Receta Casera de Helado sin Carbohidratos

Aunque no soy especialmente dulcero, tengo que admitir que cuando llega el calor me apetece tomar helados. Una forma sencilla (y muy barata) de hacerlo es preparando Quest Bar Smore para hacer heladopolos de hielo usando los sobres de Bebidas Bolero. Sin embargo, en ocasiones me apetece tomar un par de bolas de helado cremoso y llevo mucho tiempo queriendo probar a hacerlo libre de carbohidratos. He aprovechado que hay barritas de Quest Bar en liquidación con un descuento del 50% en OutletSalud.com para hacerme con una caja y probar suerte. El resultado ha sido francamente bueno y os invito a probarlo antes de que se agoten. El sabor que está en liquidación es S’more, que para quién no lo sepa es un postre típico de adolescente norteamericano, consistente en fundir una “nube” en una hoguera y usarla de relleno junto con una pastilla de chocolate para hacer un sándwich dulce entre dos galletas. Para mí -quizás porque me trae recuerdos de los años que viví en Estados Unidos-, esta es una de las variedades más conseguidas de las barritas de Quest Nutrition.

Pudding de Panna Cotta para hacer heladoPara hacer un buen helado cremoso es importante quela proteína sea de calidad, y concretamente de peso molecular alto. Las moléculas grandes evitan la formación de cristales y permiten que el helado sea más cremoso. Por lo tanto, la proteína a base de Caseinato Cálcico resulta de mucha utilidad en esta receta, y en esta ocasión me he decantado por usar el postre a base de Caseinato sabor a Panna Cotta de Scitec Nutrition para emulsionar la leche. Es habitual usar leche condensada en muchas recetas para hacer helado, así que para hacer helado sin carbohidratos he supuesto que el sabor que más se aproximaría sería el del Panna Cotta, que no deja de ser un postre italiano a base de leche cocida azucarada, aunque lógicamente esta versión sin carbohidratos no lleva un solo gramo de azúcar.

Tengo que decir que esta receta casera de helado sin carbohidratos me la he inventado y es la primera vez que la hago, y aunque el resultado ha sido realmente bueno, estoy seguro que cualquier persona que esté más acostumbrada a hacer helados caseros podrá mejorarla, así que os animo a dejar vuestra experiencia y consejos (sin carbohidratos, claro 🙂 ) en los comentarios de abajo. Bueno, ya sin más preámbulos, pasemos a la receta…

Receta de Helado de S'more sin Carbohidratos

Información nutricional
Receta Casera de Helado sin Carbohidratos
Cantidad por ración
Calorías 241 Calorías de la grasa 162
% valor diario*
Grasa total 18g 28%
Grasas saturadas 10g 50%
Grasas poliinsaturadas 1g
Grasas monoinsaturadas 4g
Colesterol 52mg 17%
Sodio 123mg 5%
Potasio 179mg 5%
Carbohidratos totales 12g 4%
Fibra dietética 7g 28%
Azúcares 2g
Proteínas 14g 28%
Vitamina A 10%
Vitamina C 0.3%
Calcio 17%
Hierro 3%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta Casera de Helado sin Carbohidratos
Aquí tienes una verdadera receta casera para preparar helado sin carbohidratos -sin azúcares de ningún tipo- que te permitirá refrescarte sin penalizar tu dieta
Paso 5 de la receta de helado sin carbohidrato
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Plato Postres
Tiempo de preparación 10 Minutos
Tiempo de reposo 2 Horas
Raciones
Raciones
Plato Postres
Tiempo de preparación 10 Minutos
Tiempo de reposo 2 Horas
Raciones
Raciones
Paso 5 de la receta de helado sin carbohidrato
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Lo primero que tenemos que hacer es moler en picadora o thermomix la mitad (4) de las barritas Quest sabor S'more. Obtendremos un polvo fino pero pararemos cuando aún queden trocitos del tamaño de un guisante, la mayoría de galleta y chocolate, que reservaremos para después. La otra mitad de las barritas las partiremos con un cuchillo en pedacitos del tamaño de un guisante también, que serán los tropezones del helado. Si los hacemos demasiado grandes, cuando se congelen serán difíciles de masticar.
  2. En un vaso de batidora ponemos el medio litro de leche (mejor fría) y los 40 gramos de preparado para hacer pudding de Panna Cotta de Scitec Nutrition. Movemos con una cuchara hasta disolver el polvo y crear la emulsión. Este producto emulsiona muy rápidamente, así que no hace falta usar la batidora. A esta emulsión vamos a añadir el polvo que hemos producido con las primeras 4 barritas y sus pequeños trozos de galleta y chocolate.
    Paso 1 de la receta de helado sin carbohidrato
  3. En un bowl grande ponemos el medio litro de nata líquida fría, recién sacada de la nevera, y le añadimos 20 gotas del edulcorante líquido Sweet Sensation de CiaoCarb o cualquier otro similar. Este endulza a razón de 2 gotas por cada cucharilla de azúcar. Mezclamos y probamos. Para mí es suficiente dulzor, pero habrá quién quiera añadir más edulcorante a la nata antes de batirla hasta punto de nieve. Una vez batida a punto de nieve añadimos el contenido del vaso de la batidora y removemos con cuidado con una cuchara para mantener la cremosidad. Cuando lo tengamos bien mezclado, añadiremos las otras cuatro barritas Quest que habíamos troceado a cuchillo.
    Paso 2 de la receta de helado sin carbohidrato
  4. Una vez que tenemos la mezcla cremosa preparada, la colocaremos en un recipiente apto para el congelador (cristal, acero..) y comenzaremos el proceso de hacer el helado. La diferencia entre un helado cremoso y una piedra incomestible reside precisamente en esta fase de la receta. Lo que vamos a hacer, aunque sea bastante tedioso, es mover el helado con una cuchara grande cada 15 minutos, para evitar la formación de cristales de hielo en la mezcla. De este modo, lo metemos en el congelador y cada 15 minutos lo movemos y mezclamos bien las partes más duras con las más cremosas, rompiendo el hielo que pueda haberse formado. Repetiremos esta operación durante al menos dos horas -en función de cada congelador- o hasta que el helado ya no sea fácilmente movible.
    Paso 3 de la receta de helado sin carbohidrato
  5. Hay que recordar que las heladerías tradicionales mantienen el helado entre -5 y -7 grados centígrados. Un congelador moderno de una nevera combi habitual mantiene los alimentos a -21 grados centígrados, o sea, más de 3 veces más frío y congelado. Por ello, el helado conservado en los congeladores domésticos se pone tan duro y es necesario sacarlo de la nevera un buen rato antes de cosumirlo, yo diría que al menos 20-30 minutos antes si es que lleva más de 6 horas metido en el congelador.
    Paso 4 de la receta de helado sin carbohidrato
  6. Por último, como véis en las fotos, se me ha ocurrido usar un poco de sirope sin carbohidratos para decorar ligeramente el plato. He usado el de sabor a sirope de tortitas, porque tenía un sobre abierto a mano, pero probablemente le vayan mejor el de chocolate, el de caramelo o incluso el de fresa, para darle un toque ligeramente ácido.
    Paso 5 de la receta de helado sin carbohidrato
Notas de la receta

Un último apunte sobre los valores nutricionales de esta receta: aunque se trata de una receta muy baja en carbohidratos, los valores nutricionales de este helado son relativamente altos. Digo relativamente porque depende de la cantidad que tomemos. Yo estimo que de estas proporciones lograremos hacer 1,5Kg de helado (ya congelado) y que la ración normal será inferior a 100g (dos bolas), por lo que deberían salirnos unas 15 raciones usando estas proporciones. Los valores nutricionales por ración son:

  • Grasa: 18g (270g en el total de la receta)
  • Proteína: 14g (210g en el total de la receta)
  • Fibra: 7g (105g en el total de la receta)
  • Carbohidratos asimilables: 5g (75g en el total de la receta) 

En función de tus necesidades nutricionales podrías hacer raciones completas (2 bolas de helado) o medias raciones (1 bola) para reducir los nutrientes a la mitad.

Ahora que creo que he sacado una base bastante buena para hacer los helados cremosos, voy a experimentar con otros sabores a ver qué más puedo hacer para que el verano se presente más fresquito. Además, como muchas de las recetas en las que estamos trabajando para el libro "Cocinar sin Carbohidratos... y sin gluten", esta receta también está libre de gluten! 😉

¿Te ha parecido interesante esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de solomillo de cerdo al aceite aromático

Receta de Solomillo de Cerdo

El otro día me tropecé con una oferta de solomillo de cerdo a un precio bastante bueno y compré unos cuantos kilos. La carne fresca se puede congelar y conserva sus propiedades si se envuelve bien en papel film sin presencia de aire, lo que evita que se queme en el congelador. Congelé seis o siete solomillos enteros y preparé esta receta de solomillo de cerdo al aceite aromático con dos de ellos, que pesarían en total unos tres cuartos de kilo. Se trata de una receta muy sencilla de preparar en la que además del solomillo de cerdo, el propio aceite de coco y una serie de hierbas aromáticas utilicé champiñones y unas puntitas de jamón de ibérico.

Esta receta de solomillo de cerdo es muy adecuada para la Isodieta y para las dietas bajas en carbohidratos en general dado que a una carne muy reducida en grasa como es el solomillo le añadimos una salsa eminentemente grasa, preparada principalmente a base de aceite de coco y especias aromáticas, lo que equilibra los aportes nutricionales del plato. Además, el aporte de fibra que proporcionan los champiñones al plato hace que prácticamente se convierta en un plato único e imprescindible en un menú diseñado para adelgazar aportando los nutrientes esenciales adecuados.

Las proteínas de la carne magra del solomillo -ya sea de cerdo o de res en general- se complementan perfectamente con los ácidos grasos de los aceites vírgenes en general. Usando aceite de coco en esta receta, aportamos ácido laúrico a nuestra dieta, un tipo de ácido graso de cadena media muy difícil de encontrar en la naturaleza. El único alimento con cantidades significativas de ácido laúrico -además del aceite de coco- es la leche materna. El ácido laúrico es el precursor de la monolaurina, un monoglicérido con efectos muy positivos en el sistema inmunitario pues está demostrada su utilidad en la lucha contra bacteria, virus, hongos e infecciones en general, por lo que su consumo frecuente -más allá de las historias que hayas oído acerca del aceite de coco- es bastante recomendable.

Información nutricional
Receta de solomillo de cerdo al aceite aromático
Cantidad por ración
Calorías 358 Calorías de la grasa 189
% valor diario*
Grasa total 21g 32%
Grasas saturadas 14g 70%
Grasas poliinsaturadas 1g
Grasas monoinsaturadas 5g
Colesterol 130mg 43%
Sodio 687mg 29%
Potasio 909mg 26%
Carbohidratos totales 7g 2%
Fibra dietética 2g 8%
Azúcares 2g
Proteínas 37g 74%
Vitamina A 6%
Vitamina C 12%
Calcio 14%
Hierro 10%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta de solomillo de cerdo al aceite aromático
Esta sencilla receta de solomillo de cerdo al aceite aromático es muy sencilla de preparar, aporta muchos nutrientes esenciales y resulta para perder peso.
Receta de Solomillo de Cerdo
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 30 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Tiempo de preparación 30 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Receta de Solomillo de Cerdo
Votos: 1
Valoración: 5
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Limpiamos las trazas de grasa externa que traiga el solomillo y lo partimos longitudinalmente en dos trozos, parando antes de las puntas, que mantenemos intactas de una pieza. Después partimos cada trozo en cuadrados de aproximadamente  2 o 3 centímetros de lado. Salpimentamos al gusto, recordando que si el jamón que usamos es serrano aportará algo de sal al plato.
  2. En una olla baja ponemos al fuego unos 100ml de aceite de coco virgen y doramos ligeramente los ajos partidos en láminas. Añadimos el romero, el tomillo, el orégano y los champiñones cortados también en láminas y casi de inmediato la carne en cuanto los champiñones comiencen a reblandecerse. Si los champiñones son de lata, se pueden poner a la vez que la carne.
  3. Rehogamos la carne hasta que esté hecha y en el último momento añadimos el jamón con cuidado de que se caliente durante unos segundos pero que no llegue a freirse. Hay que evitar que cambie de color y se ponga marrón, pues su sabor cambia.
Notas de la receta

¿Qué te ha parecido esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico las próximas recetas que vaya publicando dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de Fettuccine con Costilla Barbacoa

Slim Pasta

Algunos días vuelvo tarde a casa de la oficina y cuando llego todo el mundo ha cenado ya. En ocasiones me han dejado algo de lo que hayan comido, pero otras veces los pequeños roedores no han dejado sobras y me toca buscarme la vida, algo que por otro lado no me desagrada del todo. El otro día llegaba a a casa tarde y me encontraba unas muestras de salsas que me habían enviado para probar, así que viendo que no había nada preparado me dispuse a probar una de ellas. Pero era tarde y no tenía demasiadas ganas de complicarme la vida, así que me inventé esta receta que hice en tres minutos aprovechando sobras del fin de semana anterior.

El domingo había preparado un costillar de cerdo en el grill y habían sobrado unas cuantas costillas, que estaban guardadas en la nevera, así que las saqué y las preparé junto con un paquete de Slim Pasta, unas cuantas alcachofas baby que tenía en un bote abierto también en la nevera y una de las salsas que había recibido. Lo cierto es que me gustó tanto que se me ocurrió subir la receta por si la queréis probar.Fettuccine Slim Pasta con Costillas Barbacoa

Información nutricional
Receta de Fettuccine con Costilla Barbacoa
Cantidad por ración
Calorías 393 Calorías de la grasa 261
% valor diario*
Grasa total 29g 45%
Grasas saturadas 14g 70%
Grasas poliinsaturadas 2g
Grasas monoinsaturadas 11g
Colesterol 78mg 26%
Sodio 318mg 13%
Potasio 701mg 20%
Carbohidratos totales 4g 1%
Fibra dietética 19g 76%
Proteínas 20g 40%
Vitamina A 2%
Vitamina C 11%
Calcio 6%
Hierro 24%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Imprimir receta
Receta de Fettuccine con Costilla Barbacoa
Esta estupenda receta de Fettuccine con Costilla Barbacoa se prepara en solo tres minuto y no contiene carbohidratos, por lo que te permite adelgazar disfrutando.
Fettuccine Slim Pasta con Costillas Barbacoa
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 15 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Tiempo de preparación 15 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Fettuccine Slim Pasta con Costillas Barbacoa
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Abrimos el paquete de Slim Pasta Fettuccine y lo enjuagamos abundantemente con agua fría. Yo suelo dejarlo escurrir y volver a enjuagarlo dos o tres veces hasta que desaparece por completo el olor a cerrado característico del paquete. Lo dejamos escurrir por última vez.
  2. En una sartén con una cucharada de Aceite de Coco Virgen ponemos a rehogar la verdura y cuando esté en su punto añadimos la carne para que se caliente. Yo he utilizado unas costillas que tenía hechas en la nevera, limpiando el exceso de grasa y troceándolas una vez había retirado los huesos, pero se pede utilizar cualquier carne troceada que os haya sobrado de otra receta.
  3. Cuando todo el rehogado esté caliente, subimos el fuego y añadimos los Fettuccine Slim Pasta y las dos cucharadas de salsa barbacoa, moviendo mientras hierve para impregnar todo con la salsa. Yo no le añado sal porque la carne ya tenía y la salsa también tiene algo, pero se puede añadir sal a gusto si es necesario.
Notas de la receta

Quizás la foto no hace honor al resultado real, que fue un plato realmente sabroso y altamente saciante a la vez que muy nutritivo.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico las próximas recetas que vaya publicando dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

Receta de Lomo de Cerdo al Bacon

Cinta de Lomo de Cerdo envuelta en Bacon

Con todo el revuelo que se ha levantado con el artículo que publique acerca de la calidad de la “carne” de Mercadona y en menor medida de Carrefour, he recibido críticas porque aparentemente no sé diferenciar -o eso dicen- entre una carne procesada y una carne fresca. No voy a perder mucho tiempo en explicar aquí las diferencias, pero sí voy a demostrar que por menos dinero del que cuesta una “carne” tremendamente adulterada y mezclada con toda suerte de ingredientes que tienen poco o nada que ver con la carne, se puede preparar una cinta de lomo de manera sencilla, sabrosa, jugosa e infinitamente más nutritiva. Algunas personas me han dicho que compran estas “carnes” porque son más jugosas que la carne de verdad, y con esta receta creo que van a cambiar de idea. Esta es, sin duda, una de las recetas de lomo de cerdo que consiguen una carne más jugosa, tierna y natural, y como estáis a punto de ver se hace en un abrir y cerrar de ojos con una dificultad mínima. Para aquellos que me dicen que toda la carne tiene ingredientes adicionales para ser tierna, jugosa, sabrosa, etc, que por favor me digan qué tiene esta carne…

 

Información nutricional
Receta de Lomo de Cerdo al Bacon
Cantidad por ración
Calorías 454 Calorías de la grasa 270
% valor diario*
Grasa total 30g 46%
Grasas saturadas 10g 50%
Grasas poliinsaturadas 3g
Grasas monoinsaturadas 13g
Colesterol 135mg 45%
Sodio 586mg 24%
Potasio 760mg 22%
Carbohidratos totales 1g 0%
Fibra dietética 0.2g 1%
Azúcares 0.004g
Proteínas 43g 86%
Vitamina A 0.2%
Vitamina C 2%
Calcio 4%
Hierro 10%
* Porcentajes diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

 

Imprimir receta
Receta de Lomo de Cerdo al Bacon
Esta sencilla receta de cinta de lomo de cerdo al bacon se prepara en 5 minutos y el resultado es una carne increíblemente jugosa y natural, muy nutritiva y libre de aditivos.
Cinta de Lomo envuelta en Bacon
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Tiempo de preparación 5 Minutos
Tiempo de cocción 90 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Tiempo de preparación 5 Minutos
Tiempo de cocción 90 Minutos
Raciones
Raciones
Ingredientes
Cinta de Lomo envuelta en Bacon
Votos: 0
Valoración: 0
Tú:
¡Puntúa esta receta!
Instrucciones
  1. Salpimentamos abundantemente la cinta de lomo y la rodeamos de tiras de bacon ahumado.
  2. Sobre el bacon espolvoreamos unas hierbas aromáticas o provenzales y dejamos atemperar si la carne viene del frigorífico, al menos media hora. Mientras tanto, ponemos el horno a calentar a máxima potencia.
    Cinta de Lomo de Cerdo envuelta en Bacon
  3. En una fuente, preferiblemente para carne, de las que tienen rejilla elevadora para que la carne no quede metida en el jugo que suelte el bacon, metemos la carne en el horno y contamos 15 minutos. En este tiempo, el bacon y los laterales expuestos de la carne se harán rápidamente a máxima temperatura y sellarán la carne para que no se escapen los jugos de la misma.
  4. Una vez transcurrido el cuarto de hora, bajamos la temperatura a 180º y dejamos cocinar entre 75 y 90 minutos. Si disponéis de un termómetro de carne, lo idóneo es probar el centro pasados 75 minutos y decidir si es necesario dejarla 15 minutos más, que es lo más probable en los hornos que no sean de aire. Transcurridos los 75-90 minutos adicionales a los 15 iniciales, sacamos la carne del horno y la dejamos reposar 5 minutos más antes de cortarla. Ojo, que al cortarla saldrá bastante jugo (mirar la foto más abajo), pero la carne estará tan jugosa que os parecerá increíble que sea cinta de lomo.
Notas de la receta

Cinta de Lomo de Cerdo envuelta en Bacon

Ahora, si alguien quiere, que me diga que esta carne no es más barata, nutritiva y jugosa que el preparado que venden las grandes superficies. Es una pena que las fotos no se puedan probar 🙂

Por cierto, ni que decir tiene que si estás tratando de adelgazar, esta receta es absolutamente válida para La Isodieta o cualquier otro plan nutricional bajo en carbohidratos. Si todavía no te has animado a seguir una dieta de este tipo y no te fías de los resultados, quizás te interese saber que durante todo el mes de Octubre de 2015, Amazon tiene una oferta increíble con un 75% de descuento comprando la versión electrónica del libro Adelgazar sin Milagros, que puedes encontrar pinchando aquí o pulsando sobre el enlace que aparece un poco más abajo.

¿Qué te ha parecido esta receta?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico las próximas recetas que vaya publicando dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Comparte esta receta

¿Qué significan las fases de los productos CiaoCarb?

Visita a la fábrica de CiaoCarb

Desde que visité la fábrica de CiaoCarb en verano de 2015 ha llovido mucho y esta gama de alimentos que entonces tenía una presencia testimonial en España ahora se encuentra con relativa facilidad. Indudablemente, FoodItalia, la empresa fabricante de estos productos, ha hecho un magnífico trabajo desarrollando la nueva imagen y el empaquetado más moderno que ahora acompaña a los productos, algo que ha colaborado enormemente a la aceptación de los mismos. Simultáneamente, los precios han ido bajando y la disponibilidad de los productos se ha hecho cada vez más fuerte. Sin embargo, siento que queda una asignatura pendiente en el tema de la comunicación. No pasa una sola semana sin que una o varias personas me pregunten acerca de las tres fases de los productos CiaoCarb y sobre cuál pueden incorporar a su dieta para adelgazar. Hoy voy a dedicar unas líneas a explicar de manera sencilla lo que significan y cómo se utilizan cada una de las tres fases de los productos CiaoCarb.

Las 3 Fases de los productos CiaoCarb

Snacks dulces CiaoCarb para adelgazarLos productos CiaoCarb están divididos en 3 fases, cada una identificada por un color. La Fase 1 de productos CiaoCarb, o fase hiperprotéica, está identificada con el color rojo. La Fase 2 de productos CiaoCarb, o fase de fibra, está identificada por el color naranja. Por su parte, la Fase 3 de Productos CiaoCarb, o fase balanceada, se identifica por el color verde y también se llama Nutriwell. Ahora, veamos en detalle cual es el objetivo de cada una de estas fases y cómo podemos utilizarlas dentro de nuestra alimentación.

CiaoCarb Fase 1: Hiperproteica

Los productos CiaoCarb de la fase 1 se caracterizan por ser hiperproteicos, o sea, por tener muy alto contenido en proteínas, con un aporte moderado en fibra, bajo en grasa y muy bajo en carbohidratos. La mayoría de los productos de la Fase 1 de CiaoCarb tienen menos de un 10% de carbohidratos, aunque la pasta está un poco por encima de esos valores. Sin embargo, como la ración habitual de los productos CiaoCarb es de 50g, incluso aportando un 10% de carbohidratos, es bien difícil ingerir más de 4 o 5 gramos de carbohidratos en una sola comida.

Protopasta Fusilli CiaoCarb de fase 1La Fase 1 de productos CiaoCarb se compone de pastas (Protopasta Fase 1), Bollería (panes) y galletas, así como especialidades de chocolate. La proteína de estos productos proviene de diversas fuentes como el gluten de trigo, el huevo, la leche, el arroz o el guisante. Cuando hablamos de alimentos hiperprotéicos, queremos decir que tienen una cantidad muy elevada de proteína. Por ejemplo, la pasta de la fase 1 de CiaoCarb contiene un 60% de proteína, lo que significa que una ración de sólo 50 gramos nos aporta 30 gramos de proteína. Aunque muchas personas la identifican con una fase de “choque” o “ataque” para la pérdida de peso, lo cierto es que está diseñada específicamente para la musculación. Lógicamente, también se puede usar para adelgazar sustituyendo carbohidratos por proteínas, pero como pronto veremos, para eso es quizás más interesante la fase 2.

Crema de chocolate sin carbohidratosEl espítiru de los productos de la Fase 1 de CiaoCarb es sin duda el gimnasio y el deporte intenso y de este modo pueden usarse sus productos tanto antes como después de los entrenamientos o incluso intercalados con otros alimentos en las dietas que buscan la definición muscular. Este es el motivo por el que la mayoría de alimentos de esta fase, además de ser muy bajos en carbohidratos, son bajos en grasa también. Aunque la Fase 1 de alimentos CiaoCarb aporta fibra, no se trata de un aporte tan significativo como en otras fases. Los productos estrella de esta fase son el Cruasan de la fase 1 (Protobrio Stage 1), la pasta proteica (Protopasta Stage 1) y los chocolates proteícos (Protochoc). Puedes ver todos los alimentos de la fase 1 de CiaoCarb pinchando aquí.

CiaoCarb Fase 2: Fibra

Piquitos largos Low-Carb de CiaoCarbLos productos CiaoCarb de la fase 2 se caracterizan por sus buenos aportes de proteína y fibra. Algunas personas piensan erróneamente que la Fase 2 de alimentos de CiaoCarb no contiene una cantidad significativa de proteína, pero esto es absolutamente erróneo. Si bien no se trata de una fase hiperproteica, se trata sin duda de una gama de productos cuyo pilar principal es la proteína, aunque no tenga cantidades tan elevadas de esta como la fase 1, que recordemos que es hiperprotéica. Por ejemplo, y por seguir con la pasta que discutimos hace un momento de la fase 1, la pasta de la Fase 2 contiene un 30% de proteína (la mitad que la de la fase 1) y a cambio incorpora un 33% de fibra (contra el 8% que aporta la de la fase 1). De este modo, el aporte de proteína sigue siendo considerable, más incluso que alimentos frescos como la carne, pero no llega a ser del todo hiperprotéico. Una ración de 50 gramos de esta pasta nos aportaría 15 gramos de proteína, lo que es adecuado para la mayoría de personas, a tiempo que más de 16 gramos de fibra. Eso sí, tiene algo más de carbohidratos que la fase 1, en concreto 10 gramos de carbohidratos por ración. Incluso siendo más del doble de lo que habitualmente recomiendo por ingesta para personas que quieren adelgazar, esta pasta es mi favorita para los niños.

Pan sin carbohidratos CiaoCarb Protobread Fase 2La fase 2 de alimentos CiaoCarb, además de la pasta, se compone de panes, galletas y snacks. Creo que la mayoría de ellos tienen valores muy adecuados para la pérdida de peso y, desde luego, por su equilibrio proteína-fibra, son en mi opinión muy adecuados para niños. Muchos de los productos de la fase 1 también están disponibles en la fase 2 y algunos, como el caso de las Prototoast, tienen menos carbohidratos en la fase 2 que en la fase 1. Por ejemplo, el bollito de pan Protobun sabor natural de la fase 1 tienen un 10% de carbohidratos (5g por unidad) mientras que el de la fase 2 tiene un 8% (4g por unidad).

Tanto la fase 1 como la fase 2 son muy reducidas en carbohidratos y sólo la pasta se sale un poco de la norma, pero tampoco demasiado. En cualquier caso, no creo que si estás intentando adelgazar sea buena idea alimentarte exclusivamente con estos productos. Al contrario, considero que son buenas ayudas puntuales dentro de una dieta en la que tienen que primar los alimentos frescos. Por ejemplo, acabo de publicar una receta de Huevos Benedict en el blog del libro Cocinar sin Carbohidratos, en la que los huevos y la mantequilla son el ingrediente principal del desayuno en el que usamos el Protobun de CiaoCarb para darle forma a la receta. Si quieres ver todos los productos de la fase 2 de CiaoCarb puedes hacerlo pinchando aquí.

CiaoCarb Fase 3: Nutriwell

Pasta penne sin carbohidratos de CiaoCarbLos productos CiaoCarb de la fase 3, también llamada Nutriwell, son productos con un reducido contenido en carbohidratos con respecto a los productos tradicionales. Están orientados a personas que no tienen problemas de sobrepeso o que simplemente quieren reducir moderadamente su ingesta de carbohidratos sin llegar realizar dietas cetogénicas. También pueden ser adecuados para personas que realizan bastante deporte de fondo, pues además de proteína y grasa aportan una cantidad de carbohidratos que pueden ser de interés en el principio del entrenamiento. Por ejemplo, los Spaghetti Nutriwell aportan un 60% menos de carbohidratos que los espaguetis convencionales. Sin embargo, esto significa que aportan un 25% de carbohidratos, que en mi opinión ya está bastante por encima de las necesidades reales de las personas que necesitan adelgazar. A cambio, su palatabilidad es la mejor de toda la gama de productos, pues la pasta Nutriwell, llamada Maccarozone es ligeramente más tierna que la de la fase 2 y considerablemente más tierna que la de la fase 1. Las galletas Nutriwell, llamadas Biscozone, son también muy parecidas en sabor y textura a las galletas tradicionales, aunque aportan sólo un 36% de hidratos de carbono, aproximadamente menos de la mitad que las galletas tradicionales.

Esta fase también la veo muy interesante para los niños en momentos de alto desgaste físico, pues la energía inmediata de esos carbohidratos puede ser interesante en situaciones de competición infantil, campamentos u otras actividades propias de los niños que conlleven un alto desgaste físico.

La calidad de los productos CiaoCarb

Visitando la línea de producción de Ciao Carb

Visitando la línea de producción de Ciao Carb en Pescara, Italia

Independientemente de que hablemos de alimentos de la fase 1, de la fase 2 o de la fase 3 de CiaoCarb, lo que puedo garantizar personalmente, porque he estado en la fábrica en persona, es que se trata siempre de alimentos de alta calidad en los que usan ingredientes de primerísima línea preparados por personal cualificado y usando métodos tradicionales como el secado en bandeja de madera para la pasta. Por citar algún ejemplo, tanto el pan proteico Protobread como los chocolates proteícos Protochoc de CiaoCarb llevan entre sus ingredientes Aceite de Oliva Virgen Extra. En esta comparativa entre el huevo de chocolate de CiaoCarb y el huevo Kinder Sorpresa queda bastante evidenciado lo que quiero decir con respecto a la calidad de los productos y sus ingredientes.

Si te resulta interesante, ¡suscríbete!

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable y ejercicio dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.

Los 6 peores aditivos que usan en los alimentos

Aditivos AlimentariosA raíz de una llamada de una periodista que está preparando un reportaje para Cuatro TV y quería información sobre algunas cosas relacionadas con los aditivos que usa la industria alimenticia, se me ha ocurrido escribir este artículo sobre los 6 peores aditivos que usan en los alimentos los fabricantes de la industria alimenticia. Desde luego, esta lista de los 6 peores aditivos alimenticios no es exclusiva ni exhaustiva, o sea, ni son todos los que están en la lista ni en la lista están todos los que son potencialmente nocivos, pero creo que sería un buen comienzo tratar de quitar estos seis de nuestra lista de la compra. Si lo necesitas, puedes encontrar una explicación más completa aquí y una lista de todos ellos aquí. En general, no debes asustarte porque haya un número E-XXX en una lista de ingredientes, pero debes investigarlo para ver de qué se trata.

Los aditivos que usan en los alimentos los fabricantes, en ocasiones vienen identificados por su nombre común, en ocasiones por su nombre científico y en otras ocasiones por un número precedido de la letra E. De este modo, la Sacarina (que yo considero bastante inocua por cierto) puede llamarse simplemente Sacarina, puede denominarse Sulfamida Benzoica o puede esconderse bajo la denominación técnica E-954. Cualquiera de estas denominaciones se refieren expresamente al mismo producto. Por ello, al leer el etiquetado debemos tener especial cuidado de que que no nos incluyan algún aditivo que tratamos de evitar usando un nombre o denominación que no estemos acostumbrados a ver. Por ejemplo, nuestro primer elemento de la lista de los 6 peores aditivos, el azúcar blanco, a veces se referencia como sacarosa, que es el nombre científico de este diglicérido. Todos los nombres entre paréntesis son distintas denominaciones del mismo producto.

Lista de los 6 peores aditivos que usan en los alimentos

  1. Azucar en los productos BicenturyAzúcar Blanco (sacarosa): Sin duda se trata del enemigo invisible. En algunos estudios en EEUU se ha demostrado que más del 80% de los alimentos procesados que se venden en un supermercado contienen azúcar. En España -y según la Universidad de Barcelona- el 75% del azúcar que consumimos está presente como aditivo alimenticio en las fórmulas de los alimentos procesados que compramos. Su uso continuado a largo plazo puede síndrome metabólico, diabetes, obesidad y puede además producir enfermedades degenerativas, cardiovasculares y nerviosas. En mi opinión, el peor aditivo que existe porque está presente en una cantidad descomunal de alimentos.
  2. Grasas Hidrogenadas: Soy un defensor del consumo de todo tipo de grasas en la dieta, con una única excepción, las grasas hidrogenadas. Una gran cantidad de estudios que han logrado demostrar que el consumo de grasa es perjudicial para el Ser Humano se han llevado a cabo usando grasas hidrogenadas. La hidrogenación de las grasas se usa desde mediados del siglo pasado para cambiar su estructura molecular, lo que produce, por ejemplo, la solidificación de grasas que de otro modo estarían líquidas, o incluso su cambio de color. Se han usado mucho en la bollería industrial y en la fabricación de margarinas. Desafortunadamente, ahora sabemos que el consumo de grasas hidrogenadas produce graves problemas cardiovasculares que, en muchas ocasiones, precipitan la muerte de los pacientes. Puedes ver un ejemplo de grasa hidrogenada de consumo masivo en este artículo anterior.
  3. Jarabe de Maiz de Alta Fructosa (HFCS, High Fructose Corn Syrup, glucosa-fructosa, isoglucosa y jarabe de glucosa-fructosa): Se trata de una forma de azúcar muy dañina para el organismo, pues es síntesis es un jarabe concentrado de alta fructosa que se asimila a gran velocidad y se procesa mayoritariamente en el hígado, lo que tiene una repercusión negativa en otras funciones hepáticas pues para procesar fructosa el hígado deja de hacer otras cosas muy importantes para nuestro organismo. Su consumo, además de producir los mismos efectos que el azúcar blanco, puede aumentar el ácido úrico y los triglicéridos. Es el ingrediente base de la mayoría de los refrescos azucarados, lo que lo convierte en un ingrediente muy presente en la dieta de muchas personas.
  4. Glucosa (dextrosa): Se trata de uno de los dos monosacáridos que componen el azúcar, la sacarosa. Una buena parte de los alimentos que ingerimos acaba convertido en glucosa que nuestras células usan como energía. Sin embargo, su exceso en nuestra sangre es tóxico, como explico con detalle en el libro Adelgazar sin Milagros. Cuando consumimos alimentos que se convierten muy rápido en glucosa (tienen alto índice glucémico) o directamente consumimos glucosa, el nivel de esta en nuestra sangre aumenta peligrosamente y el organismo segrega una sustancia llamada insulina para transportar el exceso de glucosa al hígado y convertirla en grasa, que después almacena en nuestros michelines. Por lo tanto, su consumo directo y el de los alimentos que la contienen fomenta la obesidad además de otros problemas serios de salud. Nuestro organismo está diseñado para fabricar glucosa a partir de los alimentos, no para ingerir grandes cantidades de ella como aditivo de los alimentos.
  5. Fructosa (levulosa): Es el otro monosacárido que forma el azúcar junto con la glucosa. Aunque se pensaba que era un edulcorante más sano que la glucosa, nada más lejos de la realidad. Al igual que su derivado, el Jarabe de Maiz de Alta Fructosa, el consumo excesivo de fructosa puede desencadenar graves problemas de salud, en especial cuando se usa como aditivo de nuestros alimentos. Además, ciertas personas tienen problemas al absorber la fructosa y padecen graves indigestiones y problemas de salud al consumirla, y se dice que sufren Intolerancia a la Fructosa. Ya he conocido algún caso de esta intolerancia que se ha desarrollado en niños de mediana edad cercanos a mi familia, ¿quizás por su consumo excesivo como parte de los refrescos? Valdría la pena investigarlo.
  6. Cochinilla Roja que crece en los cactusCochinilla (ácido carmínico, carmín, carmine, E120, C.I.75470, Natural Red 004): Se trata de un colorante alimentario que se extrae de insectos, principalmente cochinilla, que también se usa en la industria cosmética. En mi opinión, no es ni por asomo tan dañino como los cinco anteriores, pero he decidido incluirlo en esta lista porque, aunque a priori sólo está asociado históricamente con reacciones alérgicas y anafilaxia, recientemente se le está relacionando directamente con problemas nerviosos en los niños. Por lo tanto, si tienes hijos, mejor tratar de evitarlo. La HACSG directamente NO recomienda su uso en niños en general, padezcan trastornos o no.

Probablemente estabas esperando que en la lista hubiese aditivos con nombres exóticos como Benzoato de Sodio o incluso rimbombantes como el Glutamato Monosódico. Quizás esperabas que estuvieran los sospechosos habituales como el ciclamato o el aspartamo. Sin embargo, considero que el problema principal radica en la cantidad que se ingiere y difícilmente alguien ingiere suficiente cantidad de aspartamo (como explico aquí) como para que esto le presente un problema de salud. Sin embargo, si es relativamente sencillo ingerir grandes cantidades de los que he incluido en esta lista de los 6 peores aditivos, especialmente de los cinco primeros.

De modo que ya sabes, si uno de tus propósitos de año nuevo era comer mejor, puedes comenzar por tratar de reducir o directamente eliminar estos ingredientes y aditivos de tu lista de la compra. Para localizar estos 6 peores aditivos en tus alimentos tendrás que leer con detenimiento los ingredientes de los productos que compres, pero recuerda que no tienes que hacerlo cada vez. Si la primera vez que lo localizas en un alimento dejas de comprarlo, te resultará sencillo ir creándote un patrón de compra que evite estos 6 aditivos con cierta facilidad y naturalidad.

Si te resulta interesante, ¡suscríbete!

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable y ejercicio dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.