La Nutrición en Harvard

Logo de la Universidad de Harvard

Logo de la Universidad de Harvard

Ayer aparecía la noticia en El Mundo que el eminente cardiólogo especialista en Nutrición y codirector del programa de Epidemiología Cardiovascular de la Universidad de Harvard, Dariush Mozaffaria estaba en España para participar en el Congreso Internacional de Nutrición que acaba de terminar en Granada. Como no leo la prensa por principios, debo agradecer a Daniel Rivera Codina que se acordase de mí  y me mandase el enlace 🙂

Le presentan en el artículo como enemigo acérrimo de los Carbohidratos y cereales refinados. Y es un cardiólogo más que se une a la defensa de las grasas y el ataque a los hidratos de carbono. Son ya muchos los cardiólogos, sobre todo fuera de nuestro país, que han dejado de recomendar suprimir la ingesta de grasa. Al contrario, han empezado a recomendar a sus pacientes que tomen grasas saludables.

También en nuestro país, sobre todo en el norte, conozco ya a varios cardiólogos que recomiendan abiertamente el consumo de aceite de coco, una grasa saturada que ha sido erróneamente etiquetada como poco saludable cuando en realidad le ocurre todo lo contrario, es altamente beneficiosa para el organismo.

Uno de los conceptos de los que hablo en el libro y en sus anexos es el de la demonización injustificada de las grasas y el colesterol. En mi caso, es precisamente cuando comienzo a ingerir grasas de manera habitual y elimino de mi dieta los hidratos de carbono cuando mi salud cambia radicalmente -como puede ver revisando mis analíticas. Sin embargo, sigo encontrándome en cada esquina a profesionales de la salud que se han quedado anclados en conceptos igual de erróneos que antiguos.

Si quiere adelgazar de manera sana, debe limitar la ingesta de carbohidratos y controlar las cantidades de proteínas y grasas que toma en cada ocasión. Incluso si no quiere perder peso, los beneficios de seguir una dieta baja en hidratos de carbono son enormes para la salud. El proceso de pérdida de grasa y la mejora de su salud comienza de este modo. Si no me quiere creer a mí, crea a este señor, que supongo que no tendrá ese cargo en Harvard por casualidad.

 

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Deja un comentario