Una dieta low-carb sin restricciones

Pasta proteica válida para adelgazarTengo un problema: Me gusta comer. Disfruto de la comida en todo su ámbito, desde que la selecciono y compro hasta que me la como, pasando por la cocina. Una de las cosas que más aterran a las personas que quieren perder peso es la idea de pasar hambre o, peor aún, de seguir una dieta muy restrictiva. Para adelgazar hay que cambiar la forma en que nos alimentamos porque lógicamente, si seguimos comiendo del mismo modo que nos hizo engordar será imposible adelgazar. En el libro Adelgazar sin Milagros explico claramente que muchos de los conceptos asociados a la dieta sana son erróneos y que por ello muchas personas que creen seguir una dieta sana no consiguen adelgazar.

En estos años he ido perfeccionando mi alimentación introduciendo más recetas y alimentos realmente sanos que sustituyen a otros que eran absolutamente dañinos para mi organismo, no sólo porque me impedían adelgazar, sino también porque mermaban mi salud. De este modo, algunas de las cosas que como ahora no formaban parte de mi dieta cuando perdí 35 kilos en solo unos meses, pero esto se debe a que la mayoría de ellas ni existía entonces. Digamos que de algún modo sigo una dieta low-carb sin restricciones en cuanto a la variedad de las recetas.

La sociedad de la información ha propiciado que en los últimos años la divulgación de la realidad científica en cuanto a la alimentación se expanda a mucha velocidad y cada vez más personas saben que la alimentación rica en carbohidratos que dicta la pirámide nutricional tradicional es una aberración que no tiene lógica más allá de intereses comerciales de un puñado de fabricantes. Por el contrario, la alimentación basada en las proteínas y las grasas, los verdaderos nutrientes de nuestro organismo, se está poniendo de moda y esto está propiciando que cada vez más fabricantes creen alimentos que aporten los nutrientes que nuestra nueva dieta demanda.

Hoy quería solamente dejar aquí algunos ejemplos de comidas que hago y que son bajas en carbohidratos o incluso no tienen nada de carbohidratos, y que en el marco de una dieta “low-carb”, sea cual sea, son perfectamente válidas, aunque si sigues la Isodieta de la que tanto hablo sabrás que no solo importa la calidad de los nutrientes, sino su cantidad. Aquí os dejo algunos ejemplos de comidas que he fotografiado con mi móvil en las últimas semanas, con lo que quiero demostrar que para adelgazar no hace falta ser muy restrictivo con las recetas que hacemos, sino saber elegir adecuadamente los ingredientes que usamos. Si me sigues en las redes sociales, puede que ya hayas visto estas fotos (puedes pinchar en ellas para verlas a mayor tamaño) antes 🙂

Sandwich de Jamón y Queso Low-Carb

Sandwich de Jamón y Queso Low-Carb

Si elegimos bien el tipo de pan que utilizamos para hacer un sándwich podremos adelgazar sin privarnos de la sensación de comer un pan o un bocadillo de manera ocasional. En esta foto, este pan apenas aporta 11 gramos de carbohidratos por cada 100, unas 8 veces menos que el pan blanco habitual, y además aporta proteínas y fibra.

Picadillo Castellano Low-Carb

Picadillo Castellano Low-Carb

En la foto, un picadillo manchego a base de pimiento y tomate (poco) asado, terminado con caballa, aceite de oliva virgen extra y huevo duro. Un plato muy completo que, en las proporciones adecuadas, no te impedirá adelgazar o mantener tu peso, pues no genera una subida de glucosa por su bajo índice glucémico y poco aporte de carbohidratos.

Pizza 3 quesos lowcarb

Pizza 3 quesos lowcarb

Sí, es una pizza cuatro quesos con rúcula y tomates secos, pero no cualquier pizza. Está elaborada con una masa muy baja en carbohidratos y es una buena fuente de proteína de calidad por los quesos y su aporte de grasa y fibra.

Tartar de Buey

Tartar de Buey

Este es uno de mis favoritos: tartar de buey con pepinillos y cebolla picada, con un aliño que lleva entre otras cosas aceite de oliva virgen extra y huevo. Un plato absolutamente delicioso y que además es una de las mejores fuentes de proteína y grasa que podamos encontrar, aunque prácticamente no aporta fibra, por lo que se puede y debe acompañar de ensalada o alguna verdura fibrosa de temporada a la plancha.

Macarrones con rabo de toro

Macarrones con rabo de toro

Otro clásico de la cocina italiana: Macarrones (penne), en este caso servidos con rabo de toro guisado. Pero estos macarrones no son los macarrones habituales del supermercado, sino una versión muy baja en carbohidratos y rica en fibra. Si no los has probado, te adelanto que están espectaculares!

Hamburguesa en Protopiadina

Hamburguesa en Protopiadina

Una forma distinta de comerse una hamburguesa: en una protopiadina, que es una versión lowcarb del clásico pan plano italiano, en este caso, con queso fundido, tomates secos en aceite de oliva y láminas de aguacate. Una receta con mucha grasa y proteína, tanto animal como vegetal.

Ensalada de Aguacates

Ensalada de Aguacates

Esta ensalada combina aguacates, queso fresco, anchoas y palitos de cangrejo, aderezada únicamente con aceite de oliva y sal. Contiene mucha grasa así que debe consumirse con moderación si se está siguiendo una dieta para adelgazar.

Lomo alto al horno

Lomo alto al horno

Una forma muy americana de cocinar el lomo alto: al horno y sin cortar (se porciona al servir). Acopañado de espinacas, acelgas, espárragos o champiñones es una comida perfectamente válida dentro de una dieta low-carb.

Flamenquin LowCarb

Flamenquin LowCarb

En breve publicaré la receta de este estupendo flamenquín bajo en carbohidratos en la sección de recetas. Se empana usando un sustituto del pan rallado y va relleno de jamón y queso, como se suele hacer en Andalucía.

Bacalao con jamóny champiñones salteados

Bacalao con jamóny champiñones salteados

Esta receta de Bacalo con Jamón y Champiñones salteados apenas aporta carbohidratos a la dieta y sí mucha proteína y grasa de calidad, así como fibra (en los champiñones). Muy recomendable si buscas recetas de calidad y quieres adelgazar.

Muchas de estas recetas están disponibles en el libro Cocinar sin Carbohidratos que publiqué el año pasado junto con Ana Román, que aporta entre otras cosas la mayoría de recetas dulces y de repostería, además de los panes. Creo que puedo decir con orgullo que no existe en el mercado un solo libre que se aproxime a este en cuanto a calidad y variedad del contenido, con más de 100 recetas sin carbohidratos y toda la información nutricional de cada una de ellas.

¿Te parece interesante este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los siguientes artículos que vaya publicando dejándome tu dirección de email aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que te ayudaran a comprender la nutrición desde otra perspectiva. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

 

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

5 comments for “Una dieta low-carb sin restricciones

  1. Sonia
    01/12/2016 at 12:03 pm

    Hola Carlos! Justo hoy he empezado la dieta . Ya pobre hace un año y tuve muy buen resultado pero por diferentes motivos volví a la rutina y mala alimentación de siempre y volví a cojer los kilos. He querido empezar la dieta justo hoy …para mi es un reto y lo tengo k conseguir . Me quiero basar en la planilla del libro y también en las recetas k hiciste este verano. Peso 70 kilos y según la tabla son 12 gramos de proteina y 6 de grasa por 6 comidas al día. Hoy solo voy a tomar batidos y luego en la cena atún. El problema es k ya llevo dos batidos y si le pongo una medida del cacito k lleva el vitalyti con 250 de agua me sabe a nada . Me sabe a agua. En el primer batido le he puesto aceite de coco y en el segundo semillas de lino ya k hace un año le ponía de las dos cosas juntas y ayer leí k no . Cuando sólo me tome 3 batidos al día porque ya coma proteínas en alimentos podré añadir más cantidad de proteina en polvo al batido ?? Ha mi me es muy cómodo desayunar batido por las prisas la verdad del trabajo. Pero hoy lo he notado regular…me sabía a nada. Gracias

    • 01/12/2016 at 4:43 pm

      Hola Sonia,
      Si quieres que el batido coja un poco más de cuerpo y sabor usa un poco (50 ml) de leche entera antes de añadir el agua, para emulsionar la proteína 🙂

      Saludos,

      Carlos

  2. Pere Sacristán
    11/11/2016 at 12:22 pm

    Me parece muy interesante y pedagógico el tema de la alimentación en general, para mi es fundamental, el problema más importante que observo, es el precio, porqué cualquier alimento de los mencionados solo hay que ir a la tienda on line que derivais para saber y deducir que es apto para gente muy pudiente , pero para el público en general no. Una família de 4 miembros com es mi caso seria una dispensa económica imposible de asumir. Me gustaría que explicaráis siendo realistas y en la vida actual( si apenas tiempo para cocinar, siempre corriendo) como se puede hacer para comer bien( siguiendo los consejos de dietas bajas en carbohidratos y equilibradas) , pero con un gasto sostenible( me refiero parecido a lo que puedas gastar en la plaza de tu localidad, el supermercado, etc..), tanto para niños como adultos.

    Gracias.

    • 11/11/2016 at 8:13 pm

      Hola Pere,
      Menciono algunos alimentos “de diseño”, pero la mayoría es bastante razonable y asequible, como por ejemplo pescado a la plancha con champiñones o lomo de buey al horno. Los huevos, cualquier carne, cualquier pescado, muchos lácteos… la lista es interminable. Tienes recetas en este blog y otras más en cocinarsincarbohidratos.com. Además, en el libro Cocinar sin Carbohidratos, más de 120 recetas sin carbohidratos con productos absolutamente normales. ¿Has leído el capítulo “la lista de la compra” de mi libro Adelgazar sin Milagros?

      Saludos,

      Carlos

      • Marta
        25/11/2016 at 9:26 am

        Exacto Carlos, yo que soy negada para la cocina he basado mi despensa en tu “lista de la compra” del libro. No me faltan botes de espárragos, champiñones, pimientos asados, alcachofas… melva, caballa… para momentos en los que no hay mucha gana (o hay prisa).
        Lo único que compro es el caseinato, el salvado.. y algún producto de la web que mencionas pero ésto ultimo de vez en cuando.
        Es decir, con productos “de la tierra” y poco más se puede seguir este tipo de nutrición.
        Muchísimas gracias Carlos

Deja un comentario