La Nutrición en Harvard

Logo de la Universidad de Harvard

Logo de la Universidad de Harvard

Ayer aparecía la noticia en El Mundo que el eminente cardiólogo especialista en Nutrición y codirector del programa de Epidemiología Cardiovascular de la Universidad de Harvard, Dariush Mozaffaria estaba en España para participar en el Congreso Internacional de Nutrición que acaba de terminar en Granada. Como no leo la prensa por principios, debo agradecer a Daniel Rivera Codina que se acordase de mí  y me mandase el enlace 🙂

Le presentan en el artículo como enemigo acérrimo de los Carbohidratos y cereales refinados. Y es un cardiólogo más que se une a la defensa de las grasas y el ataque a los hidratos de carbono. Son ya muchos los cardiólogos, sobre todo fuera de nuestro país, que han dejado de recomendar suprimir la ingesta de grasa. Al contrario, han empezado a recomendar a sus pacientes que tomen grasas saludables.

También en nuestro país, sobre todo en el norte, conozco ya a varios cardiólogos que recomiendan abiertamente el consumo de aceite de coco, una grasa saturada que ha sido erróneamente etiquetada como poco saludable cuando en realidad le ocurre todo lo contrario, es altamente beneficiosa para el organismo.

Uno de los conceptos de los que hablo en el libro y en sus anexos es el de la demonización injustificada de las grasas y el colesterol. En mi caso, es precisamente cuando comienzo a ingerir grasas de manera habitual y elimino de mi dieta los hidratos de carbono cuando mi salud cambia radicalmente -como puede ver revisando mis analíticas. Sin embargo, sigo encontrándome en cada esquina a profesionales de la salud que se han quedado anclados en conceptos igual de erróneos que antiguos.

Si quiere adelgazar de manera sana, debe limitar la ingesta de carbohidratos y controlar las cantidades de proteínas y grasas que toma en cada ocasión. Incluso si no quiere perder peso, los beneficios de seguir una dieta baja en hidratos de carbono son enormes para la salud. El proceso de pérdida de grasa y la mejora de su salud comienza de este modo. Si no me quiere creer a mí, crea a este señor, que supongo que no tendrá ese cargo en Harvard por casualidad.

 

Comer sin Ansiedad para adelgazar

Comer sin Ansiedad

Comer sin Ansiedad

Ayer me preguntaba un amigo que quiere adelgazar qué podía comer entre horas para llegar sin ansiedad a la siguiente comida. Lo cierto es que una de las claves para perder peso de manera eficaz sin pasar hambre es organizarse bien las comidas y no comer con ansiedad. En efecto, comer con ansiedad nos hace comer más, masticar menos y, en general, dificulta el proceso de adelgazamiento.

El caso es que más que preguntarnos qué podemos comer entre horas, lo que tenemos que procurar es comer tantas veces que no nos de tiempo, literalmente, a comer entre horas. Como digo en el libro, el cuerpo humano  puede asimilar suficientes nutrientes en una ingesta para funcionar correctamente durante dos o tres horas. De hecho, el ser humano, cuando nace, pide comida cada dos o tres horas y somos nosotros, a base de entrenamiento, los que prolongamos los períodos de ayuno hasta las seis, siete o incluso ocho horas.

En el libro sobre la Isodieta de Jaime Brugos, uno de los puntos más importantes para alcanzar la nutrición óptima de la que él habla es organizarse bien las comidas y comer cada tres horas más o menos. Cuando yo me puse a seguir su plan nutricional comía 7 veces al día, cada dos horas y media aproximadamente, y así logré perder 35kg en unos meses. Ahora como entre cinco y seis veces para mantener mi peso.

¿Qué se esconde detrás de esta práctica? En realidad son varios los beneficios que se desprenden de comer cada dos o tres horas. En primer lugar, el hacer comidas continuas cada pocas horas nos permite tener un aporte óptimo de nutrientes (siempre que esas comidas sean nutritivas) en sangre. Si estiramos los ayunos, habrá muchos momentos del día en que nuestras células no dispongan de todos los nutrientes que necesitan para una óptima regeneración celular. En segundo lugar, al hacer más comidas diarias, las cantidades que ingerimos en cada comida son menores, con lo que se producen menos picos de azúcar en sangre y no se dispara la insulina al torrente, reduciendo el riesgo de contraer síndrome metabólico.

Además, al comer cada pocas horas conseguimos no llegar nunca a la siguiente comida con el estómago vacío y una sensación de hambre atroz. Esto se traduce, entre otras cosas, en que  desaparece la ansiedad por la comida y por ende comemos menos, no más de lo necesario. De este modo conseguimos adelgazar sin pasar hambre, que debe ser uno de los objetivos que cualquier persona que quiera adelgazar tenga que plantearse.

El único inconveniente que tiene comer cada pocas horas es que es necesaria una mínima planificación de la agenda diaria para o bien llevarse comida de casa o bien estar en sitios en los que acceder a la comida sea factible. Pero esta planificación, desde ahora le aseguro, que además de ayudarle a perder peso le ayudará en sus obligaciones diarias. Incluso si no quiere perder peso, pruebe a comer unas cuantas veces más al día y pronto descubrirá que se siente mejor y más energético.

¿Te ha gustado este artículo?

Puedes recibir de manera gratuita en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita.

Lanzamiento Explosivo

Número 1 de Amazon Gratis

Número 1 del Top 100 de Amazon Gratis

Cuando lancé este libro al mercado hace apenas unos días, jamás pensé que en menos de una semana se habrían distribuido cerca de mil copias, entre formato papel y electrónico, pero así ha sido. Gracias en buena medida a la promoción de Amazon que puso el ebook como gratuito durante 3 días, y al impagable cariño con que mis amigos y conocidos se han dedicado a promocionarlo en las redes sociales, el libro Adelgazar sin Milagros se convirtió ayer domingo 22 de Septiembre en el número 1 de descargas en amazon.es, a la cabeza de la lista del top 100 de libros gratuitos más descargados.

En estos días, además de en España, se han realizado descargas desde las webs de Amazon en los países más importantes del mundo como Estados Unidos, México, Alemania, Italia y Brasil e incluso me han propuesto traducirlo al inglés y al árabe para llevarlo a los países del golfo.

Algunos de los lectores ya me están contactando con preguntas adicionales y me sorprende la rapidez con que algunos se han leído el libro en tan sólo dos o tres días. En realidad, me alegra bastante porque me indica que les ha parecido lo suficientemente interesante como para leérselo del tirón. Tengo que decir que estoy bastante contento y satisfecho con el resultado del lanzamiento. De consolidarse estos datos, las cifras de venta pueden ser lo suficientemente buenas como para empezar a preparar el siguiente libro.

Mi intención cuando escribí Adelgazar sin Milagros, desde el primer momento, ha sido ayudar a que las personas puedan mejorar su nutrición, perdiendo grasa y ganando masa muscular, aportando para ello todo lo que he aprendido en mi camino y nada me haría más feliz que averiguar que he ayudado a otras personas a superar un problema que, aunque no queramos reconocerlo, es bastante grave.

Quiero aprovechar para contestar abiertamente a los que me habéis preguntado acerca de las distintas versiones de la portada. El libro está disponible en 3 formatos distintos: formato electrónico, formato papel de Amazon y formato papel propio con cubierta de solapas. Por ello, para el lanzamiento, hemos tenido que preparar tres portadas de manera simultánea con distintos formatos. Sin embargo, en los próximos días unificaremos el formato para que todas tengan el mismo estilo, colores y fotos que el que aparece en la cabecera de esta web.

 

 

El Lobby del Azúcar

En el libro Adelgazar sin Milagros hablo en repetidas ocasiones del azúcar. No voy a repetirme en este blog acerca de los devastadores efectos que el azúcar produce en nuestro organismo, pero si quiero comentar hoy brevemente el video que os dejo a continuación. En nuestra querida Europa no mandan los ciudadanos, ni siquiera mandan los políticos. Desgraciadamente, quien dirige lo que ocurre con nuestra salud de manera absolutamente inconsciente son las grandes multinacionales del sector agroalimentario. Quien no me crea, que vea el reportaje y compruebe en manos de quienes estamos. El final, en el parlamento europeo, pone los pelos de punta.

El documental demuestra de manera clara cómo las recomendaciones que realizan los políticos referentes a nuestra salud se basan en estudios que financian interesadamente las empresas del sector agroalimentario y puede observarse como los «expertos nutricionistas» que dan su opinión día si día también en televisión, están a nómina de estas mismas empresas.

Un plan nutricional eficaz para adelgazar perdiendo la grasa que tenemos acumulada debe ser muy bajo en hidratos de carbono y absolutamente libre de azúcar refinada, algo que, a tenor de lo que vemos en este video, cada vez va a ser más difícil de conseguir. Recuerde, el azúcar es una droga, y la droga mata.



Adelgazar con los Frutos del Mar

Salpicón de Marisco con Aceite de Oliva Virgen

Salpicón de Marisco con Aceite de Oliva Virgen

En cualquier dieta baja en hidratos de carbono diseñada para adelgazar perdiendo la grasa que tenemos acumulada, el papel que juegan los distintos alimentos procedentes del mar es de suma importancia. Cuando pensamos en los distintos frutos que nos ofrece el mar automáticamente se nos va la mente a los distintos tipos de pescado que podemos encontrar en el mercado. Sin embargo, además del pescado, podemos incorporar a nuestra dieta con magníficos resultados otros alimentos como el pulpo, el calamar y la jibia, y el marisco en general.

Esta noche he cenado un pequeño salpicón que he improvisado consistente en gambas blancas cocidas, pulpo cocido, huevas de merluza, unos cuantos mejillones y un pepino partido en taquitos, todo ello regado con aceite de oliva y aderezado con una pizca de sal.

Nutricionalmente, se trata de una comida con muy buena base proteica, muy baja en hidratos de carbono y, salvo por el aceite de oliva, libre de grasa. Como ya dije hace poco en un post, es muy importante no caer en la monotonía y mantener una buena variedad de platos en la dieta. Adelgazar es un proceso que requiere tiempo y sacrificio y por lo tanto uno de nuestros objetivos debe ser hacer la comida lo más sabrosa posible dentro de las pautas de nuestro plan nutricional. Con una alimentación variada que cumpla nuestros requisitos seremos capaces de perder peso de una manera sana, rápida y permanente.

En mi proceso de pérdida de peso, el pescado fue casi constante en mi dieta, tanto fresco como enlatado y siempre recomiendo a todas las personas que quieren adelgazar que coman pescado con frecuencia tratando de evitar los pescados de piscifactoría que, por la alimentación que reciben, no aportan los mismos nutrientes que los pescados salvajes. Sirva como ejemplo que el salmón de piscifactoría, alimentado con piensos, prácticamente no aporta ácidos grasos Omega 3 mientras que el salmón salvaje es el pescado con mayor concentración de Omega 3 que podemos consumir.

Adelgazar comiendo a media mañana

Lacón Natural con aceite de oliva y pimentón dulce

Lacón Natural con aceite de oliva y pimentón dulce

Una de las comidas más importantes del día para mí es la que hago a media mañana. Además de aportarme una nueva dosis de combustible -que se traduce en energía-, me sirve para no llegar a la comida del medio día con ansiedad ni hambre excesiva. A la hora de adelgazar, es importante que las comidas no se hagan con ansiedad pues lo único que conseguiremos es saciar a medias dicha ansiedad comiendo mucho más de lo que realmente necesitamos.

Por regla general, lo ideo es comer cada tres horas aproximadamente. En mi caso, como suelo desayunar entre las 7 y las 8 de la mañana, mi comida de media mañana es entre las 10 y las 10:30. Cuando estoy en la oficina me tomo cualquier cosa que me haya llevado de casa, desde una lata de atún en aceite hasta un poco de queso fresco o incluso un batido de proteínas con salvado de trigo y aceite. Sin embargo, cuando trabajo desde casa como hoy, prefiero tomarme algo distinto que requiera, aunque sea, una mínima elaboración.

En el libro digo que en la variedad está la diversión y francamente creo que una de las claves para ser fiel a un plan nutricional es conseguir tener una amplia variedad de alimentos cocinados de manera distinta dentro del plan. Sirva como ejemplo que hoy, a media mañana, me he comido este plato de lacón natural con aceite de oliva y pimentón dulce. Ni que decir tiene que me ha proporcionado, además de energía y vitalidad, una experiencia gastronómica de primer nivel. Adelgazar no tiene que estar reñido con el buen comer.