Receta de Pinchitos Morunos de Cordero
Una sencilla receta de pinchitos morunos de cordero llena de sabores y aromas de oriente que es compatible con nuestro plan nutricional para adelgazar.
Raciones Tiempo de preparación
4Raciones 20Minutos
Tiempo de reposo
24Horas
Raciones Tiempo de preparación
4Raciones 20Minutos
Tiempo de reposo
24Horas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Para empezar retiramos el exceso de grasa de la pata de cordero. Aquí la palabra clave es exceso. Los pinchitos de cordero deben tener algo de grasa que luego se derretirá en la parrilla, pero tampoco hace falta que dejemos toda la grasa y se convierta en una comida excesivamente grasienta. Ya sabéis que no hay que tener miedo a las grasas, y menos cuando queremos adelgazar, pero si no retiramos un poco de la grasa y cocinamos en la barbacoa con carbón, el exceso de grasa derretida provocará llamas que acabarán quemando los pinchitos. Como veréis, retiro parte de la grasa (los tacos más duros y gruesos) pero dejo parte de la grasa en la carne para que se derrita al cocinarlos.
  2. Después vamos partiendo la carne en dados de entre 3 y 3 centímetros de lado. Una vez que tenemos la carne preparada nos ponemos con la preparación del aliño.
  3. Para el aliño, tenemos que trocear media cebolla en trozos finos y pequeños y los dientes de ajo en pequeñas láminas. Para el aliño, yo os recomiendo acudir a una tienda de especias como las que suele haber en todos los mercados, en lugar de utilizar el preparado que viene en pequeños botes y venden en el supermercado. Para 2 kilos de carne tendréis que utilizar al menos 50 gramos de especias o más, según la intensidad de sabor que queráis.
  4. En un cuenco lo suficientemente grande como para que entre la carne y todo el aliño ponemos el aceite de oliva, las especias, el perejil, el ajo y la cebolla y lo mezclamos todo bien con una paleta de madera. Una vez que esté todo mezclado procedemos a añadir la carne que previamente habremos salado ligeramente. Cuando la mezcla sea homogénea, cubrimos el cuenco con papel film y lo dejamos reposar en la nevera unas 24 horas. Por tanto, para hacer esta receta deberéis dejarla en este punto un día antes de cocinarla. Con esto conseguimos que los sabores penetren en la carne y los aromas de la carne de cordero rebajen su intensidad.
  5. Cuando vayáis a pinchar la carne en las brochetas al día siguiente, aseguraros de que usáis guantes de latex desechables. El condimento de los pinchitos mancha mucho de amarillo y sale de las manos con dificultad cuando ha impregnado la piel, así que si no queréis pasar una semana con las manos amarillas, os recomiendo el uso de guantes quirúrgicos.
Notas de la receta

Creo que el resto no tengo que explicarlo… Estos pinchitos salen igual de buenos haciéndolos en una barbacoa eléctrica porque el aroma y sabor predominante no es el del carbón, sino el del aliño. Estos que preparé ayer y he cocinado hoy los he hecho en un grill eléctrico que tengo dentro de la cocina, no en una barbacoa, y como veréis el resultado es bastante bueno. Como he dicho al principio, os puede gustar servirlos sobre una base de falso arroz Slim Pasta. También podéis usar los pinchitos pasados por la plancha para preparar la receta que colgué hace poco de Arroz al Curry con Ternera y Cerdo, sustituyendo estas carnes por cordero y las especias por el curry.

¿Te ha gustado esta sencilla receta sin carbohidratos?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico más recetas y los próximos artículos que escriba sobre alimentación sana dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo clic. Además, solo por suscribirte al blog podrás leer dos capítulos de mi libro La gran mentira de la nutrición de manera absolutamente gratuita, que creo que te gustarán bastante si tienes interés en cuidarte o cuidar de tu familia. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.