Categoría: Novedades

La categoría de novedades de este blog trata sobre temas de actualidad que son interesantes para personas que quieran adelgazar o mantener su línea.

Tecnología para adelgazar

Han pasado ya más de 10 años desde que cambié mi vida a través de la nutrición perdiendo 35Kg de peso en apenas cuatros meses. Pronto se cumplirán 9 años desde que publiqué el libro Adelgazar sin Milagros, que ha servido para cambiar también la vida a muchas personas más que llegaron detrás de mí. Y en todos estos años, han surgido muchos cambios, principalmente tecnológicos, y por eso hoy quiero hablar de la tecnología para adelgazar.

No, me temo que no han inventado todavía un aparato que dándole a un botón nos libre de los michelines, ni tampoco otro que nos permita comer y beber todo lo que queramos sin engordar ni un sólo gramo. Sin embargo, ahora existe mucha tecnología que se puede aplicar, tanto a adelgazar, como a mantener unos hábitos saludables. Por ejemplo, cuando yo perdí 35Kg en 2011, había pocos analizadores de masa corporal, y los que habían eran caros y toscos. En aquella época, yo hacía todo el seguimiento usando el peso y una cinta métrica. Nada que objetar, es un método que explico en el libro y que funciona a la perfección, pero ahora hay formas baratas mucho más eficaces. Vamos a ver algunas de ellas y al menos un dispositivo de cada grupo, que a mi me ha parecido interesante, pero lógicamente existen muchos más.

Tecnología de medición de composición corporal

Resultados analizados por el Mi Body Composition Scale 2 usando tecnología para adelgazarEn cuestión de composición corporal, aunque un medidor común ofrece bastante información, entiendo que no siempre resulta sencillo interpretar los porcentajes de grasa, masa magra y agua, y que muchas personas tenían dificultad para asumir cambios de peso inesperados por no saber identificar su causa. Por eso, escribí un artículo titulado Entendiendo el peso corporal al adelgazar, para tratar de arrojar cierta luz sobre las mediciones de los aparatos que teníamos en aquella época y ha recibido un montón de visitas desde que lo publiqué. En mi caso, yo siempre he recomendado el Omron BF-511, que es un dispositivo muy fiable y de mucha calidad, pero no deja de ser cierto que entender las fluctuaciones de las mediciones requiere conocimientos y práctica, y no era ni es precisamente barato.

Ahora, por menos de la mitad de lo que cuesta el Omron en oferta, puede uno comprarse un analizador de masa muscular Xiaomi Mi Body Composition Scale 2 que, además de todos los parámetros que medía el Omron, mide un montón de parámetros más y, aquí está la gracia del cacharro, ya no es necesario interpretar los resultados porque, como ocurre con casi todo ahora, tiene una App que te explica en el teléfono, de modo sencillo y fácilmente comprensible, qué ha ocurrido en tu cuerpo, además de llevar un seguimiento de todas las mediciones y poder indicar tu progreso, tanto individual, como comparativo con el resto de personas. Estuve probándolo y tratando de engañarle, tomando mucha sal, bebiendo poca agua, recargando glucógeno… y no hubo manera, acertó en cada caso con la medición diaria que hice, así que me resultó bastante fiable. Me parece un aparato estupendo, por debajo de 30€, que es capaz de indicarte (y explicarte) el peso, la grasa, la grasa visceral, la masa muscular, la masa líquida, la cantidad de proteína en el cuerpo, el IMC, el metabolismo basal y hasta la masa ósea, asignando una composición corporal y explicando, en cada parámetro, como puedes mejorarlo.

Tecnología de medición de hábitos de vida

Dispositivo de monitorización de actividad Xiaomi Mi band 6Otro aparato que me parece baratísimo para lo que hace, en el entorno de los 30€, y que me ha encandilado igualmente es también de Xiaomi: su Smart Band 6. Ya he probado en el pasado relojes inteligentes y otras pulseras de actividad, incluso mucho más caras, pero esta da un salto de calidad y sencillez porque, nuevamente, a través de la misma App que el analizador de masa corporal, utiliza todos los datos que recopila del cuerpo para explicar con sencillez como puedes mejorar los hábitos. Aquí no hablamos solo de contar pasos ni de monitorizar el pulso, que también, sino de medir cosas como la saturación de oxígeno en sangre, la cantidad, calidad y efectividad del sueño, la calidad de la respiración durante el sueño, el estrés, o incluso hasta las siestas. También lo he estado probando y la batería le dura en torno a una semana con una recarga

 

Tecnología para el control de la glucosa y la cetosis

Veri es un parche de control de glucosa y una AppY llegamos a la joya de la corona, y para esta sí hay que rascarse un poco el bolsillo, pero hablamos de un sistema y una app para el móvil sin precedentes, que entra de lleno en la biónica doméstica. Estoy hablando de la empresa finlandesa Veri, que ofrece un sistema de control del metabolismo mediante unos parches de medición continua de la glucosa que se ponen en el brazo y se conectan de manera inalámbrica al móvil para proveer de datos a la aplicación, que es la que realiza el seguimiento, análisis, ofrece ayuda, etc.

Pero, por encima de todas las recomendaciones que puede hacer la app -que son un montón-, para mí, la principal función es entender, a tiempo real, el efecto que tienen los alimentos en nuestro organismo. Quiero decir, te puedes comer un plátano por ejemplo, y entender el efecto que ese plátano ha tenido en tu glucosa en sangre y por ende en tu metabolismo. La aplicación te monitoriza a tiempo real gracias al parche y te indica lo que ha ocurrido.  Y esto, para adelgazar, es absolutamente impagable, porque es información de primerísima mano sobre el nivel de azúcar en sangre después de las comidas, y si estamos consiguiendo liberar grasa para usarla como energía o no. Se acabaron las sorpresas en el peso al día siguiente, porque con este sistema lo vas a entender a tiempo real.

Lógicamente, esto es caro, nada de treinta eurillos, y además, de momento, sólo está disponible en inglés, pero bueno, tampoco hace falta ser nieto de Shakespeare para entender si la glucosa sube o baja y cómo lo hace, y por lo que pude ver en la demo, la App es bastante sencilla de usar y permite hacer cosas interesantes como guardar las comidas que vayas haciendo en un histórico junto con las mediciones. El sistema funciona con unos parches inteligentes que duran 14 días cada uno y un kit mensual, que son dos parches y la suscripción al servicio. El sistema está basado en un sistema personalizado, porque según el fabricante, no todos los alimentos tienen el mismo impacto en todos los cuerpos, y es fundamental aprender lo que impacta a cada persona.

Veri es un programa de control de la glucosaEste programa de 28 días (dos sensores) está estructurado de forma que durante los primeros 14 días controlas tus comidas midiendo a tiempo real los resultados y aprendes que alimentos disparan el azúcar en tu cuerpo y cuales le afectan menos, mientras que la segunda quincena te permite ver los resultados de ajustar tu dieta eliminando lo que te hace subir la glucosa en sangre o incluso descubriendo si el ayuno intermitente tiene los efectos que esperas en tu cuerpo. A partir de los 28 días, que son los dos sensores, puedes seguir comprando sensores, pero más por curiosidad y control que por entender qué es lo que más afecta a tu cuerpo, que ya lo habrás aprendido.

El programa completo (dos sensores y monitoreo de la app) cuesta originalmente 159€. Yo tengo un código del 20% de descuento por ser probador, que puedo compartir y que cualquier persona puede usar, que es CARLOSAB20 o que quien quiera puede usar de manera automática pinchando aquí, por lo que el precio final se queda en menos de 128€, que aunque sigue sin ser especialmente barato, va empezando a ser más razonable. Para quien se lo pueda permitir, es definitivamente la vanguardia del control del peso corporal a tiempo real y la capacidad de comprender de manera exacta el impacto que tienen los alimentos en nuestro cuerpo.

Tecnología para adelgazar hecha aplicación

El sistema Veri, comparado con otros parches que existen y con los glucómetros tradicionales de pinchazo en el dedo, tiene la principal ventaja del soporte vía App. Guarda los resultados de todas las comidas, lleva un histórico completo y ofrece consejos personalizados. El parche inalámbrico en si, que lo fabrica Abbott, ya existe desde hace tiempo y muchas personas con diabetes lo utilizan. Un amigo mío, diabético severo, lo lleva cuando salimos a montar en moto conectado al bluetooth del casco y si la glucosa empieza a bajarle seriamente, le pita y nos paramos para que se tome algo de inmediato, pues tiene unos 10 minutos de margen desde el aviso sonoro hasta que la caída tiene efectos físicos notables. O sea, si nos ceñimos al hardware, el aparato, el parche, es un dispositivo de grado médico y comprobada eficacia. Y lógicamente hace mediciones exactas, tanto de subidas como de bajadas.

La diferencia entre la aplicación de Abbott con la diabetes y Veri, es que Veri ofrece una plataforma, en forma de App que se lleva en el móvil, que está específicamente diseñada para la pérdida de peso, el control de la glucosa durante la dieta (o ayunos) y por lo tanto propicia conocer el efecto de todos los alimentos en nuestro cuerpo concreto, no de manera general. Alguna vez he comentado que mi hijo mediano puede comerse dos platos de pasta de medio kilo cada uno y no engordar un solo gramo, mientras que mi hija tiene la capacidad de engordar con tan solo mirar la pasta. Este es el sistema que sirve, de manera concreta, para certificar con exactitud qué es lo que ingerimos que nos hace engordar.

Si tienes dudas acerca de la importancia de controlar el nivel de glucosa en sangre, te sugiero que leas mi libro Adelgazar sin Milagros si no lo has hecho ya o que hagas búsquedas en Internet respecto al tema. Te garantico que es la clave.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

 

Más comida baja en carbohidratos

Pan bajo en Carbohidratos de CSC FoodsHa llovido mucho desde que lanzamos el pan bajo en carbohidratos CSC Foods en Marzo de 2020. Llevamos año y medio de pandemia que ha ralentizado en gran medida los planes que teníamos para lanzar nuevos alimentos. No hace falta que explique que en estos meses todo se ha complicado sobremanera, y que lo que antes podía hacer con un par de viajes y tres reuniones en una semana, ahora me lleva meses. Algo tan sencillo como visitar una fábrica, definir unos procesos, seleccionar unos ingredientes y hacer unas pruebas se ha vuelto una tarea mucho más compleja de lo que debería ser en pleno siglo XXI.

En mi cabeza sigue presente la idea de ir cambiando, poco a poco, la industria alimenticia, reduciendo el desproporcionado consumo de carbohidratos que llega enmascarado en alimentos supuestamente saludables a la mayoría de nuestros hogares, y esa es una tarea que requiere mucho esfuerzo y dedicación, porque no es sencillo elaborar productos bajos en carbohidratos que sean muy parecidos o incluso iguales a los tradicionales.

El hecho de que las circunstancias me hayan ralentizado no quiere decir que haya estado parado, más bien al contrario, y hoy traigo no una, sino tres novedades que seguramente van a llamar vuestra atención. Dos de ellas ya están en el mercado y disponibles desde hace semanas o incluso unos pocos meses, y una tercera, quizás la más innovadora, que hoy domingo y mientras escribo estas líneas se está elaborando para que podamos lanzarla esta misma semana.

Muy agradecidos por la acogida

No quiero continuar sin antes agradeceros a todos el increíble recibimiento que le disteis a nuestro Pan Reducido en Carbohidratos CSC Foods. Honestamente creo que logramos elaborar el primer pan familiar verdaderamente saludable del mercado y desde entonces, miles de personas lo han probado y unos 200 comentarios lo atestiguan en la página del producto en OutletSalud. Gracias a todos de corazón. La acogida que tuvo el pan ha sido el combustible necesario que hemos utilizado en estos difíciles tiempos de pandemia para continuar investigando y perfeccionando más alimentos. Hay un increíble grupo de personas detrás de estos productos trabajando codo a codo conmigo todos los días y os transmito igualmente su gratitud por confiar en nuestros desarrollos.

Cuando lanzamos el Pan LowCarb CSC Foods al mercado lo hicimos con el firme propósito de convertirlo en un pan de consumo familiar, perfecto para todo el mundo en el entorno de una dieta saludable. Sin embargo, soy consciente de que me dejé fuera de mi objetivo a otras personas, muchas de ellas seguidores de este blog, y tenía por lo tanto una cuenta pendiente con ellas, que hoy vengo a saldar. En efecto, el Pan Reducido en Carbohidratos que pusimos en el mercado en 2020 es magnífico para cualquier persona que quiera cuidarse… excepto para aquellos que siguen una dieta estricta de adelgazamiento como la que yo seguí para perder 35Kg en unos pocos meses y que relaté en mi libro Adelgazar sin Milagros que da título a este blog. Para ellos, para personas como yo, ese pan es un pelín alto en carbohidratos, incluso teniendo un 65% menos de carbohidratos que un pan tradicional, pero, a cambio, ofrece una experiencia de consumo prácticamente idéntica al pan tradicional: huele igual, sabe igual o mejor, tuesta igual, tiene la misma textura y, aunque un poco más caro, tiene un precio contenido. Además, y más importante, gusta a todo el mundo, niños incluidos.

Nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods

Pan ultra bajo en carbohidratos CSC FoodsDesde ese día del lanzamiento comencé a trabajar en un segundo pan, del que quiero hablar hoy. Uno que está diseñado específicamente para personas que siguen una dieta estricta de adelgazamiento, y que tiene unas características que lo hacen único en el mercado. Para empezar, apenas contiene un 7,5% de carbohidratos, menos de la mitad de nuestro pan original que tiene un 16%, lo que supone una reducción de al menos un 85% respecto al pan de molde promedio, pero es que además hemos logrado hacer un formato amigable, con rebanadas de tamaño grande, con una textura infinitamente más flexible que los panes que ya existían en el mercado.

En efecto, nuestro nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods desafía frontalmente a la industria panadera presentando un pan de molde adaptado plenamente a las necesidades nutricionales de todas las personas que siguen una dieta estricta de pérdida de peso. Su rebanada, generosa en tamaño, apenas pesa 40g, de los cuales aporta 10g de proteína, 6g de grasa, algo más de 4g de fibra, y, ojo al dato, apenas 3g de carbohidratos. Así que, a la pregunta, ¿puedo tomar este pan si sigo la Isodieta o cualquier otra dieta de adelgazamiento que restrinja los carbohidratos, la respuesta es, por fin, un rotundo sí; lógicamente, con la mesura propia de quien está realizando un esfuerzo para mejorar su salud a través de la nutrición: una rebanada cada vez.

El nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods llega en un formato idéntico a nuestro pan LowCarb, o sea, en una bolsa de 450g de pan de molde, con 11 rebanadas de unos 40g cada una, aunque, a diferencia del primero, todas las rebanadas son exactamente iguales porque hemos conseguido eliminar del proceso la última rebanada del molde, la que tradicionalmente se conoce como el culo del pan.

Ahora sí, sin lugar a duda, creo que tenemos el pan perfecto para complementar tu dieta de adelgazamiento LowCarb. Puedes utilizar el nuevo Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods para completar tu dieta, usándolo por ejemplo como tostada a la que añadir un poco de jamón, salmón, pavo o cualquier otra cosa que se te ocurra y puedas incluir en tu dieta. También puedes utilizar una rebanada como acompañamiento. Si quieres un desayuno mega nutritivo, puedes hacerte una tostada francesa con un huevo y un poco de leche y usar el huevo batido restante para hacerlo revuelto. En mi casa ya tenemos los dos y los usamos indistintamente para según que aplicación. Le llamamos el pan verde y el pan rojo, por el color de sus etiquetas, siendo el verde el pan lowcarb original, el preferido de los niños, y el rojo el nuevo, ultra bajo en carbohidratos. Al igual que el original, se trata de un producto fresco, que se fabrica con 28 días de fecha de consumo preferente y se puede congelar sin que pierda propiedades ni características. Otro día explicaré con calma la diferencia entre fecha de consumo preferente y fecha de caducidad, porque he comprobado que muchas personas no lo tienen nada claro.

Fine Pasta by CSC Foods

Además del Pan Ultra Bajo en Carbohidratos CSC Foods, en las últimas semanas también vio la luz -con casi un año de retraso- la nueva gama de pastas de Konjac Fine Pasta by CSC Foods. Aunque los platos preparados basados en esta pasta ya los lanzamos hace casi un año a partir de producto a granel, es ahora cuando hemos tenido listas las cuatro primeras pastas de las que hablaré pronto, pero que adelanto son probablemente las más avanzadas del mercado. Si todavía no sabes nada del glucomanano de Konjac y sus propiedades, puedes leer un poco en este artículo mío de hace siete años, cuando empezaba a incluirlo en mi dieta o leer este otro artículo acerca del lanzamiento de los platos preparados de Fine Pasta by CSC Foods. Doy por sentado que lo sabes, pero por si las moscas, lo aclaro: CSC Foods es mi marca de alimentos bajos en carbohidratos derivada de la extensa investigación y desarrollo que lleve a cabo para escribir el libro Cocinar sin Carbohidratos.

Tortillas Reducidas en Carbohidratos CSC Foods

Por último, no quiero despedirme hoy sin contaros lo que se está cocinando ahora mismo mientras escribo y que lanzaremos al mercado en unos días, las nuevas Tortillas Reducidas en Carbohidratos CSC Foods. Hemos logrado crear unas tortillas con sólo 4g de carbohidratos por unidad que no sólo son saludables, sino que tienen la apariencia, textura y sabor de las tortillas tradicionales. Al igual que las pastas Fine Pasta, hablaré de las nuevas Tortillas CSC Foods en un artículo próximamente, pero quería compartir la noticia porque, aunque hay otras tortillas bajas en carbohidratos en el mercado, ya adelanto que vamos a revolucionar el mercado con un precio sin competencia en un producto que los más jóvenes demandan mucho por su versatilidad para hacer burritos, fajitas, chimichangas, bases de pizza, enrollados y un sinfín de comidas más, algunas de las cuales incluiré como receta muy pronto.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

 

Fine Pasta: Pasta sin carbohidratos para todos

Logotipo de la marca CSC FoodsCuando lanzamos la marca CSC Foods el pasado marzo con la introducción de nuestro pan bajo en carbohidratos, anunciamos que estábamos trabajando en otros alimentos optimizados para las dietas bajas en carbohidratos, y hoy traigo el siguiente: la pasta sin carbohidratos Fine Pasta de CSC Foods. Me hubiese gustado que los plazos hubiesen sido mucho más cortos entre el lanzamiento del pan y el de la pasta, pero a nadie tengo que explicarle todo lo que hemos pasado este año, precisamente a partir de marzo, que en lo particular me toca habiéndome contagiado de COVID-19, como la mayoría de mis compañeros de oficina, y habiendo pasado cuarentenas y confinamientos varios, afortunadamente sin ningún caso grave cercano. Concretamente yo, si no me hago una prueba PCR, no me entero que estoy contagiado: ni síntomas, ni malestar, ni he contagiado a nadie en mi casa.

En cualquier caso, aunque con retraso, tenemos lista toda una gama de pastas sin carbohidratos, ideales para la pérdida de peso, pero también para cualquier tipo de dieta cetogénica o simplemente baja en carbohidratos. Fine Pasta es una gama de alimentos basados en la pasta de konjac, que ahora explicaré con más detalle, pero cuya principal cualidad es estar virtualmente libre de carbohidratos. De hecho, en el libro Cocinar sin Carbohidratos incluí bastantes recetas realizadas con pasta de konjac.

Fine Pasta ofrece, por un lado, paquetes de pasta sin aderezar, listos para consumir, y, por otro lado, una gama de comidas preparadas, listas para calentar en el microondas y consumir. Los paquetes de pasta todavía no han llegado pues la fábrica a la que le hemos encargado su producción acumula mucho retraso debido a la pandemia, sin embargo, ya tenemos los platos listos para consumir, que se elaboran muy cerquita, en Navarra, con ingredientes de primerísima calidad. Veamos Fine Pasta en detalle.

¿Qué es Fine Pasta?

Como he avanzado, Fine Pasta es una gama de alimentos basados en la pasta de konjac. El konjac es una planta oriental, de cuya raíz se extrae una fibra alimenticia, el glucomanano, que tiene la capacidad de absorber más de 100 veces su peso en agua. De este modo, mezclando un poco de glucomanano con mucha agua, obtenemos una pasta que es, en esencia, un 99% agua, y apenas contiene nutrientes de ningún tipo. Con esa pasta fabricamos espaguetis de konjac, fideos de konjac, macarrones de konjac, lasaña de konjac, etc. que podemos utilizar como base de una receta sin que aporte valores nutricionales a la misma, lo que nos permite centrarnos en los productos frescos como la carne, el pescado, los huevos o las verduras para obtener los nutrientes que realmente necesitamos. Por decirlo de un modo sencillo, es como si a un plato tradicional de pasta le quitamos todo lo que engorda y le dejamos únicamente aquello que nos aporta nutrientes de verdadera calidad.

Fine Pasta SpaghettiLa pasta de konjac no es algo nuevo en el mercado. De hecho, en este mismo blog hay bastantes recetas que he ido subiendo con los años que se elaboran con pasta de konjac. Sin embargo, Fine Pasta no es una pasta de konjac tradicional, sino que incluye algunas innovaciones importantes que hoy quiero explicar para poner en contexto como se compara Fine Pasta con otras marcas de pasta de konjac que ya hay en el mercado. La principal diferencia entre Fine Pasta y la mayoría de marcas del mercado es que Fine Pasta viene lista para consumir, no es necesario enjuagarla varias veces porque no tiene un conservante que le añada olor y mucho menos sabor. De este modo, mientras que otras pastas hay que escurrirlas y lavarlas varias veces para que desaparezca ese olor peculiar que traen, con Fine Pasta es suficiente con sacarla del paquete y usarla en cualquier receta.

¿Es segura Fine Pasta, la pasta de konjac?

El glucomanano con el que se elabora Fine Pasta es una fibra que no solo está autorizada por la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria), sino que además está avalada por ella. Según la EFSA, entre otras cosas, el glucomanano de konjac ayuda a adelgazar y a mantener niveles de colesterol sanguíneo y triglicéridos en valores normales. La única pega de seguridad con el glucomanano de konjac es que, debido a su gran poder de absorber líquidos, no se recomienda para personas que tienen problemas de deglución. Sin embargo, al hacer la pasta con saturación de agua y además añadirle salsa y condimentos, prácticamente eliminamos este problema por lo que su consumo no debe ser un problema para prácticamente nadie.

¿Dónde y cómo se fabrica Fine Pasta?

La materia prima para fabrica Fine Pasta, el glucomanano de Konjac, se produce en China, que es de donde es originaria la planta. Allí mismo se transforma en pasta. En nuestro caso, hemos elegido una fábrica de primer nivel, que cumple con todos los requisitos de la Unión Europea para la exportación de alimentos y tiene al día todos los certificados de sanidad y seguridad alimentaria.

La pasta sale de la fábrica en dos formatos, por un lado, empaquetada en paquetes de 270g lista para consumir, en siete variedades distintas: Spaghetti, Riso, Lasagna, Noodles, Penne, Tagliatelle y Tagliatelle con espinacas. Estos formatos de Fine Pasta son los que se están produciendo ahora y esperamos que estén listos en unas cuantas semanas.

Fine Pasta Spaghetti Noodles Fine Pasta Riso Fine Pasta Lasaña Fine Pasta Penne Fine Pasta Tagliatelle Fine Pasta Tagliatelle di Spinaci Fine Pasta

Por otro lado, ya hemos recibidos unos formatos a granel, que hemos enviado a una fábrica de Navarra, para que elaboren platos con ellas. Fruto de esta colaboración, se han producido ya y están disponibles, 5 platos preparados con Fine Pasta: Spaghetti Boloñesa, Riso con Pollo y Verduras, Spaghetti con Atún y Tomate, Tagliatelle con Solomillo de Cerdo al Boletus y Tagliatelle di Spinaci con Merluza y Gambas.

Tagliatelle con Solomillo de Cerdo al Boletus Fine Pasta Riso Con Pollo y Verduras Fine Pasta Fine Pasta Spaghetti Boloñesa Fine Pasta Spaghetti con atún y tomate Fine Pasta Tagliatelle de Espinacas con Merluza y Gambas

¿Cuales son los valores nutricionales de Fine Pasta?

Valores Nutricionales de Fine PastaLa pasta de konjac lista para cocinar Fine Pasta tiene unos valores nutricionales muy cercanos al cero, por no decir cero. De media, por cada 100g de producto hay 2g de proteína, 0,5g de carbohidratos, 1g de grasa y 2,5g de fibra. Comparado con una pasta tradicional, que suele llevar entre un 65% y un 85% de carbohidratos, la diferencia es abismal. Con estos valores nutricionales, resulta obvio que los nutrientes esenciales que necesitamos, la proteína y la grasa de calidad, debemos obtenerlos de los alimentos que usemos para preparar la receta, que deben ser preferiblemente frescos, como la carne, el pescado, los huevos, los lácteos y las verduras.

Con este principio en mente, transmitimos esa necesidad a la fábrica Navarra, indicándole la necesidad de producir comidas naturales, con alimentos frescos, que no contuviesen carbohidratos, y que aportasen nutrientes de calidad. Para hacer un alimento natural, pusimos muchas barreras: nada de soja para aumentar los valores proteicos, nada de gluten para añadir volumen y proteína vegetal, nada de huevo y derivados, nada de lactosa, y por supuesto, nada de conservantes. De este modo, los valores nutricionales que obtuviésemos con las recetas procederían, exclusivamente, de la carne y el pescado fresco que se añaden a la pasta de konjac, siendo su valor biológico realmente alto. Así, por ejemplo, en el caso del plato de Tagliatelle di Spinaci con Merluza y Gambas, la ración completa contiene 16g de proteína, 4,5g de grasa, 2,3g de carbohidratos y 4,4g de fibra, con menos de 2 gramos de sal, siendo esta, además, Sal Rosa del Himalaya, mucho más completa y nutritiva en cuanto a micronutrientes que la sal refinada normal.

¿A quién está dirigido Fine Pasta?

Fine Pasta es una gama de alimentos dirigida a personas que quieren cuidar su alimentación. Obviamente, dentro de ese grupo general, entra todo aquel que quiera perder peso, porque como alguna vez hemos comentado, adelgazar es el efecto secundario de llevar una alimentación verdaderamente saludable. En cuanto a la pasta lista para cocinar, yo diría que todo el mundo es público objetivo, niños y adultos por igual. Después de todo, se trata de una pasta alimenticia que no contiene carbohidratos y, en la mayoría de los casos, esto son buenas noticias.

Si nos ceñimos a los platos preparados, aquí el objetivo claro son todas aquellas personas que, o bien no tienen conocimientos o habilidades para prepararse este tipo de platos o bien quienes, como yo, comen en la oficina con frecuencia y quieren soluciones sencillas, con precio moderado, y valores nutricionales adecuados para el tipo de alimentación que siguen, ya sea una dieta de adelgazamiento, de mantenimiento o simplemente una dieta saludable para gozar de la mejor salud posible.

Resumiendo

Seguimos trabajando en el desarrollo de nuevos alimentos, con ingredientes de primera calidad, que esperamos vayan inundando el mercado cada vez a mayor velocidad, apostando por los nutrientes de calidad y la innovación como bandera de CSC Foods. Como he dicho, los platos preparados ya están disponibles y las pastas listas para cocinar deberían estar disponibles también antes de final de año. A ver si en los próximos meses podemos lanzar nuevas iniciativas que pueda presentar con la misma satisfacción que hoy siento presentando estas.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

 

Pan bajo en carbohidratos de CSC Foods

Nuevo pan bajo en carbohidratos de CSC FoodsHoy voy a hablar del nuevo pan bajo en carbohidratos de CSC Foods, pero también quiero hablar de mucho más que eso. Desde que publicamos el libro Cocinar sin Carbohidratos en 2014 hemos estado investigando, haciendo pruebas y tratando de conseguir elaborar un pan que pudiese fabricarse de manera masiva, pero tradicionalmente, que fuese muy bajo en carbohidratos, que tuviese sabor, textura y aroma a pan tradicional y que, además de todo eso, no costase un ojo de la cara. Mentiría si dijese que ha sido un proceso sencillo o rápido. Ha sido más bien al contrario. Después de probar todo tipo de panes bajos en carbohidratos disponibles por toda Europa (y algunos traídos desde Estados Unidos), la conclusión es que no había un claro ganador. Existían muchos panes muy buenos en algunos aspectos, pero con carencias en otros. Y por supuesto, nos propusimos mejorar lo presente.

Algunos panes bajos en carbohidratos tenían realmente pocos carbohidratos, pero no sabían a pan, sino a algo raro. Otros tenían una gran cantidad de proteína y muy pocos carbohidratos, pero eran realmente caros. Otros se anunciaban como bajos en carbohidratos, pero contenían un 30% o más de carbohidratos, que es una cifra realmente alta en mi opinión, pese a ser más baja que los panes tradicionales. Algunos tenían buenos valores nutricionales y un sabor aceptable, pero la textura dejaba mucho que desear, con masas muy duras, arenosas o que directamente de deshacían al tocarlas o intentar cortarlas. En definitiva, mucha variedad de panes, todos ellos muy buenos en algún aspecto, pero mediocres en otros, siendo además los mejores, productos realmente caros, adecuados como exquisitez pero no para comprarlos, al menos con una economía familiar media, de manera constante y sostenida.

Logotipo de la marca CSC FoodsDe este modo, el objetivo que yo tenía en la cabeza no era desarrollar un pan que fuese el mejor en todo, porque creo que es imposible en estos momentos, sino que fuese realmente bueno en todos los aspectos, sin que su precio se disparase. Y creo sinceramente que ese objetivo lo hemos alcanzado de sobra con el pan bajo en carbohidratos que hoy lanzamos bajo la marca CSC Foods, derivada del libro Cocinar sin Carbohidratos, y que ha servido como base inicial en el desarrollo de este pan y de otras recetas que espero podamos ir lanzando poco a poco en los próximos meses.

Veamos, una a una, las premisas que hemos considerado a la hora de desarrollar este pan bajo en carbohidratos y, cómo hemos logrado alcanzar nuestro objetivo produciendo un pan de altísima calidad a un precio más que razonable.

Ingredientes del pan bajo en carbohidratos CSC Foods

Para llamar pan a un pan, este debería contener, al menos, agua, harina, levadura, aceite y sal, pero, ¿cómo hacer un pan con harina sin que se dispare su contenido en carbohidratos y su índice glucémico? Aunque parezca mentira, el ingrediente principal de los diferentes ensayos que hemos realizado ha sido la paciencia, porque hasta llegar donde estamos hemos creado previamente auténticas aberraciones con masas que, o bien no se levantaban, o bien no se cuajaban, o si lo hacían tenían un sabor, digamos, poco agradable. Al final, llegamos a la conclusión de que la harina tenía que ser harina de trigo verdaderamente integral, no como las falsas harinas que denuncié en este artículo. Y utilizando una harina integral de alta calidad, nos dimos cuenta de que no hacía falta mucha harina para que la masa cuajase, al contrario, hacia falta realmente poca. Pero claro, si usábamos poca harina, nos salía un pan muy pequeño, por lo que había que añadir mucha agua para hacerlo más grande, y aunque hemos visto que otros fabricantes apuestan por panes muy húmedos, estos tienen una muy mala conservación, así que rápidamente lo descartamos.

Pero si usábamos muy poca cantidad de harina integral, ¿cómo podíamos producir un pan de mayor tamaño que, además, fuese bajo en carbohidratos? Inmediatamente dirigimos la atención hacia algunas de las semillas que he recomendado en otras ocasiones, como las semillas de lino y girasol, y las fibras vegetales de trigo e inulina. También añadimos semillas de soja no modificada genéticamente, que desde luego no es ni barata ni fácil de encontrar, pero considero que, en pequeñas cantidades como en el caso de este pan bajo en carbohidratos, es la única adecuada.

Pan integral para adelgazarEn efecto, al mezclar estas semillas con la harina integral, aumentábamos la masa del pan sin apenas añadir carbohidratos, sin embargo, la masa perdía cohesión, y necesitábamos aumentar la proteína para hacer la masa más elástica y que cociese mejor. Y aquí llegó el mayor de los problemas, ¿qué proteínas usar? Como en otras ocasiones, las proteínas de la leche y del huevo fueron mi primera elección, pero ambas resultaron problemáticas. La proteína de la leche le añadía un sabor agrio al pan, por lo que hubiésemos necesitados saborizantes, algo que descartamos de inmediato. En cuanto a la proteína de huevo, pese a que no aportaba un sabor significativo y que las pruebas que hicimos fueron razonablemente buenas, presentaba otro escollo insalvable: ningún horno industrial quería proteína de huevo en sus instalaciones, porque suponía añadir un alérgeno más o trazas de este al resto de productos que se produjesen allí.

De este modo, la elección de proteína, una vez descartadas las que añadían sabor de manera significativa al pan y las que añadían un alérgeno nuevo a los hornos, quedó reducida a la proteína vegetal y, en concreto a la de guisante y al gluten de trigo, para no encarecer en exceso el pan, eligiendo finalmente la segunda porque la primera le aportaba un color verdoso al pan, y no nos parecía adecuado lanzar un pan con un tono verdoso al mercado. Al fin y al cabo, es razonable que un pan que lleva harina de trigo integral y por lo tanto gluten, se pueda enriquecer con más gluten para aumentar la elasticidad y consistencia de la masa.

Por último, aunque la mayoría de panes, tradicionales o bajos en carbohidratos, se elaboran con aceites de girasol o grasas de baja calidad, para nosotros fue innegociable desde un primer momento usar Aceite de Oliva Virgen Extra o, en su defecto, Aceite de Coco Virgen. Sin embargo, el segundo añadía sabor y endulzaba el pan, por lo que, aunque lo tenemos en la recámara para otros productos, en esta caso nos decantamos por el Aceite de Oliva Virgen Extra, que supone un 2,5% del producto, no un mero ingrediente testimonial.

Formato del Pan bajo en carbohidratos CSC Foods

Pan bajo en Carbohidratos de CSC FoodsComo si de nuestro santo grial se tratase, una vez que teníamos definida la masa del pan bajo en carbohidratos, quedaba por definir el formato, o, al menos, el primer formato, porque ya adelanto que si este pan funciona en el mercado, lanzaremos nuevos formatos en breve, basados en la misma masa. Podíamos optar por hacer bollitos individuales de diversos tamaños, hacer barras de pan sin cortar o, el que finalmente escogimos por su versatilidad, un pan de molde precortado. Lo interesante de este formato es que permite muchas aplicaciones, es muy cómodo de utilizar, se puede congelar y usar rebanada a rebanada, incluso directamente desde el congelador, y además soporta muy bien el paso del tiempo para tratarse de un pan fresco, pues aguanta 30 días o más desde su fecha de fabricación si se mantiene en condiciones adecuadas, protegido de la luz solar directa y de la humedad.

De este modo, hemos logrado elaborar un pan que pesa casi medio kilo, cuyo formato de rebanada es bastante generoso, y que viene presentado en una sencilla bolsa, como el pan de molde tradicional, y cortado a rebanadas igual que este. Desde el punto de vista de los padres, resulta realmente sencillo cambiar el pan de molde tradicional, cargado de carbohidratos de asimilación rápida por este pan bajo en carbohidratos sin que los hijos protesten o incluso lleguen a darse cuenta, porque, como dije al principio, este pan bajo en carbohidratos parece un pan tradicional, huele, sabe y tiene la textura de un pan de molde similar al que podríamos comprar en cualquier supermercado, pero nutricionalmente hablando, es infinítamente superior.

Posicionamiento del Pan bajo en carbohidratos de CSC Foods

Veamos ahora como se posiciona este pan bajo en carbohidratos con respecto a otros panes low-carb populares del mercado, para lo cual he elaborado este cuadro comparativo que es más rápido y sencillo que explicar, uno a uno, los parámetros que hemos analizado de los panes bajos en carbohidratos de referencia más importantes hasta llegar al desarrollo de este pan lowcarb. Pincha en el cuadro para ampliarlo. Debajo del cuadro explico como he realizado esta evaluación, lo que se puede considerar subjetivo y objetivo de ella.

Cuadro comparativo de los panes lowcarbPara realizar este cuadro comparativo de algunos panes lowcarb populares en el mercado, he analizado 16 parámetros de los cuales, la mayoría son objetivos, en el sentido de que se analiza una cifra concreta, por ejemplo el precio cada 100g, pero otros son necesariamente subjetivos, como el porcentaje de similitud con el sabor o aroma a pan natural. Esos porcentajes subjetivos reflejan únicamente mi opinión, y por supuesto, cada uno puede tener la suya, pero creo que no será demasiado distinta a la mía. En general, he puesto en verde los valores que, ahora sí, personalmente, considero dentro de un rango óptimo, en amarillo los valores buenos, aunque mejorables, y en rojo los que considero malos, tanto por defecto como por exceso.

En el cuadro vemos que el pan bajo en carbohidratos de CSC Foods que hemos desarrollado puntúa en verde en 14 de 15 parámetros puntuables. El parámetro 16 (frescura y caducidad) es meramente informativo, pues no indica que un producto sea mejor que otro. Esa puntuación verde en tantos parámetros es lo que, en mi opinión, lo convierte en el mejor pan del mercado ahora mismo, dado que ningún otro reúne tantos parámetros en color verde como este. Sin embargo, subjetivamente hablando, habrá personas que piensen que hay otros panes mejores para según que aplicaciones, y obviamente todas las opiniones son válidas. Algunos de estos panes bajos en carbohidratos se acercan o incluso mejoran los nutrientes del pan lowcarb de CSC Foods, pero tienen un precio disparatado. Otros tienen un buen precio, pero fallan en los macronutrientes, tanto por defecto como por exceso. Lo que está claro es que los parámetros de nutrientes y precio son absolutamente objetivos.

Debo decir, en cualquier caso, que comparados con los panes tradicionales, todos estos panes son unos magníficos alimentos, pero claro, dentro del grupo y en el mercado en general, debemos aspirar a conseguir cada vez mejores productos a mejor precio, porque como consumidores, no concibo otra cosa que exigir a los fabricantes que mejoren sus productos y, dentro de lo razonable y ético, los abaraten al máximo. Y ese es precisamente el papel que quiero que juegue CSC Foods en este mercado.

Cómo consumir el pan bajo en carbohidratos de CSC Foods

Carro de la Compra para adelgazar

Carro de la Compra Familiar

Cuando comenzamos a elaborar la receta de este pan bajo en carbohidratos lo hicimos con la familia en mente, de ahí que el precio fuese tan importante. Como explico en el libro Adelgazar sin Milagros, adelgazar de manera saludable no es barato, y mucho menos lo es si tratamos de utilizar exactamente el mismo plan nutricional para nuestra familia al completo. Por ello, este no es un alimento para tomar de manera frecuente y continuada si estás intentando adelgazar rápido como hice yo hace años. No digo que, de vez en cuando, una rebanada de este pan bajo en carbohidratos vaya a evitar que adelgaces, ni mucho menos, porque con algo más de 6g de carbohidratos por rebanada, está en el límite, pero precisamente por su cercanía al límite, yo no lo usaría con demasiada frecuencia. Una rebanada, algún día suelto, es lo que podría considerarse adecuado en el marco de un plan nutricional diseñado para adelgazar rápido siempre y cuando no se añadiesen más carbohidratos a esa comida.

Pero una cosa es estar activamente perdiendo peso y otra muy distinta es mantenerse y mantener a una familia completa con una dieta sana y natural. Y es precisamente en ese ámbito, el de la dieta sana familiar, dónde este pan lowcarb se posiciona como líder absoluto, por valores nutricionales, por precio y, sobre todo, por su versatilidad y similitud con un pan convencional. Y eso es, en definitiva, lo que queríamos conseguir. Pero esto no es el final, sino el principio del desarrollo. Este pan bajo en carbohidratos orientado al segmento familiar ya está lanzado y disponible, por lo que desde hoy, continuamos el trabajo para lanzar nuevos alimentos en los próximos meses, no necesariamente orientados al mismo segmento y haciendo un especial hincapié, como no podía ser de otro modo, a las necesidades de las personas que sufren obesidad y diabetes, y requieres una dieta realmente estricta en cuanto a la cantidad de carbohidratos. Después de todo, no puedo olvidarme de dónde vengo.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Tortitas lowcarb en 5 minutos

Rara vez un producto me sorprende tanto como este del que voy a hablar. Normalmente soy escéptico con los preparados para hacer repostería, confitería y productos dulces en general. Sin embargo, a veces me topo con excepciones como los preparados de Sukrin, con los que hice esta receta para hacer gofres lowcarb o con los que puedes conseguir panes sin prácticamente carbohidratos.

El otro día me crucé con una marca de productos bajos en carbohidratos y, de entre todos ellos, llamó mi atención el preparado para hacer tortitas lowcarb de Clean Foods. Hay bastantes formas de hacer tortitas sin carbohidratos o reducidas en carbohidratos, usando principalmente clara de huevo y distintos tipos de fibra. Sin embargo, prácticamente ninguna receta se aproxima lo más mínimo al sabor o la textura de las tortitas tradicionales. Por eso, siempre que veo algún preparado nuevo en el mercado, me lanzo a probarlo.

Raw Pancakes de Clean Foods

Raw Pancakes de Clean Foods, tortitas en 5 min

Ayer me llegó este bote que, sobre el papel (o mejor dicho sobre la pantalla) ofrecía unos valores nutricionales excepcionales y unos ingredientes fuera de lo común, y hoy lo he probado con resultados realmente excepcionales. Lo primero que me llamó la atención fue su composición: Mezcla de Proteínas (proteína de guisante, proteína de huevo, caseinato cálcico, proteína de quinoa y proteína de chía), avena micronizada, harina de maiz, harina de patata, bicarbonato de sodio, sal y Slimmix (polidextrosa y extracto de glucomanano de konjac 1000mg por servicio).

La mayoría de estos preparados tienen en la cima de los ingredientes las harinas y los cereales, pero este, al contrario, tiene arriba la proteína, con una mezcla en la que están presentes dos de mis proteínas favoritas, el caseinato cálcico de la leche y la albúmina de huevo, siendo ambas, de un magnífico valor biológico. Tras las proteínas, vemos una mezcla de cereales y harina, en menor proporción y, por último, el aporte de glucomanano sobre una base de polidextrosa tan pequeña que equivale a 0,01g de azúcares por tortita, o lo que es lo mismo, nada.

Normalmente, cuando las harinas no son la base principal de uno de estos preparados, el resultado suele ser chicloso y tener un sabor poco parecido al de las tortitas de verdad. Sin embargo, Clean Foods ha logrado, invirtiendo los ingredientes, mantener la textura y el sabor realmente similar al de las tortitas tradicionales, pero, como veremos ahora, con unos valores nutricionales mucho mejores.

También cabe destacar el uso en su composición del glucomanano, un extracto de la raíz de la planta del konjac que ahora, según leo en el propio bote, la EFSA (Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria) dice que hay evidencia que tomándola dos veces al día regula los niveles de colesterol (lo cual la verdad me importa poco o nada) pero también ayuda a perder peso, algo sobre lo que tendré que informarme mejor, pues una cosa es que esta fibra produzca saciedad y reduzca el apetito, algo que ya sabía, y otra bien distinta que contribuya activamente a la pérdida de peso.

Ingredientes y valores nutricionales de RawPancakes

Ingredientes y valores nutricionales (pincha aquí para ampliar)

Por cada tortita encontramos sólo 2,4g de carbohidratos de los cuales, azúcares, como acabo de decir son sólo 0,01g. Además, obtenemos 3g de proteína y 1 gramo de fibra, con la casi total ausencia de grasa, lo que nos permite utilizar la grasa como topping. Yo he usado mantequilla, pero bien podría haber usado nata, montándola con edulcorante o incluso alguna crema de cacao sin azúcar rica en grasa, como el Protochoc de CiaoCarb, que está elaborado con Aceite de Oliva Virgen Extra.

Tengo que decir que el resultado ha sido realmente delicioso porque, al más típico estilo norteamericano, a mis tortitas con mantequilla les he añadido un poco de Jarabe para Tortitas de Walden Farms (similar en sabor al jarabe de arce pero sin carbohidratos) y, una vez pasado mi filtro, he preparado otra tanda para los jueces supremos, mis hijos, cuya valoración final ha sido «Vale, están muy ricas, hazlas también mañana para desayunar por favor» 🤣🤣🤣🤣.

Desafortunadamente, he pecado de incrédulo y sólo he pedido este producto de Clean Foods, así que no he podido probar el resto, pero en mi próximo pedido sí que incluiré otras cosas para ir probando porque, si se acercan a esta en calidad nutricional, valores nutricionales, sabor y textura, estoy convencido que merecerán la pena.

Aquí os dejo las fotos del proceso de 5 minutos que empleé para hacer estas tortitas, cuyo preparado por cierto se disuelve realmente bien y rápido en agua. Pincha en cada foto para verla en grande.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Seguir la Isodieta sin tomar lácteos

Bastantes personas me han preguntado si pueden seguir la Isodieta sin tomar lácteos porque las proteínas de caseinato cálcico que recomiendo para complementar los alimentos naturales que tomamos en la Isodieta proceden de la leche, y algunas personas son alérgicas o sensibles a la leche o sus compuestos. Afortunadamente, hay alternativas muy interesantes como voy a explicar.

¿Puedes seguir la Isodieta sin tomar lácteos? Rotundamente sí.

Recuerdo rápidamente que, para adelgazar usando la Isodieta, debes hacer entre 5 y 7 comidas al día, controlando las cantidades de alimentos que ingieres. En concreto, lo importante es vigilar la cantidad de proteína y grasa que se ingiere a la vez que limitamos al máximo la ingesta de carbohidratos, y todo ello según nuestra masa corporal. Aunque se puede seguir la Isodieta consumiendo únicamente productos naturales, la ventaja de intercalar batidos de proteína (además de su bajo coste por ingesta) es que son una forma fácil, rápida y segura de ingerir los nutrientes que necesitamos.

Para elaborar batidos de proteína (como expliqué en este vídeo), usamos normalmente un poco de leche o agua, proteína en polvo, una fuente de grasa (por ejemplo aceite de coco o aceite de oliva) y una fuente de fibra, como por ejemplo el salvado de trigo fino. El principal nutriente del batido será la proteína, de ahí la importancia de escogerla bien. La más adecuada para dietas de adelgazamiento es sin duda alguna el Caseinato Cálcico, una proteína natural de la leche que se absorbe lentamente en el organismo. Normalmente recomiendo Casein Pro para realizar los batidos, dado que ambas son básicamente Caseinato Cálcico con más o menos aditivos.

Sin embargo, si no puedes tomar leche por cualquier motivo, esta proteína no es adecuada para ti, pues son, en esencia, leche deshidatada. ¿Significa esto que no puedes seguir la Isodieta? Rotundamente no. Además de que podrías seguirla sin utilizar proteína en polvo, la realidad es que hay otros tipos de proteína adecuados cuando usas la Isodieta para adelgazar. De todas ellas, hay una que me gusta especialmente: la proteína de huevo.

La proteína del huevo de gallina se considera la mejor proteína de cualquier alimento. Tanto es así que el patrón que se utiliza para calcular la calidad de una proteína es precisamente la comparación con la proteína de huevo. Es una proteína rica en todos los aminoácidos esenciales y su biodisponibilidad (la parte que absorbe el cuerpo) es realmente alta. No es tan lenta de asimilar como el caseinato cálcico, pero tampoco es de asimilación ultra rápida como por ejemplo el aislado de suero de leche. Por ello, también se puede usar en la Isodieta si es que no puedes tomar caseinato cálcico.

Los huevos son un alimento saludable

El alimento con mejor calidad de proteína es el huevo

Históricamente, la proteína de huevo se utilizaba erróneamente ingiriendo claras de huevo crudas. Sin embargo, la clara de huevo cruda no es asimilable, por lo que no tiene un efecto nutritivo en el organismo. Seguramente recordarás cualquier escena de una película de los 80 o los 90 donde alguien se desayunaba un batido de verduras al que añadía claras de huevo. Buen marketing, pero nula eficacia del alimento, pues esa proteína cruda, aunque sea batida, no se puede asimilar.

La proteína de huevo, en formato de polvo, sí que se puede asimilar completamente, lo que garantiza el aporte adecuado de aminoácidos entre comidas y contribuye a estabilizar los niveles de glucosa e insulina en sangre. La proteína de huevo está disponible en el mercado en varias marcas y con distintos sabores, como por ejemplo los que puedes ver pinchando aquí.

Si te decides a probar nuevos batidos de proteína usando clara de huevo, recuerda que debes calcular la cantidad de proteína que ingieres, y la cantidad de proteína será la que dice la tabla nutricional de cada producto. Al contrario que con el Casein Pro, que son casi totalmente proteína pura, los botes de proteína de huevo tienen una concentración de entre el 70 y el 80 porciento. O sea, 10 gramos de producto no son 10 gramos de proteína, sino 7 u 8 gramos, en función del fabricante y el sabor.

Del mismo modo que sustituyes los batidos de proteína de leche por batidos de proteína de huevo, puedes sustituir los alimentos lácteos por huevos, siempre y cuando los consumas cocinados. De este modo, puedes tomar huevos duros, fritos, revueltos o al horno, vigilando siempre los aportes de proteína y grasa y teniendo en cuenta que, aproximadamente, en 100 gramos de huevo crudo hay unos 12-14 gramos de proteína y unos 10-12 gramos de grasa. Al ser un alimento absolutamente natural, su composición exacta varía según la alimentación de las gallinas, pero como he dicho muchas veces, no se trata de ser absolutamente exacto en cada medición, sino de, en conjunto, ser bastante aproximado al objetivo cuando hablamos de cantidades ingeridas.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Nutriscore fabrica borregos nutricionales

Puntuación Nutriscore de la Coca Cola ZeroSi usted creía que era mejor comprar una botella de Aceite de Oliva Virgen Extra que una botella de Coca Cola Zero es usted un idiota, un pardillo, un inepto. Y no lo digo yo, se lo dice el Gobierno de España, o más bien se lo va a decir desde ahora mismo de manera voluntaria y dentro de un año, de manera obligatoria, que son los plazos que ha dado la ministra de sanidad española para poner en marcha la peor idea posible en materia de nutrición y salud, el sistema de puntuación Nutriscore, ya usado en Francia, cuna de corporaciones tan saludables para los consumidores como Nestlé o Danone. Querido lector Americano, aunque este artículo se refiere a España, no deje de leerlo. Le aseguro que este absurdo se dirige también hacia su país con paso firme. Es cuestión de tiempo que llegue porque los intereses comerciales priman.

Puntuación Nutriscore del Aceite de Oliva Virgen ExtraEl sistema Nutriscore parte de la base de que usted es idiota y, como es idiota, en lugar de potenciar que la información nutricional en los envases de los alimentos sea completa, correcta y veraz, para que usted la pueda analizar objetivamente, el gobierno ya se encarga de ponerle un semaforito a cada alimento para decirle si lo que está usted a punto de comprar le conviene o no. Para mí, que llevo años luchando por mejorar la educación nutricional y alimenticia a todos los niveles y principalmente a través de la divulgación y la formación, esta estrategia es un absurdo de proporciones mayúsculas. Nuestros políticos han decidido que en lugar de informarnos, enseñarnos y confiar en nuestro criterio, un algoritmo matemático -bastante simplista por cierto- está capacitado para tomar una decisión mejor que nosotros. Pero en realidad, resulta que eso no es así, porque el ciudadano medio, como ser humano, tiene una capacidad de raciocinio, interpretación y análisis mucho mayor que cualquier algoritmo matemático, y que conste que esto no se lo dice un nutricionista, se lo dice un programador informático con muchos años a sus espaldas de analizar y crear algoritmos infinitamente más complejos que la chapuza esta del Nutriscore.

En esencia, un algoritmo es tan bueno como la persona que lo creó, pero adolece de una serie de factores que son precisamente lo que hace de nuestra especie un ser complejo. Mientras que el algoritmo Nutriscore mide siempre los mismos valores en la práctica totalidad de los alimentos, sin siquiera plantear la cantidad habitual consumida del alimento, los humanos podemos analizar los alimentos que compramos usando una cantidad infinita de parámetros a la hora de valorar su calidad e idoneidad para nosotros. ¿Recuerda que le dije al principio que en Francia ya se utiliza este algoritmo? Pues pregúntese ahora porqué los quesos se miden de manera distinta al resto de alimentos en Nutriscore. Si Francia fuera un país productor líder de piñas en lugar de quesos, sospecho que la piña tendría también su propia casuística en este algoritmo para salir siempre menos desfavorecida. Y, si la producción de Aceite de Oliva tuviese en Francia la importancia que tiene en España, ¿se haría también una excepción para este alimento? No se preocupe, en breve tendrá las respuestas a estas preguntas en cuanto el gobierno español manipule el algoritmo al son de los lobbies que más le presionen antes de hacer oficial la versión española porque, desafortunadamente, así funciona el mercado alimenticio mundial.

Algoritmo Nutriscore, parte 1

El algoritmo Nutriscore, como le muestro en las imágenes de arriba y abajo de este párrafo, tiene un patrón establecido en el que mide únicamente un puñado de datos y otorga puntos que suman y puntos que restan y, en función del resultado aritmético final, otorga una puntuación que el gobierno además nos traduce a un color, porque debe ser que somos especialmente estúpidos y un simple número nos puede resultar complejo de entender, y por eso nos traduce el número a color, siendo el verde el más positivo y el rojo el más negativo. Dígame una cosa, ¿Cuándo fue la última vez que usted fue a comprarse una camisa o un pantalón y, como consumidor, para decidir qué prenda comprar usó un sistema de sumas y restas con puntos negativos y puntos positivos para valorar las diferentes opciones, cuyo resultado numérico tradujo a un color para que le fuese visualmente más sencillo tomar una decisión? ¿O acaso humanizó usted el proceso de compra analizando el uso concreto que le iba a dar a esa prenda, entendiendo cómo le quedaba a usted en concreto y no al maniquí de la tienda o a su prima de Zaragoza, y finalmente se decantó por colores que le favorecen a usted en lugar de los que favorecen a su vecino del quinto? Es absurdo, ¿verdad? Pues acostúmbrese, esta simplificación de la vida es lo que viene en materia nutricional.

Algoritmo Nutriscore, parte 2

Visitaba yo una isla de Centroamérica hace un par de décadas y caí en la cuenta de que, por los caminos que recorren la isla, los troncos de los árboles estaban pintados. De repente, una zona llena de troncos pintados de rojo. Inmediatamente después, otra zona con los troncos pintados de azul. Pregunté a qué se debía la pintura de los troncos de los árboles, y resultó que estaban de elecciones gubernamentales, pero como el índice de analfabetismo era tan alto, en lugar de explicar a los electores los programas electorales, hablar de las necesidades sociales o realizar promesas en materia económica, era más sencillo convencer a los borregos de votar a un partido o a otro por su color, de modo que se limitaban en campaña a pintar cualquier cosa que hubiese por los caminos de un color o de otro. Obvia decir que, con más de 20 años de retraso, este tipo de manipulación inculta ha llegado a España y se está extendiendo por todo el mundo. Los partidos políticos se aferran a un color y los políticos mienten continuamente con la certeza de que a usted lo que le importa no es la verdad, sino defender el color de su partido, el color de su equipo, sea usted blanco, verdiblanco o azulgrana; ya sabe, azul, rojo, naranja o morado en España…

Contra el adoctrinamiento de los colores, los ciudadanos debemos decir basta y dejar de votar o, en este caso, comprar, un color concreto, porque es absurdo, porque degrada nuestra capacidad intelectual al nivel de un algoritmo básico y simplista de coloreado resultado. Y este algoritmo además de simplista es erróneo, no sólo porque maneja un puñado muy limitado de datos, sino porque además es manipulable. Dado que el fabricante sabe lo que suma y lo que resta, puede introducir, cuando lo necesite, modificaciones en sus productos con el único afán de mejorar una puntuación sin que, en realidad, el producto mejore nutricionalmente hablando ni sea mejor para su salud, y si no me cree, dígame, nutricionalmente hablando, ¿qué demonios le aporta la Coca Cola Zero a la humanidad?

Borrego Adoctrinado producto de NutriscorePara colmo, en el diseño del algoritmo Nutriscore hay errores de bulto, como presuponer que el hecho de que un producto incluya cereales lo hace más sano o que contener grasa saturada lo hace poco saludable. Y todo ello, por no hablar de que cada persona tiene unas necesidades nutricionales diferentes y que, para cada situación, necesidad y uso, hay diferentes análisis que establecer a la hora de elegir un alimento. Fíjese si el tema es complejo, que hay personas que invierten años estudiando el tema. Se llaman nutricionistas, pero ya no los vamos a necesitar, porque el gobierno nos dirá, con su semáforo, lo que tenemos que comprar para comer. Olvídese de aquello de que usted es único en su especie. Negativo. Usted es un borrego más, y el pastor le dice al borrego que pasto tomar, independientemente de si el borrego es obeso, diabético, celíaco o alérgico a los frutos secos, independientemente de si el borrego se pasa la semana sentado en un despacho o repartiendo paquetes en bicicleta, de si es usted borrego o borrega, si está usted embarazado o embarazada, o incluso embarazade para no dejarme a nadie fuera en este invento político, independientemente de si necesita en su dieta más electrolitos o electrolitas. Usted no es único ni tiene unas necesidades concretas. Usted es un borrego y, como borrego, lo único que entiende es que debe comprar lo que está marcado con el color verde y no debe comprar lo que está marcado en color rojo, so borrego. Y de paso, vote al rojo, o al azul, o al que esté de moda en su ciudad o en su entorno. No se le vaya a ocurrir analizar la realidad y tomar una decisión meditada utilizando su capacidad de análisis y raciocinio, por Dios. Simplemente vote a sus colores de toda la vida, apoye a su equipo de toda la vida y compre lo que pinten de verde hoy, que ya el gobierno analiza por usted, conduce por usted o le hace su declaración de la renta, so borrego.

Los cereales engordanEl sistema Nutriscore se carga de un plumazo su capacidad de análisis y simplifica hasta el absurdo la elección de un alimento, midiendo únicamente su energía y su contenido en azúcar, en grasa, en grasa saturada, en sal, su contenido de fruta y verdura, fibra y proteína. Los micronutrientes -a excepción de la sal, claro- dejan de ser importantes en su dieta y, compréndalo, da igual que su margarina lleve o no grasas hidrogenadas o que la proteína de su preparado cárnico proceda del pollo o de la soja, lo importante es que no lleve grasa saturada, porque así lo dicen Danone y Pfizer. ¿Cuántos conservantes artificiales llevan sus gambas? ¿A quién demonios le importa? Lo importante es que no lleven grasa. ¿Cuánto azúcar tienen esos cereales de desayuno? Da igual, mientras lleven muchos cereales que balanceen el cómputo final del algoritmo, todo está bien y los cereales de Nestlé o Kellogg’s puntuarán en amarillo cercano al verde, cuando en mi opinión son basura alimenticia, eso si, con divertidas cajas de colores llenas de los personajes favoritos de sus hijos. ¿Qué mejor forma de convencer a un niño de comprar basura alimenticia con forma de cereal de desayuno que pintando la caja con Dora la Exploradora o el Pokémon de turno. Es, como expliqué en mi artículo, Pornografía nutricional en horario infantil. ¿Es mejor, nutricionalmente hablando, un filete fresco de ternera o un preparado cárnico picado para hamburguesas con multitud de conservantes? Obviamente, este último, porque llevará cereales y poca grasa, y mientras lleve menos del 9% de azúcar, que como todos sabemos es parte integrante del lomo de las vacas, todo está bien. Así de cutre y así de simple es este sistema de análisis. Póngale usted cereales y azúcar a la carne para hacerla más saludable, siempre y cuando le quite la grasa…

Lineal de galletas en carrefourY claro, un sistema tan simple está cargado de fallos y estos fallos producen resultados sorprendentes, como que por ejemplo la Coca Cola Zero puntúe en verde, mucho mejor que el Aceite de Oliva Virgen Extra, que puntúa en naranja o rojo porque contiene un 16% de grasa saturada, y logicamente no contiene cereales para equilibrar esas perniciosas grasas que dice Danone que se acumulan en nuestras arterias a no ser que tomemos Danacol. ¿Empezaremos a ver pronto botes de aceite de oliva «integral» con fibra de aceituna para mejorar la valoración en el semaforito de marras? No me extrañaría y me apuesto un euro a ello. ¿Empezaremos a ver cereales en las conservas de pescado graso como el atún o el salmón para mejorar sus puntuaciones? Repugnante y asqueroso, pero peligrosamente cerca de la futura realidad. Con el sistema Nutriscore sabemos que los contenidos de azúcar por debajo del 9%, que es una barbaridad en mi opinión en la mayoría de alimentos, no puntúan negativamente. ¿Veremos un repunte en el uso de azúcares en los lácteos para mejorar su palatabilidad y reducir su coste de fabricación? ¿Habrán tenido voz y voto (o mucho dinero) Kellogg’s, Nestlé, Danone y otras corporaciones similares en el diseño simplista de este algoritmo? Es indignantemente posible.

Contra la obesidad, que es lo que dice la ministra que pretende frenar con esta simplista medida, solo cabe una solución: la educación. No hay otra. Dejar el criterio de la compra en manos de un algoritmo y un semáforo es abrirle la puerta al fabricante para que manipule los alimentos, y en ningún caso servirá para combatir la obesidad. Más bien al contrario, limitando las grasas que ingerimos (véase el caso que acabo de comentar del aceite de oliva) y potenciando el consumo de cereales y fruta procesada, lo único que conseguiremos será fabricar más obesos. Si el gobierno quiere meterse -también- en nuestra cesta de la compra, que lo haga vigilando las prácticas abusivas como las que denuncio en la serie de artículos «Denunciable» de este blog. Creo firmemente que luchar contra esos etiquetados y promover la información entre los consumidores tendrá mucho mayor impacto en la lucha contra la obesidad y la desnutrición. Más charlas, más libros, más asignaturas de nutrición en el colegio, más control del etiquetado y, por supuesto, menos adoctrinamiento por colores como el que conlleva el sistema Nutriscore.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

¿Qué significan las fases de los productos CiaoCarb?

Visita a la fábrica de CiaoCarb

Desde que visité la fábrica de CiaoCarb en verano de 2015 ha llovido mucho y esta gama de alimentos que entonces tenía una presencia testimonial en España ahora se encuentra con relativa facilidad. Indudablemente, FoodItalia, la empresa fabricante de estos productos, ha hecho un magnífico trabajo desarrollando la nueva imagen y el empaquetado más moderno que ahora acompaña a los productos, algo que ha colaborado enormemente a la aceptación de los mismos. Simultáneamente, los precios han ido bajando y la disponibilidad de los productos se ha hecho cada vez más fuerte. Sin embargo, siento que queda una asignatura pendiente en el tema de la comunicación. No pasa una sola semana sin que una o varias personas me pregunten acerca de las tres fases de los productos CiaoCarb y sobre cuál pueden incorporar a su dieta para adelgazar. Hoy voy a dedicar unas líneas a explicar de manera sencilla lo que significan y cómo se utilizan cada una de las tres fases de los productos CiaoCarb.

Las 3 Fases de los productos CiaoCarb

Snacks dulces CiaoCarb para adelgazarLos productos CiaoCarb están divididos en 3 fases, cada una identificada por un color. La Fase 1 de productos CiaoCarb, o fase hiperprotéica, está identificada con el color rojo. La Fase 2 de productos CiaoCarb, o fase de fibra, está identificada por el color naranja. Por su parte, la Fase 3 de Productos CiaoCarb, o fase balanceada, se identifica por el color verde y también se llama Nutriwell. Ahora, veamos en detalle cual es el objetivo de cada una de estas fases y cómo podemos utilizarlas dentro de nuestra alimentación.

CiaoCarb Fase 1: Hiperproteica

Los productos CiaoCarb de la fase 1 se caracterizan por ser hiperproteicos, o sea, por tener muy alto contenido en proteínas, con un aporte moderado en fibra, bajo en grasa y muy bajo en carbohidratos. La mayoría de los productos de la Fase 1 de CiaoCarb tienen menos de un 10% de carbohidratos, aunque la pasta está un poco por encima de esos valores. Sin embargo, como la ración habitual de los productos CiaoCarb es de 50g, incluso aportando un 10% de carbohidratos, es bien difícil ingerir más de 4 o 5 gramos de carbohidratos en una sola comida.

Protopasta Fusilli CiaoCarb de fase 1La Fase 1 de productos CiaoCarb se compone de pastas (Protopasta Fase 1), Bollería (panes) y galletas, así como especialidades de chocolate. La proteína de estos productos proviene de diversas fuentes como el gluten de trigo, el huevo, la leche, el arroz o el guisante. Cuando hablamos de alimentos hiperprotéicos, queremos decir que tienen una cantidad muy elevada de proteína. Por ejemplo, la pasta de la fase 1 de CiaoCarb contiene un 60% de proteína, lo que significa que una ración de sólo 50 gramos nos aporta 30 gramos de proteína. Aunque muchas personas la identifican con una fase de «choque» o «ataque» para la pérdida de peso, lo cierto es que está diseñada específicamente para la musculación. Lógicamente, también se puede usar para adelgazar sustituyendo carbohidratos por proteínas, pero como pronto veremos, para eso es quizás más interesante la fase 2.

Crema de chocolate sin carbohidratosEl espítiru de los productos de la Fase 1 de CiaoCarb es sin duda el gimnasio y el deporte intenso y de este modo pueden usarse sus productos tanto antes como después de los entrenamientos o incluso intercalados con otros alimentos en las dietas que buscan la definición muscular. Este es el motivo por el que la mayoría de alimentos de esta fase, además de ser muy bajos en carbohidratos, son bajos en grasa también. Aunque la Fase 1 de alimentos CiaoCarb aporta fibra, no se trata de un aporte tan significativo como en otras fases. Los productos estrella de esta fase son el Cruasan de la fase 1 (Protobrio Stage 1), la pasta proteica (Protopasta Stage 1) y los chocolates proteícos (Protochoc). Puedes ver todos los alimentos de la fase 1 de CiaoCarb pinchando aquí.

CiaoCarb Fase 2: Fibra

Piquitos largos Low-Carb de CiaoCarbLos productos CiaoCarb de la fase 2 se caracterizan por sus buenos aportes de proteína y fibra. Algunas personas piensan erróneamente que la Fase 2 de alimentos de CiaoCarb no contiene una cantidad significativa de proteína, pero esto es absolutamente erróneo. Si bien no se trata de una fase hiperproteica, se trata sin duda de una gama de productos cuyo pilar principal es la proteína, aunque no tenga cantidades tan elevadas de esta como la fase 1, que recordemos que es hiperprotéica. Por ejemplo, y por seguir con la pasta que discutimos hace un momento de la fase 1, la pasta de la Fase 2 contiene un 30% de proteína (la mitad que la de la fase 1) y a cambio incorpora un 33% de fibra (contra el 8% que aporta la de la fase 1). De este modo, el aporte de proteína sigue siendo considerable, más incluso que alimentos frescos como la carne, pero no llega a ser del todo hiperprotéico. Una ración de 50 gramos de esta pasta nos aportaría 15 gramos de proteína, lo que es adecuado para la mayoría de personas, a tiempo que más de 16 gramos de fibra. Eso sí, tiene algo más de carbohidratos que la fase 1, en concreto 10 gramos de carbohidratos por ración. Incluso siendo más del doble de lo que habitualmente recomiendo por ingesta para personas que quieren adelgazar, esta pasta es mi favorita para los niños.

Pan sin carbohidratos CiaoCarb Protobread Fase 2La fase 2 de alimentos CiaoCarb, además de la pasta, se compone de panes, galletas y snacks. Creo que la mayoría de ellos tienen valores muy adecuados para la pérdida de peso y, desde luego, por su equilibrio proteína-fibra, son en mi opinión muy adecuados para niños. Muchos de los productos de la fase 1 también están disponibles en la fase 2 y algunos, como el caso de las Prototoast, tienen menos carbohidratos en la fase 2 que en la fase 1. Por ejemplo, el bollito de pan Protobun sabor natural de la fase 1 tienen un 10% de carbohidratos (5g por unidad) mientras que el de la fase 2 tiene un 8% (4g por unidad).

Tanto la fase 1 como la fase 2 son muy reducidas en carbohidratos y sólo la pasta se sale un poco de la norma, pero tampoco demasiado. En cualquier caso, no creo que si estás intentando adelgazar sea buena idea alimentarte exclusivamente con estos productos. Al contrario, considero que son buenas ayudas puntuales dentro de una dieta en la que tienen que primar los alimentos frescos. Por ejemplo, acabo de publicar una receta de Huevos Benedict en el blog del libro Cocinar sin Carbohidratos, en la que los huevos y la mantequilla son el ingrediente principal del desayuno en el que usamos el Protobun de CiaoCarb para darle forma a la receta. Si quieres ver todos los productos de la fase 2 de CiaoCarb puedes hacerlo pinchando aquí.

CiaoCarb Fase 3: Nutriwell

Pasta penne sin carbohidratos de CiaoCarbLos productos CiaoCarb de la fase 3, también llamada Nutriwell, son productos con un reducido contenido en carbohidratos con respecto a los productos tradicionales. Están orientados a personas que no tienen problemas de sobrepeso o que simplemente quieren reducir moderadamente su ingesta de carbohidratos sin llegar realizar dietas cetogénicas. También pueden ser adecuados para personas que realizan bastante deporte de fondo, pues además de proteína y grasa aportan una cantidad de carbohidratos que pueden ser de interés en el principio del entrenamiento. Por ejemplo, los Spaghetti Nutriwell aportan un 60% menos de carbohidratos que los espaguetis convencionales. Sin embargo, esto significa que aportan un 25% de carbohidratos, que en mi opinión ya está bastante por encima de las necesidades reales de las personas que necesitan adelgazar. A cambio, su palatabilidad es la mejor de toda la gama de productos, pues la pasta Nutriwell, llamada Maccarozone es ligeramente más tierna que la de la fase 2 y considerablemente más tierna que la de la fase 1. Las galletas Nutriwell, llamadas Biscozone, son también muy parecidas en sabor y textura a las galletas tradicionales, aunque aportan sólo un 36% de hidratos de carbono, aproximadamente menos de la mitad que las galletas tradicionales.

Esta fase también la veo muy interesante para los niños en momentos de alto desgaste físico, pues la energía inmediata de esos carbohidratos puede ser interesante en situaciones de competición infantil, campamentos u otras actividades propias de los niños que conlleven un alto desgaste físico.

La calidad de los productos CiaoCarb

Visitando la línea de producción de Ciao Carb

Visitando la línea de producción de Ciao Carb en Pescara, Italia

Independientemente de que hablemos de alimentos de la fase 1, de la fase 2 o de la fase 3 de CiaoCarb, lo que puedo garantizar personalmente, porque he estado en la fábrica en persona, es que se trata siempre de alimentos de alta calidad en los que usan ingredientes de primerísima línea preparados por personal cualificado y usando métodos tradicionales como el secado en bandeja de madera para la pasta. Por citar algún ejemplo, tanto el pan proteico Protobread como los chocolates proteícos Protochoc de CiaoCarb llevan entre sus ingredientes Aceite de Oliva Virgen Extra. En esta comparativa entre el huevo de chocolate de CiaoCarb y el huevo Kinder Sorpresa queda bastante evidenciado lo que quiero decir con respecto a la calidad de los productos y sus ingredientes.

Si te resulta interesante, ¡suscríbete!

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable y ejercicio dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Sobrevivir a la navidad

Dulces de NavidadComo cada año, ya está aquí la navidad, repleta de celebraciones, comidas, bebidas, dulces y todo tipo de ocasiones para saltarnos nuestro plan de alimentación saludable. Sin embargo, la batalla de la salud contra el peso no tiene porqué estar perdida y podemos ser suficientemente astutos como para acabar las fiestas sin coger un sólo gramo o incluso perdiendo peso si es que estamos siguiendo activamente un plan nutricional para adelgazar. Hoy quiero enfocar el artículo en recordar algunas cosas que creo que  pueden venir bien a todo el mundo durante estas fiestas, independientemente de si siguen dieta o no. El plan es sobrevivir a la navidad de manera sana.

En primer lugar, tomémonos las fiestas y las salidas con calma. Incluso si comemos algo que no deberíamos, no es lo mismo tomarse un bombón que una caja entera de bombones, ni es lo mismo tomarse una copa de vino que acabar con la botella. En segundo lugar, entre fiesta y fiesta siempre hay días sueltos y estos son los que debemos aprovechar para recuperarnos. Un día a base de batidos suele ser una buena terapia para recuperar los buenos hábitos y de paso volver a vaciar los depósitos de glucógeno. Este proceso consistente en recargar y liberar los depósitos de glucógeno, del que hablaré en el próximo libro, tiene en pequeña escala, una serie de beneficios para nuestra salud. Esto no quiere decir que tengamos que hacerlo constantemente, pero si hemos recargado glucógeno con excesos, lo más importante es liberarlo cuanto antes y repito que un día a base de batidos suele funcionar muy bien en este sentido además de ser terapéutico en el plano psicológico, pues ayuda a mitigar el sentimiento de culpa después de unos excesos.

En segundo lugar, miremos más a lo salado que a lo dulce. Casi en cada ocasión tenemos una opción saludable si nos centramos en la comida salada: embutidos, quesos, huevos, carnes, pescados, mariscos, e incluso pequeñas dosis de frutos secos. Si nos centramos en estos alimentos tendremos menos apetito por otros que son mucho más perjudiciales para la salud o que pueden invertir un proceso de pérdida de peso, como los dulces, los tubérculos o la bollería. Aunque en dosis grandes casi cualquier alimento tiene la capacidad de tirar por tierra un esfuerzo previo de semanas o incluso meses, no es lo mismo comerse medio kilo de carne y pescado que medio kilo de pasteles. Si te tienes que pasar comiendo, mejor pasarte con nutrientes de calidad: proteína y grasa.

En tercer lugar, tomemos el control de la situación. Cuando vayamos a casa de nuestros familiares nos será más complicado decidir el menú, pero cuando estemos en casa o cuando aportemos nuestros propios platos a las reuniones familiares, es mucho más sencillo poner por delante alimentos que no nos saquen de nuestra rutina. Voy a poneros algunos ejemplos a modo de ideas que podéis poner en marcha cuando preparéis comida en estas fiestas:

  1. Frutos SecosLos frutos secos, que sean crudos, horneados (tostados) o fritos, pero sin miel ni azúcar. Mejor, en este orden, nueces, cacahuetes, almendras, avellanas y pistachos.
  2. En lugar de pan para los canapés, podéis utilizar Protosnacks, tanto de aceite como de queso.
  3. Trata de hacer recetas con huevos, que son altamente nutritivos y no tienen carbohidratos. ¿Qué tal unos huevos rellenos al horno? ¿Has visto la receta del libro Cocinar sin Carbohidratos con espinacas y paté? Sin duda dejarás a tus invitados asombrados.
  4. En lugar de tostadas para torrijas y postres podéis utilizar Protobread, que también sirve para hacer sándwiches
  5. En lugar de pan rallado para rebozar, podéis utilizar salvado de trigo fino o Protofibra. Con cualquiera de los dos, podéis mezclar queso parmesano o similar en polvo.
  6. Si vais a hacer croquetas, podéis seguir esta receta croquetas caseras sin harina o esta otra receta de croquetas lowcarb para niños.
  7. En lugar de piquitos podéis utilizar Protogriss o Protosnacks
  8. En lugar de azúcar blanco para vuestras recetas, podéis usar Sukrin Granulado o Sukrin Ecológico. Para sustituir el azúcar moreno, tenéis Sukrin Gold y para el Azúcar Glas tenéis Sukrin Melis. En lugar de miel podéis usar FiberSirup, tanto transparente como dorado (perfecto para sustituir miel de caña).
  9. Si queréis hacer vuestros propios mantecados podéis seguir esta receta, o esta otra para turrones, ambas de Ana Román, coautora del libro Cocinar sin Carbohidratos y que sería un estupendo regalo de navidad para quienes quieran empezar el año siguiendo una dieta saludable 😉
  10. En lugar de patas fritas de paquete, podéis usar Protein Pops y en lugar de Nachos para dipear, podéis usar Lean Chips
  11. Evitar los zumos de fruta, las bebidas dulces y los licores. Para una ocasión especial, mejor una copa de vino o una cerveza baja en carbohidratos, como la Coors Light, que además no tiene mucho alcohol.
  12. Para hacer repostería, podéis usar como base el preparado universal de repostería de Sukrin, sin carbohidratos
  13. Como bases de tartas o bizcochos, los preparados para bizcocho de Sukrin
  14. Para sustituir un cocktail de aperitivo, podéis usar las bebidas 0% de Oshee
  15. Podéis hacer una ensalada de pasta usando Protopasta de la fase 2. Si traéis invitados, quizás de la fase 3, que es más difícil de diferenciar de la pasta tradicional.
  16. Podéis preparar tostas variadas usando Prototoast. También son una excelente base si vais a preparar un Tournedó Rossini.
  17. Se puede utilizar 1/3 de almidón resistente de maíz (no asimilable) FiberFin en sustitución de harina en las recetas sin modificar el resultado final y reduciendo considerablemente la cantidad de carbohidratos.
  18. En lugar de harina refinada de trigo, podéis probar con harinas de coco, cacahuete, sésamo y almendra, en función de la receta, que aportan proteínas y son bajas en carbohidratos
  19. En lugar de siropes tradicionales para los postres, podéis usar los siropes 0% de Walden Farms o de 2bSlim entre otros
  20. En pequeñas cantidades y según que receta, se puede sustituir la patata por la calabaza, que tiene muchos menos carbohidratos. También por calabacín, que tiene incluso menos.
  21. Se puede preparar pan de lino, muy bajo en carbohidratos, siguiendo esta videoreceta o incluso usar preparados de panes bajos en carbohidratos.
  22. Podéis preparar pulguitas usando Protobun en lugar de pulgas de pan blanco
  23. En lugar de añadir picatostes de pan tradicional a la sopa se pueden añadir los picatostes de CiaoCarb
  24. Cualquier receta de este blog o del libro Cocinar sin Carbohidratos es absolutamente recomendable para estas fiestas
  25. Los chocolates y bombones, mejor sin azúcar. Algunos, como los chocolates Belgas de Cavalier, son espectaculares y saben incluso mejor que los tradicionales.

Lógicamente esto no es una lista completa sino un listado con ideas que podéis poner en marcha y que yo he probado con buenos resultados. Cuando necesito ideas, acudo a la sección de Dieta Sana de OutletSalud y navego investigando los alimentos bajos en carbohidratos que tienen, que son un montón. En cualquier caso, lo más fácil, como dije al principio, es utilizar alimentos frescos ricos en nutrientes de calidad, que por precio y valores nutricionales no tienen igual. Haciendo una buena selección de alimentos frescos y aportando un poco de creatividad con estos otros alimentos más de diseño, podemos pasar fácilmente las fiestas venciendo al peso y, un año más, sobrevivir a la navidad.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete a este blog ahora de manera gratuita dejando tu dirección de correo electrónico aquí abajo. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic si es que ya no deseas recibir más artículos. En este blog publico artículos relacionados con la alimentación sana, la pérdida de peso, recetas y trucos y consejos para llevar una vida sana sin renunciar a todos los placeres de la cocina. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

[amazon_link asins=’B00BYFPTH4,B00YYTHH4K,B00HSVYI2K,B015SAX8ZA,B01HBAHXH4,B01F33VMM8,B00JGY8MJ2,B075ZVXWFC,B01M09DMFL,B01F33V7AA’ template=’ProductCarousel’ store=’adelgsinmilag-21′ marketplace=’ES’ link_id=’022162a5-e6a3-11e8-a30c-2f81d93e09ce’]

Reseteo – Primer Capítulo del libro «¿Y ahora qué?»

Carlos Abehsera

Tal y como os prometí en el último artículo, hoy os traigo el primer capítulo del libro «¿Y ahora qué? – Manual para la vida después de adelgazar». Ni el título ni el contenido es 100% definitivo porque estoy trabajando todavía en ello, pero creo que os dará una buena idea de por dónde van los tiros. ¡Espero que os guste!

 

¿Y ahora qué?

Manual para la vida después de adelgazar

Capítulo 1: Reseteo  

Probablemente han pasado unos meses o incluso años desde que decidió dar un giro a su vida cambiando radicalmente la forma en que se alimentaba y estoy seguro de que los consejos que siguió hasta llegar a este punto le han producido una cascada de beneficios, tanto a nivel físico como emocional. Sin embargo, una pregunta ronda probablemente su cabeza en estos momentos: ¿Tengo que mantener este tipo de dieta restrictiva y estas costumbres durante el resto de mi vida para mantenerme en este estado de forma? La respuesta, afortunadamente, es un rotundo no.

Sin embargo, no lancemos las campanas al vuelo ni nos apresuremos a comprar un kilo de azúcar de camino a casa para nuestro próximo café. Que podamos adaptar nuestra dieta y nuestras costumbres a nuestro nuevo estado físico no quiere decir que tiremos por tierra todo lo que hemos aprendido hasta ahora. Probablemente recuerde de mi libro Adelgazar sin Milagros que le expliqué que es imposible -genéricamente hablando- perder más de 250 gramos de grasa en un día y del mismo modo es imposible ganarlo. Pues bien, menospreciar esta cantidad de grasa es el mayor error que una persona puede cometer llegado a este estado. En efecto, 250 gramos de grasa no parecen una cantidad significativa que deba preocuparnos, pero si en lugar de hablar de la cantidad que se puede perder o ganar en un día hablamos de meses, fácilmente podemos encontrarnos con pérdidas de hasta 8kg de grasa y, por supuesto, ganancias similares en el transcurso de los 30 días que tiene un mes.

Digo que esto es un problema porque podemos caer en la tentación del exceso un día y, si ese exceso además ha estado acompañado de alcohol, es probable incluso que nuestro peso no varíe, dándonos la falsa apariencia de que después de haber perdido el peso que nos sobraba podemos volver a comer y beber como queramos, craso error. Permítame que le explique cómo es posible que un exceso alimenticio vaya acompañado de una pérdida de peso momentánea y nos induzca al error de apreciación.

Como sabe, al ingerir alcohol nos deshidratamos, perdemos líquido en exceso y por consiguiente nuestro peso baja… pero sólo de manera momentánea hasta que al día siguiente recuperamos el líquido a través de los alimentos y las bebidas que ingerimos. Muchas personas me han dicho que no entienden cómo es posible que la noche anterior se hayan hinchado de comer y de beber y a la mañana siguiente pesen menos. El motivo no es otro que la deshidratación. Recuerde que el agua es responsable de al menos el 60% de la masa de su cuerpo y por lo tanto es el factor que más contribuye al cambio de peso corporal.

Pues bien, estas mismas personas que han bebido y comido en exceso y no aprecian ganancia de peso en la báscula al día siguiente caen a menudo en el error de pensar que como ese exceso puntual no les produjo un cambio significativo de peso al medirlo por la mañana, pueden cometerlo cada vez que quieran sin riesgo alguno de volver a engordar, ¡y nada más lejos de la realidad! Al igual que es posible perder grasa y ganar masa muscular sin que el peso corporal varíe significativamente, es igual de posible ganar grasa sin subir o incluso bajando de peso -hablando siempre de manera puntual y a corto plazo- si consumimos alcohol u otras sustancias que nos deshidraten momentáneamente.

Lo que no debemos perder de vista jamás es que los excesos se pagan siempre, y que el peaje a pagar consiste en esos 250 gramos de grasa diaria que podemos acumular. Pero no caigamos en la tentación de pensar que como se trata sólo de 250 gramos, estos no tienen importancia. Muy al contrario, se da la circunstancia de que para ganar grasa solo hay que excederse comiendo alimentos que tienden a generar grasa mientras que para perderla, la cosa es algo más compleja dado que antes se deben agotar las reservas de glucógeno que, como recordará, pueden durar hasta dos o tres días. Dicho de otro modo, el exceso siempre provoca acumulación de grasa desde el primer minuto y la dieta sólo es efectiva para reducir grasa a partir del segundo o tercer día después del exceso. O sea, un exceso se puede recuperar en unos 3 o 4 días. Dos excesos no son, normalmente, recuperables en una semana. Imagine lo que ocurre en realidad con la acumulación de grasa cuando extrapolamos a meses repletos de excesos las cantidades que hemos venido manejando de manera diaria.

A nivel psicológico el tema es aún más complicado. Las personas tenemos una tendencia natural a posponer aquellas acciones que no nos agradan. Unas de las cosas que aprendí cuando leí El Ciclo de la Duplicación, de Todd Smith, es que para ser efectivos en la vida siempre tenemos que hacer primero aquellas cosas que nos desagradan y, si es posible, comenzar a hacerlas de inmediato en cuanto sintamos que no tenemos ganas de hacerlas. Si hacemos primero lo que nos gusta siempre acabaremos pensando que lo que no nos gusta lo haremos mañana, el próximo lunes, la semana que viene, el día uno del mes próximo o quizás el día de año nuevo como parte de nuestros nuevos propósitos. ¿Pero cual es la realidad? Que cuanto más lo posponemos menos probable es que lo hagamos.

Sin embargo, si vencemos esa tendencia y logramos anteponer aquello que nos desagrada y hacerlo cuanto antes, las ventajas son inmensas a nivel de crecimiento personal. No hay duda de que nos sentiremos mejor al terminar una tarea que no nos apetecía hacer y por ello, cuando abordemos otras situaciones que nos agraden más, lo haremos con la conciencia de haber solucionado antes aquello que no nos apetecía hacer, lo que nos produce un doble placer.

Le explico esto para ponerle en antecedentes de que nuestra tendencia natural, después de un exceso, es cometer otro, porque a fin de cuentas nos parece mucho más agradable salir a comer y beber con nuestros amigos que quedarnos en casa tomándonos un batido de proteínas para cuidar la línea después de ir al gimnasio. Y una vez cometido un exceso y pospuesta la vía sana, tendemos a empezar la dieta de nuevo el lunes que viene, la próxima semana, el día uno del mes siguiente o el día de año nuevo, como le dije antes. Ante todo, debemos evitar poner fecha a la solución de lo que acaba de ocurrir. Si acaba de ocurrir y nos acabamos de exceder, es preciso arreglarlo en el momento y no posponerlo.

Piense por un momento en su edad. Si se parece en algo a mí, rondará o habrá pasado ya, incluso con holgura, los 40 años de edad. En mi caso, cuando decidí cambiar mi alimentación de manera radical en 2011 tenía 38 años. Llevaba entonces 38 años comiendo de un modo, haciendo dietas inútiles y acumulando grasa y problemas de salud. Sin embargo, tras perder más de un kilo el primer día de cambio de alimentación y otro tanto el siguiente, mi cabeza se reseteo por completo. Entonces no sabía que esos dos kilos eran, casi al completo, líquido retenido en exceso, pero me sentó bien ver que la báscula pasaba de 113 a 111 en un par de días y que al cabo de sólo 30 días había perdido 10 kilos de peso, la mitad de ellos de grasa.

¿Cómo pude mantenerme entonces firme en el plan durante los meses siguientes hasta perder 35 kilos? Porque estaba haciendo algo que, aunque no me agradaba en exceso, me ofrecía resultados desde el primer día y me hacía sentirme mejor cada minuto que pasaba. Además, un pensamiento rondaba siempre mi cabeza: si he sido capaz de comer mal durante 38 años, ¿cómo no voy a ser capaz de comer bien durante 4 o 5 meses? Siempre lo vi, y lo sigo viendo, como un esfuerzo ridículamente pequeño en tiempo y forma al compararlo con el resto de mi vida. Cuatro o cinco meses contra 38 años de entonces.

Sin embargo, en mi caso han pasado ya más de 6 años desde que perdí la mayoría de la grasa que me sobraba y lógicamente mis costumbres han cambiado en este tiempo y mi alimentación ha mejorado mucho, tanto en calidad como en variedad, evolucionando hacia una dieta socialmente más sencilla de seguir. Creo que la Isodieta es una magnífica herramienta para perder peso de manera sana, rápida y permanente, como explico en el libro Adelgazar sin Milagros, pero también creo que la vida es algo más que pequeñas comidas muchas veces al día y batidos de proteína.

Ese mismo reseteo que experimenté en aquel momento -y que probablemente usted también haya experimentado ya- es el que me gustaría que volviese a experimentar ahora conforme nos adentremos en una nueva visión de la alimentación y como adecuar la nutrición de nuestro cuerpo durante el resto de nuestra vida sin tener que repetir constantemente la palabra “no” cada vez que nos pongan algo por delante. Como le dije en la introducción, y le repetí al principio de este capítulo, no lance las campanas al vuelo y no se crea que le voy a explicar cómo comer de todo en las cantidades que usted quiera sin ganar peso, dado que eso es imposible, sino que le voy a explicar como flexibilizar su dieta sin que ello suponga un retroceso en su estado físico ni en su salud.

Con este libro pretendo ayudarle a tomar las decisiones adecuadas no sólo a la hora de elegir sus alimentos y su rutina alimenticia, sino además a la hora de abordar el resto de su vida desde un punto de vista nutricional y también social. Personalmente, trabajo muchas horas todas las semanas y no siempre haciendo cosas que me agradan. Tengo alergia a la contabilidad y me salen sarpullidos con la burocracia. Cuando acaba mi semana laboral el viernes, lo que me apetece no es precisamente llegar a casa y tomarme un batido de proteína. Pero, por otro lado, soy consciente de que, si me dejo llevar, en unos meses recuperaré los más de 30 kilos, principalmente de grasa, que logré quitarme de encima en 2011.

Como en tantas otras cosas en la vida, en la justa medida radica la virtud del método y por lo tanto, en nuestras vidas tiene que haber un poco de todo y por supuesto lugar para el disfrute y esparcimiento. En estos años he seguido leyendo, investigando y probando en primera persona muchas de las cosas que he leído y que ahora me dispongo a compartir con usted. Puede que incluso vea algunas de estas cosas como una traición a mis propias ideas, pero le pido un poco de paciencia y razonamiento antes de juzgar. En este caso, los jugadores somos los mismos, pero el juego ha cambiado.

Si está leyendo estas líneas es porque ya experimentado el primer reseteo y se dispone a efectuar el siguiente. Una vez que se sirvió del libro Adelgazar sin Milagros para perder el exceso de grasa que acumulaba y recuperar su salud, es el momento de adecuar su plan nutricional y costumbres con el siguiente objetivo en mente, que debe ser continuar mejorando la salud, afianzar o mejorar su masa muscular y mantener la grasa a raya en parámetros razonables.

Acompáñeme y veamos cómo podemos conjugar una dieta sana y unas costumbres saludables con una forma de vida alegre, moderna y distendida en la que no seamos esclavos de nuestros relojes ni de unas cantidades específicas de nutrientes, sino que, por el contrario, podamos disfrutar de más alimentos y de un mayor abanico de posibilidades.

¿Te interesa este tema?

Suscríbete a este blog de manera gratuita dejando tu dirección de correo electrónico aquí abajo. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic si es que ya no deseas recibir más artículos. En este blog publico artículos relacionados con la alimentación sana, la pérdida de peso, recetas y trucos y consejos para llevar una vida sana sin renunciar a todos los placeres de la cocina. En ocasiones como hoy, también adelanto contenidos de los nuevos libros que voy escribiendo. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.