Receta de Pinchitos Morunos de Cordero


Pinchitos Morunos de Cordero

Pinchitos Morunos de Cordero

La receta que os traigo hoy es un clásico en la gastronomía de Málaga, aunque lógicamente viene heredada de nuestros vecinos del otro lado del mediterráneo. Aunque es posible comprar pinchitos morunos en el mercado y el supermercado, habitualmente se trata de recetas industriales que contienen, entre otras cosas, azúcar. Yo opto por preparar los míos dado que no es una tarea complicada y los resultados son muy sabrosos. Esta receta no lleva ningún ingrediente incompatible con nuestro objetivo de adelgazar siguiendo una dieta rica en proteínas y grasas. Se pueden acompañar de cualquier verdura a la plancha que os apetezca, aunque a mi me suele gustar hacerlo del falso arroz Slim Pasta, que se acaba mezclando con los jugos que sueltan los pinchos en el plato.

Para preparar esta receta podéis pedir al carnicero que os parta la carne en los trozos que necesitáis u optar, como hago yo, por pedirle que simplemente me deshuese la pata de cordero y luego encargarme yo en casa de preparar los taquitos apropiados.

Receta de Pinchitos Morunos de Cordero

  • Partes: 2-3
  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Increíble receta de pinchitos morunos de cordero sin carbohidratos


Tiempo de Preparación: 20 minutos (más 24 horas de maceración)

  • Dificultad: Media
  • Valor Nutricional: Bueno
  • Coste: Moderado (22€ a 25€ para una pata de cordero entre 1,5 Kg y 2 Kg)


Ingredientes para elaborar pinchitos morunos:

  • 1 Pata de Cordero deshuesada de entre 1,5Kg y 2 Kg (18€)
  • Media Cebolla (0,50€)
  • 4 Dientes de Ajo (0,25€)
  • Perejil (0,25€)
  • 250 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra (1€)
  • Especia para pincho moruno (mezcla de pimienta negra, pimentón dulce, jengibre, cúrcuma y azafrán) (2 €)
  • Sal


Preparación de los pinchos morunos:

Para empezar retiramos el exceso de grasa de la pata de cordero. Aquí la palabra clave es exceso. Los pinchitos de cordero deben tener algo de grasa que luego se derretirá en la parrilla, pero tampoco hace falta que dejemos toda la grasa y se convierta en una comida excesivamente grasienta. Ya sabéis que no hay que tener miedo a las grasas, y menos cuando queremos adelgazar, pero si no retiramos un poco de la grasa y cocinamos en la barbacoa con carbón, el exceso de grasa derretida provocará llamas que acabarán quemando los pinchitos. Después vamos partiendo la carne en dados de entre 3 y 3 centímetros de lado. Aquí os dejo unas fotos de la pata deshuesada con toda su grasa y de los taquitos cortados con el exceso de grasa retirado arriba a la derecha.

Pata de Cordero Deshuesada

Pata de Cordero Deshuesada

Pata de Cordero Troceada

Pata de Cordero Troceada

Como veréis, retiro parte de la grasa (los tacos más duros y gruesos) pero dejo parte de la grasa en la carne para que se derrita al cocinarlos. Una vez que tenemos la carne preparada nos ponemos con la preparación del aliño. Para el aliño, tenemos que trocear media cebolla en trozos finos y pequeños y los dientes de ajo en pequeñas láminas. Para el aliño, yo os recomiendo acudir a una tienda de especias como las que suele haber en todos los mercados, en lugar de utilizar el preparado que viene en pequeños botes y venden en el supermercado. Para 2 kilos de carne tendréis que utilizar al menos 50 gramos de especias o más, según la intensidad de sabor que queráis.

En un cuenco lo suficientemente grande como para que entre la carne y todo el aliño ponemos el aceite de oliva, las especias, el perejil, el ajo y la cebolla y lo mezclamos todo bien con una paleta de madera. Una vez que esté todo mezclado procedemos a añadir la carne que previamente habremos salado ligeramente.

Cuando la mezcla sea homogénea, cubrimos el cuenco con papel film y lo dejamos reposar en la nevera unas 24 horas. Por tanto, para hacer esta receta deberéis dejarla en este punto un día antes de cocinarla. Con esto conseguimos que los sabores penetren en la carne y los aromas de la carne de cordero rebajen su intensidad.

Cuando vayáis a pinchar la carne en las brochetas al día siguiente, aseguraros de que usáis guantes de latex desechables. El condimento de los pinchitos mancha mucho de amarillo y sale de las manos con dificultad cuando ha impregnado la piel, así que si no queréis pasar una semana con las manos amarillas, os recomiendo el uso de guantes quirúrgicos.



Creo que el resto no tengo que explicarlo… Estos pinchitos salen igual de buenos haciéndolos en una barbacoa eléctrica porque el aroma y sabor predominante no es el del carbón, sino el del aliño. Estos que preparé ayer y he cocinado hoy los he hecho en un grill eléctrico que tengo dentro de la cocina, no en una barbacoa, y como veréis el resultado es bastante bueno. Como he dicho al principio, os puede gustar servirlos sobre una base de falso arroz Slim Pasta. También podéis usar los pinchitos pasados por la plancha para preparar la receta que colgué hace poco de Arroz al Curry con Ternera y Cerdo, sustituyendo estas carnes por cordero y las especias por el curry.

Los pinchitos macerando en el aliño

Los pinchitos macerando en el aliño

 

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

2 comments for “Receta de Pinchitos Morunos de Cordero

  1. Marcela
    25/07/2014 at 12:58 am

    Hola Carlos, vivo en Argentina; he tratado de conseguir tu libro pero se ve que no llega a las librerías de Argentina. Tengo un Kindle pero no puedo comprarlo en Amazon porque hay restricciones que no lo permiten. NECESITO tu libro porque soy obesa mórbida ( pero 115 kg y mido 1,57) y sé que la dieta que propones es la indicada para mi, tengo síndrome metabólico y una hipertensión que ni con medicamentos se controla. Por favor, cómo puedo hacer para tener tu libro??

    • 25/07/2014 at 6:44 am

      Hola Marcela,
      Mande por favor un correo electrónico a info@outletsalud.com explicando que está en Argentina y quiere el libro. Ellos se lo pueden enviar con unos gastos de envío bastante reducidos. Tengo noticias de que ya han enviado libros a otros países de Sudamérica con éxito.

      Espero sinceramente que pueda beneficiarse de lo que escribo en el libro y recuperar su salud.

      Saludos,

      Carlos Abehsera

Deja un comentario