Adelgazar comiendo a media mañana

Lacón Natural con aceite de oliva y pimentón dulce

Lacón Natural con aceite de oliva y pimentón dulce

Una de las comidas más importantes del día para mí es la que hago a media mañana. Además de aportarme una nueva dosis de combustible -que se traduce en energía-, me sirve para no llegar a la comida del medio día con ansiedad ni hambre excesiva. A la hora de adelgazar, es importante que las comidas no se hagan con ansiedad pues lo único que conseguiremos es saciar a medias dicha ansiedad comiendo mucho más de lo que realmente necesitamos.

Por regla general, lo ideo es comer cada tres horas aproximadamente. En mi caso, como suelo desayunar entre las 7 y las 8 de la mañana, mi comida de media mañana es entre las 10 y las 10:30. Cuando estoy en la oficina me tomo cualquier cosa que me haya llevado de casa, desde una lata de atún en aceite hasta un poco de queso fresco o incluso un batido de proteínas con salvado de trigo y aceite. Sin embargo, cuando trabajo desde casa como hoy, prefiero tomarme algo distinto que requiera, aunque sea, una mínima elaboración.

En el libro digo que en la variedad está la diversión y francamente creo que una de las claves para ser fiel a un plan nutricional es conseguir tener una amplia variedad de alimentos cocinados de manera distinta dentro del plan. Sirva como ejemplo que hoy, a media mañana, me he comido este plato de lacón natural con aceite de oliva y pimentón dulce. Ni que decir tiene que me ha proporcionado, además de energía y vitalidad, una experiencia gastronómica de primer nivel. Adelgazar no tiene que estar reñido con el buen comer.

4 comments for “Adelgazar comiendo a media mañana

Deja un comentario constructivo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.