Cuerpos cetónicos para adelgazar y mejorar la salud

Cuerpos Cetónicos para adelgazarEsta mañana he leído un interesantísimo artículo sobre los cuerpos cetónicos y la cetosis en general que recomiendo a todo el mundo. En el primer párrafo se dice que el artículo es complejo y no está recomendado para profanos en la materia, pero creo merece la pena leerlo, incluso si algunos conceptos no nos son familiares. Hoy voy a hablar sobre algunas de las cosas que dice el artículo que son interesantes para adelgazar pero quiero recordar a todo el mundo, como ya expliqué en este artículo y como queda claramente explicado en el que he leído hoy, que la cetosis es un estado fisiológico y la cetoacidosis un estado patológico, y que ni son lo mismo ni se pueden considerar similares, por lo que no debemos confundirlos.

Cuando me preguntáis por como mantener una dieta cetogénica para adelgazar, siempre digo que es primordial no ingerir más de 40-50g de carbohidratos al día, y si es posible que sean incluso menos, entre 20 y 40 gramos, que además procedan de una fuente de calidad como las verduras de hoja verde. Si pretendes adelgazar en cetosis no puedes ingerir azúcares, almidones ni en general ningún carbohidrato que pueda convertirse rápidamente en glucosa, pues esto te sacaría del estado fisiológico de cetosis casi de inmediato. Sin embargo, admito que desconocía hasta que he leído el artículo hoy -quizás porque no es una práctica habitual mía- que un exceso de proteína, especialmente si no va acompañada de grasa y fibra, puede interrumpir también la cetosis. De ahí la importancia de controlar las cantidades de nutrientes que ingerimos en cada comida, que viene a ser, como dice el artículo que he mencionado, lo que nos diferencia principalmente de algunas dietas hiperproteicas como la dieta Dukan por ejemplo, en las que el control de cantidades suele brillar por su ausencia.

Al encontrarnos en cetosis se producen en el hígado unas moléculas altamente energéticas llamadas cuerpos cetónicos. Hasta hace muy poco se pensaba que estas moléculas servían únicamente para proporcionar energía a los órganos privados de glucosa, pero ahora se sabe que además aportan otra serie de beneficios, y sobre eso versa el artículo que recomendé al empezar, así que no voy a repetir lo que ya está escrito excepto en lo concerniente a la pérdida de peso, que es en lo que me quiero centrar, aunque insisto, recomiendo su lectura íntegra a todo el mundo.

Es importante recordar que ciertos órganos -como por ejemplo el cerebro- funcionan mejor cuando obtienen su energía de los cuerpos cetónicos. De ahí que se afirme que los cuerpos cetónicos no sólo igualan a la glucosa en cuanto a su poder energético, sino que incluso la superan, pues los órganos necesitan menos oxígeno para producir energía a partir de los cuerpos cetónicos y esto contribuye a la sensación de energía que sentimos cuando seguimos una alimentación basada en una dieta cetogénica diseñada para adelgazar. No solo eso, sino que además podremos adelgazar sin pasar hambre pues los cuerpos cetónicos contribuyen notablemente a que aparezca la sensación de saciedad y no se presente apetito de manera continuada, como por el contrario experimentan las personas que tratan de adelgazar siguiendo dietas hipocalóricas basadas en los carbohidratos.

Los cuerpos cetónicos también son responsables del aumento del metabolismo de las grasas y funcionan especialmente bien si se potencian con algunos micronutrientes a los que quiero prestar hoy un poco de atención cuando hablamos de adelgazar usando una dieta cetogénica. Por un lado, y siempre según leemos en el interesante artículo al que hice referencia, tanto la colina como la carnitina pueden jugar un importante papel en el metabolismo de los lípidos que tenemos almacenados. La colina (Vitamina B7), cuya carencia en la dieta parece bastante habitual, es responsable de proteger el hígado para evitar que se forme un hígado graso durante el continuado metabolismo de las grasas. De ahí que sea importante asegurar su aporte, ya sea mediante la dieta o mediante la suplementación.

Del mismo modo, la carnitina se ha probado eficaz en la oxidación de los ácidos grasos, especialmente cuando se complementa con colina. Si antes de leer este artículo ya me parecían interesantes las proteinas Casein Pro por su singular aporte de micronutrientes, ahora que entiendo aún mejor como el Bitartrato de Colina y la L-Carnitina -ambos presentes en este producto- contribuyen al metabolismo de las grasas, estas me parecen aún mejores.

Pero queda todavía una sorpresa referente a los cuerpos cetónicos usados para adelgazar, y esta viene de la mano del aceite de coco, según leemos nuevamente en dicho artículo. Resulta que el Aceite de Coco es especialmente interesante en las dietas cetogénicas porque contribuye a la producción de cuerpos cetónicos en el hígado -algo que ya sabíamos de sobra- pero lo que aprendemos ahora es que, además, contribuye notablemente a que la transición del metabolismo de la glucosa al metabolismo de las grasas sea más rápida y por lo tanto menos complicada. En general, al utilizar aceite de coco en la dieta lograremos entrar antes en cetosis -lo que es realmente deseable si queremos adelgazar perdiendo grasa- y nos será más sencillo mantenernos en este estado. En este contexto, si utilizamos un batido de proteínas, ya sea de Vitality 95, de Casein Pro o de cualquier otra marca que nos guste y proporcione similar concentración de proteina, parece que es especialmente interesante añadirle aceite de coco como aporte de grasa, pues sus ácidos grasos de cadena media contribuirán de manera notable a ayudarnos a adelgazar facilitando el metabolismo de la grasa.

Un último apunte para concluir sobre una pregunta que recibo insistentemente acerca de las tiras para detectar los cuerpos cetónicos en la orina, que son de utilidad cuando se adelgazar con una dieta cetogénica. En el cambio del metabolismo de la glucosa al metabolismo de las grasas, el organismo produce una gran cantidad de cuerpos cetónicos, más de los que necesita, y ese exceso de cuerpos cetónicos se elimina por la orina, por el sudor y por el aliento principalmente. Con las tiras podemos detectar si estamos produciendo cuerpos cetónicos pues su exceso será notable al principio. Sin embargo, conforme pasan los días, el organismo se acostumbra a producir únicamente la cantidad de cuerpos cetónicos que necesita y por lo tanto no tendremos un exceso de cuerpos cetónicos en la sangre que haya que expulsar por la orina. Esto no quiere decir que ya no estemos en cetosis, sino que no se produce un exceso de cuerpos cetónicos, lo cual es lógicamente buenas noticias. Por lo tanto, es más que normal y habitual que las tiras para detectar los cuerpos cetónicos en la orina no se tiñan de ningún color después de llevar en cetosis dos o tres semanas y no debéis preocuparos por esta circunstancia porque aunque estéis adelgazando con normalidad, antes o después dejaréis de manchar las tiras, que sólo son útiles cuando empezáis a perder peso.

¿Te parece interesante este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los siguientes artículos que vaya publicando dejándome tu dirección de email aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que te ayudaran a comprender la nutrición desde otra perspectiva. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

17 comments for “Cuerpos cetónicos para adelgazar y mejorar la salud

Deja un comentario constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.