Tartar de Buey

 

Tartar de Buey

Tartar de Buey

 

Hoy os dejo una receta que tomo con cierta regularidad y que es perfectamente apropiada para los planes nutricionales diseñados para adelgazar. Se trata de un Tartar de Buey que también puede realizarse con ternera. El aliño se puede hacer de dos formas distintas y yo voy a explicaros ambas más abajo. Como casi siempre en la cocina, la calidad de los ingredientes determinará el resultado final. Esta receta se puede hacer con solomillo, con lomo alto o con lomo bajo. En definitiva, cualquier carne lo suficientemente tierna como para comerla sin cocinar. Al igual que en el resto de recetas que no se cocinan con temperatura, el aceite que uso es Aceite de Oliva Virgen Extra. Ya sabéis que cuando aplicamos temperatura, es recomendable utilizar una grasa saturada más resistente al calor como el Aceite de Coco.

Receta de tartar de buey

  • Partes: 2-3
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Delicioso tartar de buey al estilo tradicional para conseguir un sabor delicioso y una receta sana baja en carbohidratos.


Tiempo de Preparación: 30 Minutos

  • Dificultad: Media
  • Valor Nutricional: Muy Alto
  • Coste: Medio (17€ para 0,6 Kg de producto final)


Ingredientes de esta receta de carne sin carbohidratos:

  • 1/2 Kg de Carne Roja (ternera o buey, solomillo, lomo alto o lomo bajo) (15€)
  • 1/2 Cebolla (0,20€)
  • 1 Huevo (0,25€)
  • Varios Pepinillos en Vinagre (0,25€)
  • 100 ml Aceite de Oliva Virgen Extra (0,40€)
  • Un chorrito de salsa Worcestershire (0,20€)
  • Unas gotas de Tabasco (0,05€)
  • Una cucharadita de mostaza de Dijon (0,20€)
  • Un pellizco de sal
  • Un pellizco de pimienta
  • Sal en escamas (Sal Maldon o similar)


Instrucciones de preparación de esta receta sin carbohidratos:

Ingredientes para el Tartar de Buey

Ingredientes para el Tartar de Buey

Lo primero que tenemos que hacer es trocear los ingredientes. Si habéis comprado la carne entera, lo idóneo es partirla en taquitos muy pequeños con un cuchillo muy afilado. Hay quien prefiere hacerlo con carne picada. A mí personalmente me gusta más la textura de los daditos pero independientemente de gustos, lo más importante es NO COMPRAR carne picada de la que viene en paquete. Esta carne, además de contener otros elementos como fécula o soja, suele estar bañada de productos químicos para matar sus bacterias. Si se quiere hacer la receta con carne picada, lo mejor es acudir a la carnicería, elegir el trozo de carne que vayamos a utilizar, y hacer que el carnicero nos la pique en su máquina sin añadir nada a la carne.

Los ingredientes picados

Los ingredientes picados

Una vez que tenemos la carne picada o en taquitos, la dejamos fuera de la nevera para que se vaya atemperando y cortamos la cebolla y los pepinillos en diminutos trozos. También pueden utilizarse alcaparras en lugar de pepinillos, cuestión de gustos. No mezclamos todavía los ingredientes pues el vinagre de los pepinillos comenzaría a macerar la carne.

Salpimentamos la carne y nos ponemos a preparar el aliño. Para el aliño hay dos métodos y la diferencia es esta. El método que yo utilizo es crear una emulsión (como una mayonesa) con los ingredientes y luego añadírselo a la carne. De este modo, la receta queda muy suave y agradable al paladar. El otro método consiste en mezclar los ingredientes sin emulsionar y añadir el huevo crudo al final. El sabor es exactamente el mismo, pero la textura de este método es algo menos cremosa y un poco aceitosa. Yo prefiero esa textura para el Tartar de atún, pero para la carne, me quedo con la emulsión.

Para hacer la emulsión, ponemos el huevo en un bowl y empezamos a batir añadiendo poco a poco el Aceite de Oliva Virgen Extra. Con paciencia, crearemos una emulsión sin llegar a apelmazarla como una mayonesa. Una vez emulsionado, vamos añadiendo el resto de ingredientes batiendo sin parar con el tenedor: un chorro de salsa Worcestershire, una cucharadita de mostaza de Dijon, unas gotas de tabasco, y, opcionalmente, un par de gotas de vinagre de jerez. Yo no suelo echarlas porque me basta con el vinagre de los pepinillos.

Una vez tenemos listo el aderezo, mezclamos en un recipiente la carne con la cebolla y los pepinillos y añadimos el aliño mezclándolo todo muy bien. Cuando todos los ingredientes estén bien mezclados, presentamos en un plato y completamos añadiendo unas escamas de sal por encima.

Para preparar el aderezo usando el otro método, mezclamos en un bowl el aceite con la salsa Worcestershire y añadimos unas gotas de tabasco y opcionalmente el vinagre. Mezclamos esta salsa con la carne, la cebolla y los pepinillos y justo antes de servir, añadimos a la mezcla un huevo crudo, moviendo todos los ingredientes en el recipiente para que se mezcle bien antes de presentar en el plato.



¿Te gusta este tipo de recetas que realizo en temas relacionados con la nutrición?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más artículos que escriba de este tipo dejándome tu dirección de email aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si este te ha gustado, porque el libro entero toca temas desde este tipo de perspectiva. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Deja un comentario