicidades por tu labor.

    • 30/11/2016 at 3:59 pm

      Hola Esther,
      Los que vi en su momento desde luego no me ilusionaron 🙂

  9. Maite
    28/09/2016 at 4:33 pm

    Hola Carlos,
    Yo llevo adelgazado 11 kilos gracias a ti y tus métodos, y soy consumidora de varios de los productos que recomiendas pero tengo una duda,…. La cantidad de proteínas que se me recomienda para mi pérdida de peso en el consumo de batidos, es la misma de Vitality 95 que la de Casein Pro de Vitalimax??
    Muchas gracias
    Maite

  10. Dolors
    28/08/2016 at 9:58 am

    Hola Carlos, llevo aproximadamente un mes haciendo la isodieta llevo ya días en fase de cetosis pero no hay manera de perder peso los primeros días perdí unos tres kilos pero estoy estancada, q es lo q hago mal?.Si estoy en cetosis porqué no pierdo. Te diré q tengo 53 años y estoy en plena menopausia . Muy agradecida de ante mano por tu atención gracias

    • 29/08/2016 at 8:30 pm

      Hola Dolors,
      Por lo que cuentas estoy convencido que estás adelgazando pero me atrevo a pensar que al tiempo que pierdes grasa estás generando nueva masa muscular y por ello el peso varía poco. Yo creo que debes fijarte más en el volumen en este momento que en el peso, y ese supongo que si está bajando.

      Saludos,

      Carlos

    • mikel
      29/08/2016 at 10:00 pm

      hola, con el permiso de carlos, te comento la me es un estado del cuerpo en la mujer donde el cambio hormonal esta presente en todo momento,,,,,,,,,,cambios en la tiroides, cambios en la sensacion de sed.y cambios hormonales al fin y al cabo, existe una solucion, pero esta en un libro del doctor Dr. Atkins, ùede ser que te falte grasa, o puede ser que la isodieta no funcione en la mujeres con me……….( que suele pasar en mujeres de mas de 50 años) y funciona la cetogenica pura y dura………………con sus ayunos correspondientes, su deporte ( sin forzar ) ha habido muchas mujeres que han solucionado este problema con los Los Vita Nutrientes del doctor antes nombrado, y precursor de este tipo de dieta, o la dieta de la evolucion humana
      saludos y buenos dias

  11. 24/05/2016 at 3:43 pm

    Hola guapo tengo algunas dudas antes de empezar a hacer compras de comida, por ejemplo si unas salchichas tienen azúcares en su composición pero son insignificantes ¿las puedo comer en la isodieta?
    ¿Hasta cuántos carbohidratos máximo por 100 gramos se puede comer algo? El libro dice 4 gr.
    ¿Me lo confirmas porfavor? Infinitas gracias

    • 24/05/2016 at 4:32 pm

      Hola Vanesa,
      Insignificante para mí es menos de 4-5g por ingesta, ya sean 100 gramos o más de producto. Hay salchichas en el mercado incluso por debajo de esos valores, así que no te será complicado encontrarlas. También es importante tratar de no superar los 40-50 gramos al día. Estoy seguro que si sigues esa pauta te irá de maravilla.

      Saludos,

      Carlos

      • 24/05/2016 at 5:56 pm

        Gracias otra vez, si lo consigo te envío fotos para que vean que ésto si funciona,
        tengo fe de que si.chao

  12. 13/05/2016 at 6:00 am

    Hola Carlos, estoy leyendo tu libro (lo compré versión Kindle), sabes si éste batido podría valer? Creo que tiene azúcar pero no demasiado

    Lo tengo en casa porque quería cambiar las cenas por un batido de proteinas, ¿era buena idea comprar éste?

    • 16/05/2016 at 6:59 am

      Hola Vanesa,
      No tiene mala pinta, aunque contiene mucho más azúcar en 44 gramos que otros preparados en 100g.

      Saludos,

      Carlos

      • 20/05/2016 at 3:40 am

        Gracias por contestar, eres muy amable.
        He estado pensando en sustituir el batido por yogur Griego natural, añadiéndole el salvado y semillas de Chia como grasa saludable, no sé si es correcto, un beso

        • 20/05/2016 at 6:55 am

          Hola Vanessa,
          Dependerá de los valores nutricionales del yogur griego. A priori, te diría que es probable que tuviese poca proteína y muchos carbohidratos, pero mira la etiqueta a ver que te encuentras.

          Saludos,

          Carlos

          • 20/05/2016 at 12:23 pm

            Pues si uno se puede encontrar cada cosa en los valores.. pero bueno, allá van:
            Grasas: 10.9, saturadas 6.8
            Hidratos: 5.9, todo azúcares( que no entiendo de dónde vienen si ni lleva leche desnatada)
            Y 4.1 de proteina es casi equilibrado oiga xD.

Deja un comentario