Paciencia y Eficiencia para adelgazar

Rodando en Montablanco (Huelva)

Rodando en Montablanco (Huelva)

Mañana se cumplirá una semana desde que se publicó el libro y apareció en Amazon. En esta semana he recibido bastantes llamadas de amigos que se han decidido a comenzar una rutina nutricional que les permita perder peso y mejorar su salud. Todos y cada uno de ellos me han contado los kilos que llevaban perdidos en sólo una semana y habiendo empezado algunos incluso antes de acabarse el libro. Unas noticias que sin duda me llenan de alegría al comprobar que he sido capaz de explicarme lo suficientemente bien como para que los demás puedan replicar lo mismo que yo hice.

El caso de esta mañana es sorprendente. Me llama un buen amigo preocupado porque cree que no pierde el suficiente peso. Empezó el lunes, así que esta mañana, jueves, llevaba 3 días completos. ¡Ha perdido 1,9 Kg y me dice que cree que no es suficiente! La alimentación y el metabolismo juegan la baza más importante en la lucha contra el sobrepeso, pero no se pueden pedir milagros. 1,9 Kg en 3 días, de mantenerse el ritmo (algo absolutamente imposible) es 0,65Kg al día de pérdida, lo que en un mes supondría 19,5Kg de pérdida de peso.

El cuerpo humano sólo puede deshacerse de una parte de la grasa que tenemos acumulada por día, y esa grasa oscila entre 150 y 300 gramos, en función de la actividad física y la cantidad de ingestas. Pretender perder más de medio kilo al día es poco realista. Cuando yo perdí 35 kilos en 4 meses lo hice a un ritmo medio de 290 gramos diarios entre grasa, agua y cualquier otro tejido, y es francamente complicado perder más de ese peso de media diaria. Como recordará del libro, en los cuatro meses tan sólo hice una excepción a mi rutina nutricional. El resto de días me mantuve firme en mi objetivo.

Por eso quiero recordaros a todos que hay que tener paciencia y demostrar la eficiencia a diario. La eficiencia del plan es tan alta que se puede medir a diario, sin tener que esperar días o semanas para ver resultados, pero el cambio diario no puede ser superior a esas cifras que he dado. El último día que estuve corriendo en moto, el mes pasado, en el circuito de Monteblanco en Huelva, mi cambio de peso después del entrenamiento fue de -2,5Kg, pero como es lógico, la mayor parte de esa pérdida correspondía a agua y minerales. De hecho, perdí tantos minerales que pasé una noche terrible de calambres musculares porque cometí la torpeza de no tomarme una fórmula reconstituyente con las prisas por recoger y volver a casa cuanto antes.

Lo dicho, tenemos que marcarnos objetivos razonables de entre 200 y 400 gramos diarios totales de pérdida, tratando que la mayor parte de la pérdida sea grasa y no pretender adelgazar en unos pocos días el peso que llevamos años acumulando.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

Deja un comentario