Receta de Tarta de Chocolate sin Carbohidratos
¿Te apetece una tarta de chocolate pero no puedes tomarla porque estás a dieta? Aquí tienes una receta para prepararla sin azúcares, harinas ni carbohidratos en general.
Raciones Tiempo de preparación
16Raciones 20Minutos
Tiempo de cocción
40Minutos
Raciones Tiempo de preparación
16Raciones 20Minutos
Tiempo de cocción
40Minutos
Instrucciones
  1. Para empezar, preparamos el bizcocho de chocolate siguiendo las instrucciones en el paquete. Yo he mezclado dos paquetes para obtener un bizcocho de mucho diámetro y mucha altura, pero se puede hacer perfectamente la receta usando un solo paquete de preparado para bizcocho, lógicamente usando solo la mitad del aceite de coco y un solo huevo en lugar de dos. Yo uso aceite de coco para hacer el bizcocho porque me gustan sus propiedades y porque el aroma y sabor del coco en el bizcocho de chocolate casan muy bien. Cuando tengamos el bizcocho listo lo dejamos enfriar sobre una rejilla para que no se humedezca por abajo.
  2. Cuando tengamos el bizcocho frío lo partimos en dos mitades de manera horizontal, para poder añadirle una capa de relleno. En esta ocasión, como mis hijos son muy chocolateros, he usado la crema de chocolate muy baja en carbohidratos de CiaoCarb, pero si hubiese sido una tarta para adultos es probable que hubiera optado por usar, una mermelada de frambuesa sin azúcares añadidos, una combinación increíble con el bizcocho de chocolate, o incluso la misma pero de fresa. El caso es hacer un poco de relleno cremoso al bizcocho. Otra opción podría ser preparar con Sukrin Melis, un poco de leche, un café e incluso unas gotas de brandy, un falso almíbar para emborrachar el bizcocho.
  3. Volvemos a poner la parte superior del bizcocho sobre el relleno y en un cazo derretimos las tabletas de protochoc, que previamente habremos partido en pastillas, añadiendo un poquito de leche para facilitar la disolución. A mí me gusta el sabor del protochoc sin más, pero a mis hijos les resulta ligeramente amargo, así que le añado un poco de sukrin en polvo (melis) cuando se está derritiendo reservando unos gramos para la decoración final.
  4. Una vez que esté derretido lo usamos como cobertura del bizcocho, cubriéndolo por completo y metiéndolo en la nevera para que se endurezca. La cobertura quedará dura pero no crujiente, así que no hace falta hacerla especialmente gruesa (salvo que nos guste mucho el chocolate 🙂 )
  5. Para adornar la tarta de la foto hice un poco de nata montada a la que le añadí unas gotas de edulcorante líquido y cacao en polvo sin azúcar hasta obtener el sabor de la trufa. Primero batí la nata fría hasta que comenzó a ponerse espesa. En ese momento añadí el edulcorante líquido y continué batiendo hasta que se montó, momento en el cual añadí el cacao en polvo y continué hasta que acabó de coger la textura adecuada. Después la metí en una manga pastelera y la dejé en la nevera hasta momentos antes de servirla. Como veréis en la foto, soy absolutamente inútil a los mandos de una manga pastelera, jajajaja, pero lo que cuenta es el sabor supongo 😉
Notas de la receta

¿Te ha gustado esta sencilla receta sin carbohidratos?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.