Adelgazar desde Año Nuevo

Adelgazar en Año Nuevo

Adelgazar en Año Nuevo

Quedan un par de días para que acabe el año y muchas personas ya están planeando lo que harán con la llegada del año nuevo. Adelgazar es sin duda uno de los propósitos que más tirón tienen después de las fiesta navideñas. Para algunas personas, adelgazar es un tema meramente estético. Para otras, adelgazar es sinónimo de sentirse bien, de recuperar la salud y de elevar la autoestima.

Sea cual sea el motivo, adelgazar es un propósito muy interesante para comenzar el año mejor de lo que lo acabamos. Si uno se propone seriamente adelgazar, ningún momento es tan propicio como los primeros meses del año. Como explico en el libro, adelgazar es sencillo si se siguen unas pocas reglas básicas al pie de la letra. Muchas de estas reglas básicas para adelgazar son mucho más sencillas de seguir en invierno que en verano, sobre todo por motivos sociales. Por ello, Enero, un mes en el que típicamente salimos menos a la calle, es un momento muy bueno para proponerse adelgazar.

Al acabar las fiestas navideñas, la mayoría de nosotros tiene sensación de haber comido y bebido mucho más de lo que necesitamos, habiendo ganado unos kilos y manteniendo una sensación de hinchazón constante. Esta sensación, como he explicado varias veces, es muy real, pues la acumulación de líquidos que sufrimos es literalmente palpable. Para adelgazar, lo primero que tenemos que hacer es deshincharnos, como ya expliqué en este artículo hace casi un año. Pero solo por deshincharnos no vamos a conseguir adelgazar un solo gramo de grasa. Al contrario, para adelgazar perdiendo la grasa que nos sobra y conservando nuestra masa muscular, es necesario trazar un plan de actuación, programar al menos 6 o 7 comidas al día, y no saltarse ni una sola.

Sin duda, una de las cosas que más sorprenden a los lectores del libro es que para adelgazar de manera rápida y efectiva es necesario ser muy organizado con las comidas y no saltarse ninguna. Esto es justamente lo contrario de lo que muchas personas hacen cuando quieren adelgazar, que es tratar de comer menos. Nosotros, como ya sabéis, no tratamos de comer menos, sino de comer mejor y más veces.

Si dejas pasar esta oportunidad para adelgazar, en muy poco tiempo estaremos en semana santa y te estarás preguntando porqué no hiciste un pequeño esfuerzo por adelgazar en Enero que ahora te estaría ofreciendo generosos resultados. Si quieres adelgazar y ver resultados inmediatos, utiliza Enero como rampa de lanzamiento porque es un mes que ofrece muchas ventajas: venimos hartos de comida de las fiestas, salimos menos, hace frío y apetece quedarse en casa, buscamos comidas más sencillas, bebemos menos… En definitiva, un mes magnífico para seguir un plan que nos ayude a adelgazar.

Si todavía no has escrito la carta a los reyes magos, te recuerdo la importancia de contar con un buen analizador de masa corporal para controlar tus progresos cuando intentas adelgazar. Ya sabes que no se trata solo del peso, sino de una combinación peso-composición corporal que es la que determina si estamos adelgazando (perdiendo grasa) o no. Perder peso es muy sencillo, pero lo importante no es perder peso, sino eliminar grasa, y esto muchas veces no es lo mismo, como expliqué en este artículo.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Deja un comentario