Denunciable: Carnes de Carrefour

Carnes de CarrefourMe he tropezado hoy con dos productos de carnicería en Carrefour que merecen un tirón de orejas para el distribuidor de origen Francés. El primero es claramente de la marca Carrefour y se elabora en el propio centro y el segundo, que lo elabora El Pozo, no tengo muy claro si se comercializa como marca Carrefour porque lo único que pone el paquete es “Carnicería”, dando a entender que es un producto de carnicería del propio supermercado. Veamos lo que me hace denunciar estos productos y recomendarte que no los compres.

El primero se trata de una carne picada presuntamente de vacuno, y digo presuntamente porque en la lista de ingredientes no aparece la carne de vacuno… ¡ni de hecho ninguna otra carne! Quiero suponer que se trata de un error, pero en cualquier caso la lista de ingredientes del paquete, marcada con una flecha en la foto, es: Cereales, arroz, fibras vegetales, sal, dextrosa, almidón, antioxidante (E301) y conservador (Sulfito Sódico). Si miramos hacia otro lado y nos olvidamos del hecho de que esta carne lleva cereales indeterminados, y por lo tanto bien podría llevar gluten y no está advertido por ningún sitio, y que lleva arroz, fibra vegetal y azúcar (dextrosa y almidón), el principal problema que tenemos como consumidores es que no conocemos la proporción de carne que hay en este producto y, por lo tanto, resulta absolutamente imposible saber si el precio es adecuado y el producto adecuado para nuestras necesidades nutricionales.

Si bien el precio de este producto presuntamente cárnico es bajo (5,20€/kg) no sabemos si estamos pagando el kilo de cereal a 5€, que sería muy salvaje, o el kilo de carne a 5€, que parece más razonable. Tampoco sabemos si la presunta carne que lleva tiene más o menos grasa, porque su análisis nutricional no aparece por ningún lado, ni la cantidad de azúcar real que lleva. Es más, por no saber ni siquiera sabemos ni el grado de calidad de la carne ni el tipo. ¿es falda, babilla, pierna, lomo…?

No puedo concluir a ciencia cierta si el producto es de mejor o peor calidad, porque su etiquetado es tan deficiente que resulta imposible, pero lo que es peor todavía, ni siquiera puedo saber qué demonios estaría comiendo si se me ocurriese llevármelo a la boca. El aviso de “cocinar completamente antes de su consumo” no es algo que me haga especial gracia. Si has leído alguno de mis libros, ya sabes que las carnes y pescados de calidad, tomadas las oportunas precauciones, son más nutritivos si se cocinan menos.

Lomo a la Pimienta de El PozoEl segundo producto con el que me he tropezado tiene guasa, porque como te lo tomes en serio te dan ganas de llorar. Se trata de “Lomo a la pimienta”. La marca aparente es “Carnicería”, o sea, quieren que te creas que han cogido una cinta de lomo en el mostrador de la carnicería, la han salpicado de pimienta por el exterior y la han loncheado y puesto en una bandeja para tu comodidad. De hecho, si te fijas en la foto verás que su forma ovalada es similar a una cinta de lomo de cerdo fresca real. Sin embargo, estas lonchas esconden algo más que lomo, mucho más que lomo…

De hecho, el lomo de cerdo es sólo el 52% de su composición. Veámosla con detalle (y paciencia, porque es larga): Lomo de cerdo (52,6%), agua, sal, dextrosa de maíz, fécula de patata, leche en polvo, proteína de soja, azúcar, especias naturales, estabilizantes E-451, E-407, conservador E-250, antioxidante E-316, potenciador del sabor E-621, colorante natural E-120, recubrimiento: gelatina comestible, finas hierbas, pimienta y conservador E-200.

Una vez más, un producto que parece carne, y probablemente sepa y huela a carne, pero con un contenido en carne aproximado a la mitad de su peso. No es de extrañar que sus valores nutricionales por cada 100g de producto no tengan demasiado sentido: Proteína 14g, Grasa 2,5g e Hidratos de Carbono 4,5g, de los cuales, según pone la etiqueta, azúcares ninguno, con la curiosa coincidencia que el azúcar es uno de sus ingredientes en la lista. A ver si tengo un rato y llamo a El Pozo para que me enseñen este truco genial: uso azúcar como ingrediente de un producto y luego consigo en los valores nutricionales que no contenga azúcares. El Mago Merlin al lado de estos señores es un principiante.

Analicemos el productito que fabrica El Pozo, porque es como para llevarse las manos a la cabeza. La cinta de lomo fresca en ese mismo Carrefour se vende a 3,89€/Kg en trozos o, si la quieres fileteada, a 5,90€/kg. De modo que la próxima vez que compres cinta de lomo en Carrefour igual quieres ahorrarte dos eurazos por kilo y cortarla en casa 🙂 Ahora bien, lo curioso de este “Lomo a la pimienta” de marca indeterminada como ya he dicho, es que se vende a 8,57€/kg pese a contener sólo la mitad de carne que el fresco, o sea, que si analizamos con detalle ¡el precio real del kilo de lomo de cerdo en este producto es de 16,48€!, más de cuatro veces más caro que comprar la cinta de lomo fresca en trozos para cortarla en casa. ¿Y a cambio que consigues? Pues comer una carne con proteína de baja calidad, procedente entre otros de la soja, probablemente transgénica, tomar fécula de patata, azúcar (dextrosa) de maíz, que es probablemente transgénico también, y una buena cantidad de ingredientes camuflados bajo las “E” que incluye en su etiqueta, alguno de ellos con riesgo de toxicidad como la carragenina (E407), el Nitrito de Sodio (E250) o la cochinilla (E120), esta última no recomendada para niños.

Antes de que alguien me deje un comentario ilustrado, ya he advertido que en letra enana, más pequeña que el número de lote, pone “Fiambre de lomo cocido” pero para mí el engaño es igual. Lo ponen para guardarse las espaldas, pero de manera tan pequeña que pasa desapercibido y, sobre todo, que es lo más importante, esto no lo he encontrado en la sección de los fiambres y los embutidos. Lo he comprado en la carnicería, que es justamente lo que indica en letras sensiblemente más grandes el paquete: “Carnicería”.

Cuando escribí el artículo sobre las Carnes del Mercadona, que tanto revuelo levantó, algunos me acusaron de ir en contra de Mercadona por ser una empresa española y dejar a otros fuera de mi crítica por ser extranjeros. Bueno, aquí tenéis la prueba de que a la hora de denunciar tanto o nada me importa el origen del distribuidor.

¿Quieres saber más?

Si quieres recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo denunciando otros productos, suscríbete al blog de manera gratuita dejándome tu dirección de correo electrónico aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío de ningún tipo. Además, podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita solo por suscribirte. Si te ha gustado este artículo, también te gustarán estos capítulos

 

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

27 comments for “Denunciable: Carnes de Carrefour

  1. sonia
    29/11/2015 at 12:37 pm

    Hola carlos que opinas de los pates? Jaime brugos veo que no los recomienda .gracias

    • 30/11/2015 at 6:31 am

      Hola Sonia,
      Jaime no los recomienda porque en su mayoría tienen gran cantidad de féculas, pero si miras la composición y ves patés buenos que tengan sólo grasa y proteína, son perfectamente adecuados.

      Saludos,

      Carlos

      • sonia
        30/11/2015 at 11:28 am

        Gracias, buscares

    • 27/07/2016 at 5:05 pm

      Yo hace años que he dejado de comprar, y consumir por supuesto,productos procedentes de maltrato animal. Y en esa línea de mejora personal y familiar también he dejado de consumir carne. Hoy me siento mucho mejor de lo que me he sentido nunca. No quiero colaborar con industrias que carecen de la más mínima sensibilidad con los animales.

  2. Pingback: La carne procesada puede causar cáncer pero yo seguiré comiendo jamón | Me gusta estar bien
  3. Pingback: La carne procesada puede causar cáncer pero yo seguiré comiendo jamón | Me gusta estar bien
  4. Rael
    13/10/2015 at 5:37 pm

    Ojo con las carnes “FRESCAS” extratierno el pozo, pidan la etiqueta antes de comprar la carne y podreis comprobar el por que de extratierno. Carne un 80%, lo demas son E-451(fostatos, para retener el agua que le añaden dentro de la carne)
    E-420(sorbitol, producto dañino para los intestinos), E407(carragenanos, un expesante que se ha comprobado que provoca ulceras en intestino grueso, microperdidas de sangre en la orina, ralentiza el crecimiento y debilita el sistema inmunologico), y algunas sustancias más. CUIDADO!!!

  5. Ana
    23/08/2015 at 1:54 pm

    Una aclaración: los artículos aquí expuestos NO son carnes sino derivados cárnicos. El lomo de El Pozo lleva antes de la lista de ingredientes el nombre legal del producto que es “Fiambre de lomo cocido” y no “lomo” como anuncian en grande. ¿es legal? Pues la verdad es que sí y los productores se aprovechan. Hay que leer muy bien la letra pequeña para que no nos lleven al huerto.

    Con respecto al etiquetado de la carne picada de Carrefour veo varias cagadas.
    Primero: el nombre legal no puede ser “carne picada” si lleva cereales y sulfitos. La denominación correcta sería “preparado de carne. burget meat”. Podrían poner en grande a lo sumo “picada de carne” que suena parecido para los profanos pero legalmente no es igual y los señores de Carrefour deberían saberlo (o al menos el responsable de calidad).
    Segundo: omisión del ingrediente carne en la lista.
    Tercero: los alérgenos tienen que ir destacados respecto al resto de ingredientes. Con los sulfitos lo han hecho bien subrayándolo, pero se han liado marcando el arroz cuando NO es un alérgeno: no contiene gluten y por lo tanto no hay que destacarlo.

    En cuanto a lo de cocinar completamente, se trata de una mención obligatoria por tratarse de productos que por su presentación (picado) tienen mucha superficie expuesta a la posible contaminación.

    un saludo

  6. MARIA
    27/07/2015 at 10:31 pm

    Hola. Soy argentina y lei los comentarios. Les cuento que aquí existe una bacteria llamada esterickia coli que prolifera su no cocinamos por completo la carne picada. No debe verse ni jna porcion roja al terminar la cocción. Tal vez sea esa la explicaciòn de parte del etiquetado. El resto me parece aberrante. Saludos!

  7. los mejores jamones
    24/07/2015 at 10:22 am

    Yo la verdad que nunca compro carne de un centro comercial como Carrefour o Alcampo (en todo caso como mucho en el supermercado de El Corte Ingles) ya que las calidades que ofrecen son bastante malas. Aunque supongo que se vende mucho porque son sitios donde va mucha gente a comprar y aprovecha para llevarse la carne ya envasada sin preocuparse mucho.
    Saludos
    Estefania

  8. 20/07/2015 at 12:41 pm

    lo de “el pozo” en carnes, es criminal. Compramos uno una vez por probar, y nunca mas… Se encogen a aproximadamente la mitad.

    tras ver como se comporta esta carne en la sarten, tengo toda la impresion de que usan la proteina de soja porque las proteinas son un compuesto altamente higrofobico (absorben agua), para asi poder llenar de agua esos supuestos filetes.

  9. OMG
    17/07/2015 at 3:20 pm

    Al carnicero profesional….. Vete a mamarla. Compre solomillo de vaca en carrefour el cual tenían en oferta y al llegar a casa y abrirlo apestaba el desgraciado. Igual q tu. Que seguro te echaron del carrefour por apestoso 🙂

  10. Carnicero profesional
    15/07/2015 at 2:08 pm

    Que aburrida tiene que estar… se sobre entiende que es un error tipográfico y si de verdad se pusiera a estudiar cada producto que se echa a la boca se moriria de hambre soy carnicero profesional hace 26 años y yo mismo he trabajdo para carrefour y la calidad de las carnes son de las mejores que he podido observar en otros lados…a veces solo hay que preguntarle al profesional que hay en el mostrador en vez de publicar post chorrascomo este al cual no le otorgo ningun caracter informativo si no mas bien dañina y con saña… la pena que no fuera usted la que como humana hubiera o hubiese cometido ese error tipografico en el etiquetado.espero se respete mi opinión tan respetable como la de cualquier otro ciudadano de este pais.

    • 15/07/2015 at 3:18 pm

      Hola Carnicero Profesional,
      Como humana cometo pocos errores porque entre otras cosas soy un hombre y ya que preguntas, sí que miro cada producto antes de comprarlo y leo sus etiquetas y, sin embargo, no me muero de hambre sino más bien todo lo contrario. Consumo bastante carne y de hecho, si te hubieras molestado en leer un poco más en el blog, verías que si de algún alimento consumo mucho es precisamente de carne. Dicho esto, por supuesto que miro las etiquetas y enseño a todo el mundo a leerlas y entenderlas. Exigir rigor y calidad en lo que compramos es nuestra obligación como consumidores y tu postura bastante inmadura al respecto. Con respecto a tu apreciación sobre preguntar, por supuesto que pregunté en carnicería. Resulta que, para colmo, estaba el jefe de carnicería hablando con otros dos carniceros y, tras leer la etiqueta, su respuesta textual fue: “así es como saca la etiqueta la máquina”. También le pregunté qué porcentaje de carne tenía el picado, y la respuesta fue “bastante, con un poquito de polvos”, ambas cantidades muy científicas, que me hacen suponer que ponen el preparado de aditivos a ojo hasta llegar a “suficiente” y “un poquito”. Como comprenderás, mi querido Carnicero Profesional, respeto tu opinión y la publico, pero ni la comparto ni me parece lógica. Cuando un producto esté mal etiquetado, como la carne picada, o simplemente sea una basura, como el lomo de El Pozo, lo voy a seguir denunciando porque este es el único modo que tenemos de asegurarnos que Carrefour etiqueta correctamente y El Pozo deja de fabricar porquerías que cuestan cuatro veces más caras que la carne fresca. Y si a ti te parece una chorrada que no haya información adecuada para alérgicos en la etiqueta, yo me alegro por ti, pero a mi no me parece divertido en absoluto, porque resulta que tengo un hijo tremendamente alérgico. Un último apunte: un error tipográfico es cuando, por ejemplo, escribes “chorrascomo” todo seguido sin espacio. Olvidarse por completo de un ingrediente en la lista de ingredientes es, si quieres, una negligencia, que es como yo lo veo.

      Saludos,

      Carlos Abehsera

      • manuel
        15/07/2015 at 5:54 pm

        Pues si señor.pedazo de informe.y contestando al señor de antes,lastima de aquel profesional que piense que ya lo sabe todo.aunque llevemos 26 años en este gremio.

      • sonia
        15/07/2015 at 10:48 pm

        Ojala hubiese mas personas como tú, que realmente nos muestran lo asquerosamente estamos comiendo y sobre todo pagando a precio de calidad mi enhorabuena por el blog

      • 01/10/2015 at 10:30 am

        Carlos, muchísimas gracias por el trabajo que haces, por dar nombre y apellidos a pesar de las molestias que eso te suponga por tener que lidiar con los que enarbolan el estandarte de la estricta legalidad o los que aluden a la honorabilidad de las fábricas de productos, mas por defender el trabajo que la salud y la verdad. Tener los pantalones de telefonear a una empresa para sacarles los colores ante su desfachatez (en realidad solo les obligas a reconsiderar lo que dicen, porque no creo que les avergüence en demasía) es algo que pocos nos molestamos en hacer, pero que realmente es necesario y constructivo.

  11. milagro
    15/07/2015 at 11:26 am

    Me parece genial lo que haces,mi familia trabaja en este sector somos una empresa familiar y ojala la gente se concienciara de lo que come.Gracias

  12. Javi
    15/07/2015 at 10:38 am

    Hola, soy carnicero desde hace años y os aseguro que si bien, la ley de etiquetados, ingredientes y demás está muy desarrollada y el tema está muy regularizado, los controles posteriores son mucho más laxos. Digamos que para que las autoridades sanitarias realicen algún análisis o indaguen algo, tiene que haber denuncia, o que hayas intoxicado a alguien. Lo más recomendable es irse a los productos más artesanos, a la carnicería de toda la vida por así decirlo.
    Hay ciertos productos que nos pueden hacer desconfiar. Por ejemplo los “extratiernos” de El Pozo. Por supuesto que son tiernos, ¡la mitad del producto es agua añadida! Tengamos una actitud crítica con lo que comemos.

  13. Antonio
    14/07/2015 at 11:20 pm

    Esto es increíble, nositros los pequeños comercios mos lleczn de kado los veterinarios y todos lis estamentos oficiales y estos señores campan a dus anchas

  14. Deborah
    14/07/2015 at 9:27 am

    Hola Carlos! Cada día nos despertamos con una “alegría” nueva. Desde que sigo la dieta y a ti, me doy cuenta de lo manipulados y desprotegidos que estamos. En la revista Mia de este mes dice que nuestro cerebro “solo necesita azúcar” y un montón de cosas más sobre alimentación. Nadie se cuestiona nada, lo dice la revista y punto! Es tremendo!! Gracias por tus artículos! Y ánimo!!

  15. rafael gomis llorca
    14/07/2015 at 7:03 am

    Estamos desprotegidos. ¿para qué tanta regulación? Aquí todo son leyes de “protección al consumidor” Y están actuando impunemente contra la salud ¿dónde están los controles, las denuncias y las sanciones?
    Gracias Carlos

Deja un comentario