Sardinas en Aceite de Oliva

 

Lomos de Sardina en Aceite de Oliva

Lomos de Sardina en Aceite de Oliva

Este es un plato magnífico que se puede hacer en cantidad porque aguanta unos 20 días en la nevera y se puede ir consumiendo en cualquier momento como parte de un plan nutricional destinado a adelgazar. Además de aportarnos las proteínas necesarias, este plato aporta una rica variedad de grasas que serán muy beneficiosas, incluyendo ácidos grasos saturados e insaturados del aceite de oliva virgen extra y omega-3 del pescado.

Receta de sardinas en aceite de oliva

  • Partes: 1-2
  • Dificultad: Fácil
  • Imprimir

Deliciosas sardinas maceradas en aceite de oliva; una receta fácil, rica y sana.


Tiempo de Preparación: 30 minutos (+1 hora de maceración)

  • Dificultad: Baja
  • Valor Nutricional: Muy alto
  • Coste: Muy Bajo (unos 7€ para 1 Kg de producto final)


Ingredientes de esta receta de sardinas sin carbohidratos:

  • 1 Kg de sardinas frescas (5€)
  • 1/2 Kg de sal gorda (0,75€)
  • 300 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra (1,25€)


Instrucciones de preparación de esta receta de sardinas en aceite de oliva:

Lavar ligeramente las sardinas bajo el grifo para eliminar las escamas con la mano. Una vez desescamadas, cortar las cabezas, destripar y con un cuchillo bien afilado sacar los lomos limpios sin espinas.

Cuando tengamos todos los lomos limpios, en una fuente de cristal pondremos una base de sal gorda que cubra todo el fondo. Sobre la sal, disponemos una primera capa de lomos de sardina con la carne mirando hacia abajo (tocando la sal) y cubrimos con otra capa de sal gorda. Sobre esta segunda capa, volvemos a distribuir más lomos de sardina con la carne hacia abajo y volvemos a cubrir de sal. Repetimos este paso hasta que tengamos todos los lomos completamente cubiertos de sal gorda.

Dejamos macerar las sardinas entre 1 y 2 horas. Si las sardinas son pequeñas, una hora será suficiente. Si son grandes y los lomos eran gordos, podemos dejarlo más tiempo sin llegar a las 2 horas. Pasado este tiempo, sacamos los lomos de sardina de la sal y los enjuagamos ligeramente debajo del grifo para eliminar la sal que se haya podido quedar pegada a ellos. Ahora, el color del pescado sebe ser marrón.

En un recipiente de cristal vertemos el aceite de oliva virgen extra. Secamos los lomos con papel de cocina para retirarles el exceso de agua y los sumergimos en el aceite de oliva. Lo dejamos reposar unas horas en la nevera para que el aceite impregne bien a las sardinas y ya está listo para comer.



¿Te gusta este tipo de recetas que realizo en temas relacionados con la nutrición?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más artículos que escriba de este tipo dejándome tu dirección de email aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si este te ha gustado, porque el libro entero toca temas desde este tipo de perspectiva. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

3 comments for “Sardinas en Aceite de Oliva

  1. juan carlos avial
    02/11/2015 at 7:17 pm

    HOLA CARLOS , CREO QUE SERIA PRUDENTE CONGELAR PREVIAMENTE LAS SARDINAS , POR EL ANISAKIS,DADO QUE SE VA A CONSUMIR EN CRUDO.
    SOY COCINERO Y ESTOY SIGUIENDO TU PLAN PARA ADELGAZAR , HE COMPRADO TU LIBRO , ADELGAZAR SIN MILAGROS Y ME PARECE EXCELENTE , ESTOY CREANDO UN ARCHIVO DE RECETAS SIN HIDRATOS DE CARBONO , LAS QUE TU APORTAS ME PARECEN EXCELENTES.
    SALUDOS > JUAN CARLOS AVIAL

    • 04/11/2015 at 7:06 am

      Gracias Juan Carlos,
      Lo cierto es que no suelo congelar el pescado porque lo preparo yo mismo. Hay pescados (como la merluza) que directamente no compro por este motivo, y en el resto de pescados soy especialmente cuidadoso al manipularlos para ver si tienen anisakis. En cualquier caso, te doy la razón y en algún artículo hace poco expliqué la importancia de congelar ciertos pescados y de ser muy cuidadosos con el resto.

      Saludos,

      Carlos Abehsera

Deja un comentario