Receta de Hígado de Ternera Encebollado al Jerez

Uno de los aspectos con los que me he propuesto mejorar en los próximos meses mi nutrición es aumentar la variedad de carne que como. Lo cierto es que el músculo monopoliza casi por completo la ingesta de carne que realizamos y otras piezas de carne son tan importantes como el músculo para garantizar una apropiada nutrición. Cada pieza de carne tiene unos valores nutricionales distintos y la variedad de micronutrientes que encontramos de una zona a otra del animal es bastante amplia. Del mismo modo, los porcentajes de aminoácidos y ácidos grasos esenciales de cada corte de carne, e incluso de los huesos, es distinto. Variando los cortes que usamos en nuestra alimentación garantizamos un aporte rico en todos los aminoácidos y ácidos grasos que los distintos animales nos ofrecen.

Existe una tendencia actual de practicar lo que algunos llaman la dieta animal y otros la dieta zombi. El principio es básicamente el mismo: cuando un depredador da caza a su presa, lo primero que consume son sus vísceras para, en última instancia, acabar comiendo los músculos. De acuerdo con muchas personas, esto es debido a que la naturaleza del cazador es precisamente ingerir distintos tipos de nutrientes en cada ingesta. Muchos le llaman a esto de manera divertida la dieta zombi porque dicen que este es también el motivo de que, en las películas, los zombis tengan tanto interés en comerse las entrañas de sus víctimas antes que los músculos. En una dieta zombi completa debe haber hígado, riñones, sesos, criadillas y otros órganos.

Lo cierto es que para comenzar, esta semana he comprado hígado fresco de ternera y lo he preparado encebollado con un poco de vino fino de Jerez. En las próximas semanas iré probando otros platos con riñones y otros órganos que nos aportan distintos micronutrientes. Aquí os dejo la receta del hígado, que debo decir que estaba bastante rico, sobre todo teniendo en cuenta que nunca he sido un admirador de la textura de esta carne.

 

Información nutricional
Receta de Hígado de Ternera Encebollado al Jerez
Cantidad por ración
Calorías 368 Calorías de la grasa 144
% valor diario*
Grasa total 16g 25%
Grasas saturadas 9g 45%
Grasas saturadas 0.4g
Grasas poliinsaturadas 2g
Grasas monoinsaturadas 2g
Colesterol 668mg 223%
Sodio 310mg 13%
Potasio 646mg 18%
Carbohidratos totales 10g 3%
Fibra dietética 0.2g 1%
Azúcares 1g
Proteínas 40g 80%
Vitamina A 1562%
Vitamina C 5%
Calcio 1%
Hierro 72%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

 

Imprimir receta
Receta de Hígado de Ternera Encebollado al Jerez
Esta receta de hígado encebollado al Jerez contiene unos nutrientes distintos a la de otros cortes de carne, lo que la hace ideal para aportar variedad a nuestra dieta sin alejarnos del objetivo de perder peso.
Hígado Encebollado al Jerez
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 20 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Tiempo de preparación 20 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Hígado Encebollado al Jerez
Votos: 1
Valoración: 4
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. En una olla ponemos el aceite de coco a calentar y añadimos la cebolla cortada fina en julianas. Rehogamos hasta que la cebolla esté tierna y añadimos los ajos cortados en láminas finas. Subimos un poco el fuego y añadimos el hígado de ternera en taquitos. La idea es que el aceite esté caliente para que selle la carne y esta se mantenga jugosa.
  2. En cuanto tengamos la carne sellada (ha cambiado de color) añadimos el vino y conforme empiece a hervir le bajamos el fuego. Añadimos sal al gusto y dejamos cocer a fuego lento hasta que la carne esté completamente cocinada.
Notas de la receta

¿Te ha gustado esta sencilla receta sin carbohidratos?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.