Adelgazar rápido con resultados reales

Adelgazar rápido con resultados realesEn estos años que han pasado desde la publicación del libro Adelgazar sin Milagros he podido comprobar de primera mano que el mismo método que me funcionó a mi para adelgazar rápido le ha funcionado a una gran cantidad de personas. Basta con darse un paseo por esta web para leer los resultados y los testimonios que los lectores van dejando. En estos años, además, se han ido publicando artículos científicos que corroboran la práctica totalidad de las ideas que vine a exponer en el libro, la mayoría de ellas aprendidas de leer y seguir la Isodieta, y que hacen que las personas adelgacen con cierta facilidad sin pasar hambre. Lógicamente, los resultados difieren de una persona a otra porque no hay dos personas iguales, pero aquí la diferencia es menor y la práctica totalidad de las personas con las que he hablado han logrado adelgazar rápido y han obtenido resultados reales en cuanto a pérdida de grasa se refiere.

Las personas que siguen con más rigor el método obtienen resultados que pueden tacharse casi de increíbles porque adelgazan tan rápido que les cuesta creérselo. Hace tiempo que no actualizo los testimonios en la web porque no tengo tiempo de ir recolectándolos todos y porque veo que la gran mayoría habla de resultados similares a los ya contados por otras personas. Pero hoy me he querido detener a escribir esto porque uno de mis mejores amigos, que era bastante escéptico, se decidió a empezar el sábado -contra mi consejo, que ya sabéis que es empezar siempre un lunes, y se decidió a adelgazar. El caso es que mi amigo ha pasado un verano un poco desfasado y prácticamente estaba en registros records de peso, siendo una persona que siempre se ha cuidado mucho. Tanto es así que en su intento por llevar una vida sana hacía lo típico: desayunaba y cenaba cereales, abundancia de frutas, nada de grasa, todo desnatado, light o bajo en grasa, trataba de no ingerir colesterol e incluso tomaba una pastilla para mantenerlo a raya. En fin, un caso de manual llevado por la “nutrición” médica.

Sin embargo, mi amigo sufría de problemas gástricos que él achacaba a la edad: ardores, reflujos, gases, etc. y por supuesto no podía cenar con normalidad, ni comer picante, ni muchas otras cosas que yo puedo hacer con normalidad incluso minutos antes de acostarme si así lo deseo. El caso es que mi amigo me había visto adelgazar rápido y conocía de primera mano los resultados reales que yo obtuve, pero por algún motivo seguía siendo escéptico. En algún momento debió pensar que no tenía nada que perder y el sábado pasado me asaltó literalmente para que le explicase esto con un poco de detalle. Otra cosa no sé, pero cabezón es con ganas, y aunque le pedí que empezase el lunes, el mismo sábado por la noche ya había cambiado sus hábitos.

El domingo se sentía flojo pero hoy ya se ha levantado con la típica euforia que proporciona la entrada en cetosis, ha perdido casi 3 kilos en dos días (¡¡¡me ha llenado el whatsapp de fotos!!!) y está absolutamente encantado de que un pantalón que le apretaba el viernes ahora le baile. Ya se lo había advertido: retenía una brutalidad de líquido por el tipo de dieta “sana y equilibrada” que llevaba y en cuanto se ha pasado al “lado oscuro”, lo ha soltado de golpe. La cara le ha cambiado, la ropa le queda holgada, se siente de maravilla, y, ojo al dato, ha dejado de tomar su pastilla diaria de omeprazol porque no siente ningún problema gástrico. ¿Magia? Ni mucho menos. Son los resultados reales que se obtienen cuando se antepone el sentido común a los tópicos a la hora de adelgazar.

Sin embargo, esta carrera no ha hecho más que empezar para mi amigo, como para muchos de vosotros, y os recuerdo que no se trata de un sprint, sino de una carrera de fondo. Cada día, cada semana, cada mes y cada año, los beneficios de seguir este tipo de alimentación son notables, ya no solo para adelgazar -puesto que se trata de la dieta más rápida y segura para adelgazar que conozco- sino para la salud en general. Los problemas digestivos son la punta del iceberg. En mi caso me quité de encima varios problemas de salud en unas pocas semanas, incluyendo ansiedad, taquicardias, dolores musculares, problemas gástricos, problemas hepáticos, etc. Y todo ello, sin tomar medicamentos y comiendo comida de calidad. Si estás pensando en la típica dieta en la que solo puedes comer piña, o solo puedes comer sopa de cebolla, o solo puedes comer ensalada y arroz cocido, has llegado a la web equivocada, o mejor dicho, has tenido la suerte de llegar a la web adecuada. Los que estamos por aquí podemos comer productos de calidad: carnes, pescados, huevos, lácteos, mariscos, y una buena cantidad de verduras adecuadas, que no son todas, y además lo hacemos seis o siete veces al día. En otras palabras, aquí comemos mucho y bien. Y si no me crees, siempre puedes echar un vistazo a la sección de recetas del blog o visitar la web de mi libro Cocinar sin Carbohidratos.

Y sin embargo, comiendo estos alimentos ricos en proteínas y grasas, logramos adelgazar. Somos enemigos de los productos desnatados y adoramos los productos frescos. No le quitamos la grasa a nada y no nos tiembla la mano usando aceites o mantequilla. Además, no nos gusta pasar hambre. Es cierto que los primeros días, por el cambio metabólico que inducimos, las sensaciones pueden ser diversas, pero en un par de días o tres, la mayoría de personas alcanza un estado tan sensacional que prácticamente nadie quiere renunciar a sentirse así.

Al igual que ha hecho mi amigo, esta es una buena época para empezar a cambiar los hábitos alimenticios. Adelgazarás rápido, y tu cuerpo te lo agradecerá mejorando notablemente su salud, de eso no hay duda, pero es que en el plano netamente anímico, te sentirás como hace años que no te sentías. Y si crees que no es cierto, simplemente lee aquí o en cualquier otra web lo que piensan las personas que siguen este tipo de planes nutricionales, que huyen de pirámides comerciales y se centran en la realidad científica del metabolismo humano. Si quieres adelgazar rápido y quieres sentirte bien, comienza por comprender como funciona tu cuerpo. Si en algo coincide prácticamente todo el mundo es en que mi libro Adelgazar sin Milagros es una lectura amena que enseña una buena cantidad de cosas que la mayoría de las personas desconoce y son clave para entender como funciona nuestro cuerpo. Y por supuesto, si conoces a alguien a quien le pueda interesar, no dudes en utilizar los conectores sociales para compartir el contenido de este blog.

¿Quieres saber más?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte.

Si te gustó este artículo puede que también te gusten estos otros:

11 comments for “Adelgazar rápido con resultados reales

  1. 30/09/2015 at 1:00 pm

    Hola Carlos de nuevo me dirijo a ti, estoy comenzando tu plan este es mi tercer dia hoy por fin me siento algo mejor pq estos dos días anteriores me sentía cansada y con mucho dolor de cabeza, hare luego una prueba de cetosis pero creo por lo que explicas en tu libro estar ya en cetosis. Tengo alguna duda y no se si esta es la via para que me las puedas resolver o cual es. cdo utilizas aceite para cocinar o incluso he visto alguna receta tuya que fries ese como se contabiliza en cuanto a las grasas??y otra pregunta mas cual es la cantidad adecuada de verduras u hortalizar que puedo comer?

    Un saludo y gracias

    • 01/10/2015 at 7:17 am

      Hola Vanesa,
      Seguro que ya estás sintiéndote infinitamente mejor 😉

      En cuanto a lo que me preguntas del aceite, lógicamente cuenta como grasa. Si lo usas para aliñar una ensalada o si lo usas para freir, trata de que la cantidad que ingieras no sea excesivamente elevada. En la fritura, fríe con aceite muy caliente para que no se absorba en el alimento y luego escurre con un poco de papel secante. En lo que respecta a las verduras, no se puede generalizar. Te diría que puedes comer prácticamente toda la lechuga o espinacas que quieras -por poner un ejemplo- pero no puedes tomar tanto tomate (hortaliza que es realmente una fruta) como quieras. Por eso es importante que mires los valores nutricionales de los alimentos y te familiarices con cada uno, entendiendo cuales son los más adecuados para perder peso.

      Saludos,

      Carlos

  2. Rosario
    10/09/2015 at 5:43 pm

    Hola Carlos, yo también he comprado el libro. No tengo sobrepeso, siempre me ha gustado cuidarme con alimentación que consideraba sana y con ejercicio, privándome de grasas y alimentos procesados e incluyendo en mi dieta mucha fruta y verdura. En definitiva, con bastante esfuerzo. Me han sorprendido los datos que aportas en tu libro y me ha desmontado algunas ideas que tenía preconcebidas. Valoro muy positivamente que me hayas enseñado a fijarme en la composición de los alimentos y a no creer a pies juntillas como dices en tu libro lo que indican los envases de los alimentos. He empezado a seguir tus consejos después del verano que he ganado algunos kilos pero me surgen algunas dudas: puedo seguir haciendo deporte (como por ejemplo ir a correr de manera habitual) reduciendo tanto la ingesta de carbohidratos? Se te ocurre alguna idea para sustituir la tostada del desayuno que hago entre semana fuera de casa debido a mi horario laboral? Se me hace muy difícil sacar tiempo para comer algo a parte de mi tiempo de descanso en el que puedo salir al bar media hora en mi horario de 7 a 3 de la mañana. Muchas gracias y enhorabuena por tu trabajo. Has conseguido llegar a muchas personas. Un saludo.

    • 15/09/2015 at 9:29 am

      Muchas gracias Rosario por leer el libro. Confío en que te ayude a lograr tus objetivos.

      Puedes practicar deporte sin comer carbohidratos, pero no sin comer del todo. Debes alimentarte bien y tener una buena nutrición comienza por elegir adecuadamente las proteínas y las grasas de calidad. Yo entreno con frecuencia (ayer mismo me di una buena paliza) y sin embargo no como carbohidratos. Ayer en concreto, creo que debí comer cero o muy cerca de cero carbohidratos en todo el día, ni siquiera estructurales porque tampoco comí fibra. Los carbohidratos son una buena fuente de energía, pero no la única. Si necesitas definir músculo, te irá mejor con las grasas que con los carbohidratos. Dicho esto, si el entrenamiento es duro, no hay problema en que tomes algo de carbohidratos justo antes del mismo, porque los quemarás en el entrenamiento, pero justo antes.

      En cuanto al desayuno, ya depende de tus gustos. Si lo vas a hacer en un bar, lo más sencillo es una tortilla francesa. Si no tienen plancha, la cosa se complica… Puedes llevarte un batido a la oficina -que es lo que hago yo. Otra opción son las barritas sustitutivas de Quest Nutrition, que están bastante bien o si lo prefieres llevarte algo de casa, como por ejemplo una lata de atún en aceite de oliva, un poco de queso, o cualquier snack de los que vende CiaoCarb.

      Saludos,

      Carlos

      • Rosario
        24/09/2015 at 6:47 pm

        Gracias Carlos. Probaré con los batidos. Un saludo

  3. Lourdes
    10/09/2015 at 1:18 am

    Hola Carlos, despues de leer tu libro, me parecio muy interesante contunuar con el libro de la Isodieta, (los 2 estan en amazon)…, estoy un poco complicada con las porciones.. ej 100gr. de carne (lomo), tiene como 20 gr de proteinas…entonces 1 de mis comidas seria 100gr. de carne porque dividiendo una de mis comidas son 20Gr. de proteina??, creo que hay un equipo de Dr. Brugos que te ofrece ayuda profecional con seguimineto?…., gracias

    • 15/09/2015 at 9:31 am

      Hola Lourdes y gracias por leer los libros.
      En efecto, tus cálculos son correctos. En la web de la isodieta (www.isodieta.com) puedes solicitar tratamientos personalizados con seguimiento, pero creo que has pillado el concepto bastante bien, así que no creo que lo necesites. Es mejor aprender a comer que comer lo que otros nos digan sin saber cómo ni porqué 🙂

      Saludos,

      Carlos

  4. Elena
    08/09/2015 at 4:24 pm

    Hola, hace tiempo que recibo du newsletter y quiero y necesito adelgazar y cambiar mis hábitos porque soy consciente que no son nada buenos, pero cambiar de pronto todo se me hace una montaña. Entre tanta información que usted facilita, por dónde me recomendaría empezar? Agradecería su ayuda. Un abrazo.

    • 08/09/2015 at 5:14 pm

      Hola Elena,
      Creo que no debes dejarte sobrecoger por el cambio. La realidad es que es mucho más sencillo de lo que parece. No se si has leído el libro, pero creo que el capítulo que dedico a la planificación de este cambio es muy importante porque enumera un poco los pasos a seguir, y la realidad es que no es tan difícil. Fíjate en la cantidad de personas que lo hacen. Lo importante es entender lo básico porque luego cada uno lo hace como prefiere: con batidos de proteínas o sin batidos, con productos especializados o con productos frescos… Las opciones son tan diversas que lo mejor es que cada uno se planifique la suya. Me consta que muchas personas han utilizado la plantilla del libro que es la que yo usé para crear mis menús para seguir exactamente los mismos, pero mi consejo es que te crees los tuyos para poder escoger aquellos alimentos que más te gusten.

      Saludos,

      Carlos

  5. julia rojas
    07/09/2015 at 9:42 pm

    Compre Adelgazar sin Milagros que me parecio sencillo de leer y muy facil de seguir eso me llevo a comprar tambien El aceite de coco’ el elixir de la vida y tambien La Gran Mentira de la Nutricion . Son magnificos y sorprendentes , la verdad es que vivimos engañados. En tres meses he perdido 20kg y reconozco que me cuesta mucho hacer musculo pero llevaba años sin encontrarme tan bien. Por supuesto que quiero comprar el libro de Cocinar sin Carbohidratos. Quiero darte las gracias por lo que estas haciendo por todos aquellos a quienes consideraban glotones sin serlo. De nuevo millones de gracias.

    • 08/09/2015 at 5:20 pm

      Hola Julia,
      Muchas gracias por tus amables palabras, que agradezco de corazón. Me alegro haberte podido ayudar un poco.

      Saludos,

      Carlos

Deja un comentario